Sábado, 04 de Febrero 2023

Tapatíos ven negocio en plaga de bolardos

Peatones descalifican los postes cilíndricos que se han instalado de forma discrecional en calles y plazas públicas en la ciudad

Por: El Informador

Estorban. Ciudadanos se quejan de la mala distribución de los bolardos; en la calle de Santa Mónica colocaron tres piezas a la mitad de la banqueta, quitan espacio y representan riesgo para los peatones. El Informador/ A. Camacho

Estorban. Ciudadanos se quejan de la mala distribución de los bolardos; en la calle de Santa Mónica colocaron tres piezas a la mitad de la banqueta, quitan espacio y representan riesgo para los peatones. El Informador/ A. Camacho

Los bolardos instalados en las calles y plazas públicas son un “negocio de unos cuantos y no protegen al peatón”, refiere María Estrada, quien labora en el Centro tapatío. Alberto Morales señala que son contaminación visual, en lugar de mejorar la fisonomía de zonas turísticas. “Observo que tal cantidad es contaminación a la ciudad, pero lo quieren imponer como un mal necesario para proteger a los peatones”. Alejandro Meza dice que “hay hasta siete bolardos en una esquina poco transitada… por eso alguien está haciendo un negociazo. Es descarado y ridículo tanto tubo”. Linker Flores añade: “Estamos de visita en Guadalajara y aquí en el Centro Histórico sí estorban estas estructuras. Los conductores ni las ven y terminan dañándolas”.

Se entrevistaron a 50 peatones en el primer cuadro de Guadalajara y coinciden en lo anterior; además, un sondeo en la página www.informador.mx expone el malestar por la proliferación de bolardos. Ante la pregunta: ¿Qué opina del aumento de la instalación de bolardos en calles y plazas? En total hubo tres mil 283 votos. En el ejercicio, dos mil 404 cibernautas contestaron que “es negocio de autoridades y proveedores”, mientras que 879 respondieron que “protegen al peatón”. Siete de cada 10 se quedan con la primera opción de que es un negocio de autoridades con proveedores.

Mientras el Gobierno de Jalisco y los Ayuntamientos del Área Metropolitana de Guadalajara ocultan el desembolso en estos postes cilíndricos -argumentan que pagan montos totales por las obras viales y que son las empresas constructoras las que compran los bolardos a los proveedores-, un conteo realizado por esta casa editorial en el Polígono A del Centro Histórico tapatío dio cuenta de cuatro mil 935 postes, con un gasto de más de nueve millones 870 mil pesos, si consideramos que cada estructura tiene un costo promedio de dos mil pesos. Y la empresa BKT es la favorita para la fabricación de los bolardos.

“Además de estorbar, ni se preocupan por tener una misma imagen en el Centro, pero también en todas las esquinas”, cuestiona Alberto Trujillo. Desde las pasadas administraciones estatal y municipales, las autoridades incumplen con emitir una norma técnica para la instalación de los postes. Y la instalación sigue creciendo en cada obra vial.

MQ

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones