Jueves, 02 de Julio 2020

Negocios reinventan servicio para cumplir con medidas sanitarias

Ante el miedo de la clientela por salir a la calle, negocios optan por ofrecer servicio a domicilio o menús virtuales

Por: Siboney Flores

A los clientes se les revisa su temperatura, y lavan sus manos y  zapatos. EL INFORMADOR / E. Barrera

A los clientes se les revisa su temperatura, y lavan sus manos y  zapatos. EL INFORMADOR / E. Barrera

Una panadería, un restaurante bar y una librería parecería que no tienen algo en común, pero los tres negocios se enfrentan ante el miedo que existe entre la clientela por salir a las calles durante la fase de reapertura en Jalisco. Por ello, estos negocios apostaron por reinventar algunas medidas sanitarias para seguridad de su clientela y sus empleados.

Ohlalá es una panadería que ofrece la opción para disfrutar un pan en el sitio  o simplemente llevarlo a casa. El local ubicado en Terranova se ha vuelto llamativo tras implementar una máquina de cobro automático que  evita que los clientes tengan contacto con los empleados para obtener el cambio.

Dalila Ascencia, directora de la empresa comenta que “desde el inicio de la contingencia el tema del contacto con el cliente y el dinero se volvió muy controversial”, por ello pusieron en marcha un proyecto que desde hace mucho tiempo deseaban instalar.

La máquina se conecta a la computadora de manera que la persona que atiende puede establecer el monto del cobro, para que después el cliente inserte sus monedas o billetes en la máquina y reciba su cambio. Dalila reconoce que con esto se minimiza el riesgo del contagio y “les da mayor seguridad a la clientela ver que la persona que empaqueta el pan no toca el dinero”.

EL INFORMADOR / E. Barrera

La máquina lleva dos semanas en funciones en Ohlalá y según Dalila “está resultando bastante bien”. Por el momento la máquina se rentó a un proveedor en Guadalajara y “de seguir con buena respuesta se comprará”.

Menú virtual

Otro de los negocios que se reinventaron es la Cervecería Chapultepec ubicada en López Cotilla, en donde implementaron la opción de un menú virtual, de manera que las personas puedan verlo en su celular.

Edson Ayala, encargado del lugar explica que de esa manera “los clientes no tocan un menú que debe de estar en constante limpieza y no existe la probabilidad de contagios por tocar objetos comunes”.

EL INFORMADOR / E. Barrera

Después de que a los clientes se les revisa su temperatura, y lavan sus manos y  zapatos, la persona que atiende el lugar les invita a sacar su celular, entrar en la aplicación de cámara y colocarla frente al código QR que les arroja un link en donde podrán observar el menú.

Ayala agrega que este sistema tiene 15 días en funcionamiento y aunque ahora solo tienen un 30% de la demanda habitual, saben que progresivamente la gente saldrá por lo que habrá que estar listos con nuevas ideas para que la gente pueda sentirse seguro en los lugares en común.

No pidas comida, pide libros

Previo a  que la contingencia sanitaria obligara a permanecer en casa, la librería Gandhi promovió un servicio de entrega inmediata a través de la aplicación móvil de Rappi y que según José Luis Lira, gerente de la sucursal López Cotilla “tuvo una respuesta cuando inició el confinamiento”.

EL INFORMADOR / E. Barrera

El servicio consiste en que en cuestión de una hora las personas pueden adquirir un libro hasta la puerta de su casa. Lira explica que “las personas revisan el catálogo en la web según su sucursal más cercana, hacen su pedido del libro y en la opción de entrega seleccionan rappi, el libro se traslada al lugar en poco tiempo mientras esté en el Área Metropolitana de Guadalajara”.

“Lo esperas como si fuera un paquete de comida pero en lugar de alimentos son libros” relata Lira. Gracias a esta opción, el gerente acepta que las ventas aumentan entre un 15% y un 50% dependiendo de la ubicación de la sucursal.

LS

Coronavirus

Temas

Lee También