Domingo, 05 de Julio 2020

Las calles tapatías, medio desiertas por paro "Un día sin mujeres"

Algunos restaurantes, camellones y negocios sufren la ausencia del personal femenino; varias de ellas asisten de manera "voluntaria"

Por: Sergio Blanco

En buena parte de los restaurantes, tanto de Chapultepec como los ubicados en el Centro, también se veían mujeres que laboraban como en otros días, aunque el movimiento de clientes era menor también. EL INFORMADOR / S. Blanco

En buena parte de los restaurantes, tanto de Chapultepec como los ubicados en el Centro, también se veían mujeres que laboraban como en otros días, aunque el movimiento de clientes era menor también. EL INFORMADOR / S. Blanco

La zona del centro de Guadalajara presenta poca fluidez de personas; en su mayoría, hombres.

La zona del centro de Guadalajara presenta poca fluidez de personas; en su mayoría, hombres.

Algunos negocios se unieron al paro

Algunos negocios se unieron al paro "Un día sin mujeres". EL INFORMADOR / S. Blanco

El movimiento en la ciudad no fue el de un lunes cualquiera. EL INFORMADOR / S. Blanco

El movimiento en la ciudad no fue el de un lunes cualquiera. EL INFORMADOR / S. Blanco

La zona de Chapultepec en Guadalajara luce semi vacía, tras el paro

La zona de Chapultepec en Guadalajara luce semi vacía, tras el paro "Un día sin mujeres". EL INFORMADOR / S. Blanco

A ratos, las calles incluso se vaciaban de vehículos, inusual para un lunes de congestionamiento vial. EL INFORMADOR / S. Blanco

A ratos, las calles incluso se vaciaban de vehículos, inusual para un lunes de congestionamiento vial. EL INFORMADOR / S. Blanco

Las calles lucían desoladas a ratos, con una decena de personas por cuadra, hombres, más que nada. EL INFORMADOR / S. Blanco

Las calles lucían desoladas a ratos, con una decena de personas por cuadra, hombres, más que nada. EL INFORMADOR / S. Blanco

"No sé si has notado, pero las calles se ven vacías, todo se relajó demasiado, comentó Ricardo Flores, encargado del estacionamiento sobre Chapultepec y Lerdo de Tejada, que por la mañana lucía con pocos autos. "A esta hora mínimo tengo la mitad, y mira", señaló. Según él, de cada diez mujeres que llegaban por la mañana, hoy ha visto a cuatro. 

El movimiento de la ciudad no fue el de un lunes cualquiera este 9 de marzo, pues el paro de mujeres de “Un día sin nosotras” sí influyó al punto de que parecía ser un día feriado, solo que con muchas menos mujeres. Por las aceras, por los camellones, se veían caminar más que nada hombres entre algunas cuantas de ellas que aparecían esporádicamente. 

"Está bien porque es como levantar la voz por todas las demás”

Por doquier se hallaban negocios cerrados; algunos otros, sin mujeres, aunque otros tantos sí pidieron a sus trabajadoras laborar, como en una cadena de tiendas de venta de telas. "Pues era venías a trabajar o... vienes a trabajar o... pues pierdes tu trabajo", confesó una empleada. 

En buena parte de los restaurantes, tanto de Chapultepec como los ubicados en el Centro, también se veían mujeres que laboraban como en otros días, aunque el movimiento de clientes era menor también. 

María Fernanda, empleada en una churrería, manifestó que estaba de acuerdo con el paro, aunque en su caso ella asistió de manera voluntaria. "Está bien porque es como levantar la voz por todas las demás. Sí estoy con ellas y mi jefe me dio la opción de trabajar, pero sí quise venir. De la casa para acá se nota muchísimo la diferencia, el tráfico, pocas mujeres en el camión". 

A otras no les dieron siquiera la opción de no asistir, como a María, una empleada de limpieza que aseaba el piso afuera de la librería del Fondo de Cultura Económica. 

"No me dijeron nada, vine a trabajar como siempre porque nunca me dicen si puedo faltar y si falto no sé si me lo descontarán". 

Aunque no consideró que el paro repercuta en un cambio significativo en el respeto y los derechos de las mujeres, después admitió que esta acción revela la importancia de su papel en la sociedad. 

"Todo sea por una buena causa, no nos agüitamos"

"Las mujeres hacen falta mucho en todos los ámbitos, somos necesarias en todas partes, las mujeres hacen mucho trabajo, son parte esencial del mundo y de los hombres. Es una parte que los hombres necesitan". 

A ratos, las calles incluso se vaciaban de vehículos, inusual para un lunes de congestionamiento vial, como Vallarta. El Paseo Alcalde también lucía desolado a ratos, con una decena de personas por cuadra, hombres, más que nada. 

Jésica aseguró que, en el centro telefónico donde labora, sí les permitió a las empleadas no asistir este 9 de marzo, aunque ella y su amiga Fany decidieron acudir porque se trataba de una capacitación. "Hoy faltaron muchas", dijo la primera. 

"Estoy a favor del paro porque es hora de que se den cuenta de que hacemos falta tanto en casa como en el trabajo y en la calle, somos más mujeres que hombres", señaló Fany. 

Jésica también dijo que estaba a favor, con excepción de las pintas, lo que no le parece. "Las pancartas está bien, pero rayonear las estatuas no es justo, porque el ayuntamiento va a mandar mujeres a limpiar". 

En la estación de servicio en Américas y Garibaldi no había despachadoras, aunque no cerraron bombas pues los varones fueron llamados a doblar turnos para suplir la ausencia de sus compañeras.  

"Todo sea por una buena causa, no nos agüitamos", aseguró uno de ellos, quien le tocó laborar de las 06:00 a las 22:00 horas.

AC

Temas

Lee También