Domingo, 09 de Agosto 2020

Estados retoman restricciones y frenan reapertura por aumento de COVID-19

Gobiernos locales han optado por sanciones como multas, arrestos y hasta prisión por omisión a las medidas sanitarias

Por: Rodrigo Rivas Uribe

Luego del aumento de la movilidad y la tasa de mortalidad, el Gobierno de Jalisco frenó la apertura de sectores económicos. EL INFORMADOR/F. Atilano

Luego del aumento de la movilidad y la tasa de mortalidad, el Gobierno de Jalisco frenó la apertura de sectores económicos. EL INFORMADOR/F. Atilano

Luego de iniciar con la reapertura de su economía, diferentes Estados del país han tenido que volver aplicar medidas restrictivas por aumento de contagios de COVID-19.

Tras comenzar en junio pasado con la fase de reactivación económica; Nuevo León registra un repunte de casos por lo que volvieron a aplicar medidas como restringir la presencia de personas en la vía pública a partir de las diez de la noche. Aunque autoridades estatales negaron que se trate de un toque de queda, sólo se puede circular para ir a comprar alimentos o medicamentos, acudir a atención médica o a centros de asistencia social. Siguen cerrados gimnasios, cines y parajes turísticos.

El pasado 29 de junio entró en vigor una reforma la legislación local que sanciona con pena de tres meses a tres años de prisión a quien teniendo conocimiento de que padece una enfermedad grave transmitible ponga la salud de otra persona en peligro de contagio.

Por su parte, el Gobierno de Baja California Sur determinó no continuar con la reapertura de sectores económicos por el aumento de casos. De acuerdo con medios locales, en los primeros 18 días de reactivación los contagios aumentaron cien por ciento.

Luego del aumento de la movilidad y la tasa de mortalidad, el Gobierno de Jalisco frenó la apertura de sectores económicos y anunció la posibilidad de volver al confinamiento obligatorio en caso de que la ocupación hospitalaria llegue a 50% o si la tasa de incidencia semanal es de 400 contagios por cada millón de habitantes.

En el caso del Estado de México, el Ayuntamiento de Toluca aprobó esta semana la aplicación de multas de hasta dos mil 606 pesos y arrestos de hasta 23 horas a quien no utilice cubrebocas en espacios públicos.

La Ciudad de México, que entró en semáforo naranja luego de que bajó la ocupación hospitalaria, metió reversa a la reapertura del centro histórico y aplica ingresos escalonados según los apellidos. Hoteles, restaurantes, centros religiosos y parques pueden operar a un 30% de su capacidad.

En municipios de Sonora como Caborca, Arizpe y Guaymas; han aplicado el toque de queda. Por su parte en Oaxaca localidades como San Pedro Apóstol, Ocotlán aplicaron restricciones de ingreso a personas ajenas a las comunidades. 

NR

Coronavirus

Temas

Lee También