Domingo, 23 de Febrero 2020

“Nunca fuimos escuchados”, lamentan pobladores de Temaca

Un mandato judicial establece que el proyecto debe ser detenido, pero la actividad en la zona de obras de la presa El Zapotillo no ha parado

Por: El Informador

Una calle de Temacapulín, ayer por la tarde. EL INFORMADOR/S. Blanco

Una calle de Temacapulín, ayer por la tarde. EL INFORMADOR/S. Blanco

Pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, localidades sobre las que existe la amenaza de ser inundados por el espejo de agua de la presa El Zapotillo, montaron un campamento el 30 de septiembre de 2008 en el punto en protesta para detener las obras antes de emprender acciones legales con las que lograron detener el proyecto y conseguir dos recomendaciones de derechos humanos.

Pese a sus acciones en contra de las violaciones sufridas a sus garantías, 12 años después, un grupo de representantes caminó sobre la cortina de la presa que se eleva a 79.7 metros de altura. “(Pasaron) los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón, de Enrique Peña Nieto y ahora con Andrés Manuel, las comunidades siempre hemos estado en contra de esta megaobra llamada la presa El Zapotillo, por eso el estar parados nosotros en este bloque de cemento es para nosotros ya un acto de mucho sentimiento porque nunca fuimos escuchados”, dijo Gabriel Espinoza, vocero de los pueblos afectados.

Tras gestiones de representes de las comunidades y de organizaciones con el Gobierno Federal se logró una reunión con funcionarios de la Comisión Nacional del Agua y de la Coordinación de Asesores de la Presidencia para disipar dudas, principalmente sobre el uso del presupuesto de los últimos dos años para “mantenimiento”, pues por mandato judicial el proyecto debe estar detenido.

José Luis Acosta Rodríguez, director del Organismo de Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico de la Conagua, explicó que los 280 millones que se utilizaron en 2019 fueron principalmente para la construcción de una estructura de retención de objetos capaces de obstruir el cauce del río; mientras que los 247 millones de pesos etiquetados para 2020 son para la construcción de un tanque amortiguador, mismo que, reconoció, “forma parte del proyecto original”.

Alistan informe

Aunque Alfonso Hernández Barrón, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), agradeció la apertura del Gobierno federal para transparentar el proyecto, adelantó que se elaborará un informe de la mano con los pobladores sobre el proyecto que, según José Luis Acosta Rodríguez, director del Organismo de Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico de la Conagua, no se planea demoler actualmente.
 

Temas

Lee También