Sábado, 13 de Abril 2024
Estilo | Belleza

¿Labios resecos? Usa este exfoliante natural para nutrirlos

Puedes crear tu propia mezcla para exfoliar tus labios, para que estos luzcan más saludables e hidratados

Por: Angélica Dueñes

Existen varios factores externos que pueden causar resequedad en nuestros labios. ISTOCK/Konstantin Postumitenko

Existen varios factores externos que pueden causar resequedad en nuestros labios. ISTOCK/Konstantin Postumitenko

El cambio drástico de temporada, la deshidratación y la contaminación atmosférica pueden causar resequedad en distintas partes del cuerpo, hasta en una zona más sensible como lo son el rostro y los labios.

Una manera de mantener los labios suaves, hidratados y de aspecto saludable, es mediante exfoliación. Esto ayuda a regenerar la piel de forma más rápida, eliminando la primera capa de impurezas, dejándola más preparada para absorber los nutrientes y los principios activos de los bálsamos labiales. Además, la exfoliación estimula la oxigenación de las células.

Todo dependerá de tu tipo de piel para saber con qué frecuencia puedes realizarte la exfoliación sin lastimar tus labios y sea contraproducente, lo recomendado es que sea una vez a la semana o cada 15 días.

¡Lo mejor de todo! Puedes hacer tu propio exfoliante muy fácil y de forma casera, esta pequeña mezcla te ayudará a que su aspecto sea más saludable:

¿Qué necesitas?

  • Aceite de almendras
  • Azúcar morena
  • Vaselina

No es necesario tener los ingredientes en gran cantidad, ya que estos serán mezclados en un contenedor pequeño. Estos son los pasos a seguir:

1. Llena dos tercios de un contenedor pequeño con azúcar morena

2. Mezcla un poco de vaselina en la azúcar morena

3. La mezcla debe agruparse a medida que el azúcar absorbe la vaselina dejando espacio para agregar más.

UNSPLASH/Brittney Weng

4. Si deseas que la mezcla sea áspera y suelta, no húmeda; debes agregar más azúcar.

5. Una vez que tengas una mezcla áspera, agrega una gota de aceite de almendras.

6. Sigue mezclando hasta lograr una mezcla rígida y compacta que se sienta arenosa y áspera.

7. ¡Listo!

Este procedimiento es increíblemente flexible, puedes ajustar la consistencia de un exfoliante áspero a un bálsamo labial suave, o incluso agregar aromas o saborizantes como menta o vainilla.

Puedes sustituir el aceite de almendras por aceite de oliva o también usar un azúcar diferente. Si eres de piel sensible, opta por una fórmula más ligera similar a un bálsamo con partículas de azúcar exfoliante. Siéntete libre de jugar con eso.

AD

Temas

  • Belleza
  • Skincare
  • Cuidado de la piel

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones