Domingo, 18 de Abril 2021

“Desinflan” programa de composteo de Tlajomulco 

La cantidad de desechos orgánicos aprovechados son cada vez menores, denuncian

Por: El Informador

El trabajo de aprovechamiento de residuos en Tlajomulco ha bajado. Actualmente sólo se produce abono para 100 hectáreas, cuando antes se hacía para 500. EL INFORMADOR

El trabajo de aprovechamiento de residuos en Tlajomulco ha bajado. Actualmente sólo se produce abono para 100 hectáreas, cuando antes se hacía para 500. EL INFORMADOR

Aunque es el único municipio en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) que tiene una planta para generar composta (abono) a partir de residuos sólidos orgánicos urbanos, Tlajomulco dejó en el abandono ese programa.

Si bien todavía se genera composta, las cantidades que producen son menores y sólo a partir del material resultante de podas en parques y jardines, además de los desechos de ganado.

En un recorrido realizado por este medio de comunicación, se pudo verificar que los cordones de composta que antes tenían residuos domésticos, ahora están compuestos principalmente por hojarasca y ramas trituradas.

El regidor Miguel León Corral inició el programa durante la pasada administración. La meta era transformar los residuos domiciliarios en composta para entregarla a los agricultores locales.

En enero de 2018 se informó que se habían generado tres mil 200 toneladas con desechos recolectados durante ocho meses en el corredor López Mateos, donde inició la primera fase.

La segunda etapa se contempló para las poblaciones de la Ribera de Cajititlán y en fraccionamientos como Arvento y Balcones de la Calera, pero dos años después el programa se estancó. “A estas alturas ya tenía que estar en todo el municipio”, apuntó León Corral.

El edil recordó que al final de la administración anterior se entregó composta para abono de 500 hectáreas. En la presente administración se ha generado material sólo para unas 100.

Cuando arrancó el proyecto, decenas de trabajadores retiraban con rastrillos las bolsas plásticas y demás residuos no biodegradables de los cordones de basura. Ahora, los pocos los que trabajan sólo colocan enzimas y bacterias, y ni pueden triturar, pues la maquinaria está descompuesta.

Emmanuel Arriero, vecino del Fraccionamiento El Palomar, lamentó el abandono del programa. “Son pasos para atrás en un momento en el que estamos en una crisis climática. Nos urge hacer mejoras, pero también continuar con lo que ya se estaba haciendo bien”.

No obstante la evidencia, el director de Protección y Sustentabilidad Ambiental de Tlajomulco, Ernesto Naranjo, aseguró que el programa aún continúa, pese a que reconoció que la basura que separan los vecinos se revuelve en los camiones recolectores.

LEER TAMBIÉN: Se triplican los contratos de ahorro eléctrico en Jalisco

Quieren construir una nueva planta

El actual opera bajo mínimos, pese a costar 7.5 MDP. EL INFORMADOR

Aunque la pasada administración de Tlajomulco de Zúñiga invirtió 7.5 millones de pesos (MDP) para construir su planta de compostaje, que hoy opera al mínimo, el nuevo Gobierno planea construir una nueva en La Cajilota, donde actualmente hay infraestructura.

El plan es que ocurra el próximo año, informó Ernesto Naranjo, director general de Protección y Sustentabilidad Ambiental de Tlajomulco. “La planta de composta que se tiene en estos momentos tiene una capacidad, y si recibimos más volumen ya no se va a tener el proceso correcto y se va a saturar”.

El director reconoció que desconoce los costos del nuevo proyecto, pues la Dirección de Obras Públicas apenas desarrolla los planos. Aunque se aventuró: “Sin tener cifras oficiales, podría decir que costará unos 10 millones de pesos”.

Sin embargo, si se toma en cuenta la inversión que se realizó para la actual planta, la capacidad de la nueva no será mucho mayor, pues las instalaciones actuales, en “Lagua Ancha”, fueron de 7.5 millones de pesos para los 10 mil metros cuadrados donde se encuentra.

Miguel León Corral, quien diseñó el centro de composteo, lamentó que hayan decidido hacer uno nuevo, pues consideró que el actual ni siquiera se aprovecha.

“Fui a investigar a ‘Lagua Ancha’ hace unos días y es raro cuando llegan dos camiones por día. Me parece que el proyecto de agricultura orgánica lo mandaron también a volar”, afirmó.

“Base Cero” iniciará en 2024: Semadet

Sin contar todavía con fechas para instalar los centros de manejo de residuos sólidos urbanos, los puntos donde éstos serán construidos o planes definidos para que los ciudadanos comiencen a separar su basura, el proyecto “Base Cero” del Gobierno del Estado arrancará hasta la siguiente administración, expuso el secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Sergio Graf.

“Nosotros queremos dejar todas las bases en este sexenio para tener el sistema de manejo de residuos transformado”, dijo.

La meta del programa es aprovechar al máximo los residuos, una estrategia que las pasadas administraciones no han concretado desde hace más de 10 años.

El nuevo esquema busca que la basura inorgánica, como plásticos o metales, sea reutilizada; mientras que la orgánica se tratará en un sistema de biodigestores en los que se generará gas combustible, lo que reducirá 80% su volumen. Y los lodos resultantes (20%) se utilizarán como fertilizante.

Pero para llegar a eso hay un obstáculo: Los municipios deben lograr que sus poblaciones separen la basura. Y eso “va a tomar tiempo, es un proceso que va a tener que implementarse paulatinamente para asegurar que funcione”.

No sólo eso. También se debe integrar a las empresas que tienen las concesiones de la recolección de residuos urbanos, las mismas que por décadas han funcionado bajo un esquema de disposición final en el que cobran por toneladas y no por reciclar, producir composta o biogás.

Una más: La inversión para los llamados “centros integrales de economía circular” no será pública y todavía no se informa sobre las partes interesadas. “Este tipo de infraestructura se tiene que hacer en colaboración con el sector privado, de tal manera que tú puedas financiar”, explicó Graf.

Replicarán manejo de inorgánicos 

El Ayuntamiento de Zapopan adoptará los modelos exitosos de otros municipios, principalmente el de Puntos Limpios de Guadalajara, apuntó Juan Luis Sube Ramírez, director de Medio Ambiente.

“Queremos optimizar el manejo a través de compartir infraestructura, y gestión a través de puntos limpios”, dijo.

Zapopan también inició el “tianguis de recicle”, donde reciben vidrio, plástico, metales y basura electrónica, y comenzó el análisis de los sitios en los que se instalarán los nuevos Puntos Limpios.

“Todavía no se ha definido el presupuesto, pero se ha platicado con la coordinación de Servicios Públicos para que contemple un presupuesto”.

Convertir la basura en energía

Las miles de toneladas de basura que se generan en San Pedro Tlaquepaque cada año ya no se depositarán en rellenos sanitarios, sino que se transformarán en electricidad. Al menos es el plan del director de Medio Ambiente del municipio, Roberto Baltazar.  

“Elaboramos un proyecto para transformar residuos sólidos en energía eléctrica, y que ésta sea reutilizada en tres rubros: alumbrado público, equipos de bombeo y edificios públicos”.

Con ello se consumirán las 500 toneladas de residuos sólidos que generan al día, desde los orgánicos hasta los inorgánicos. El plan tiene un obstáculo principal, el monetario, pues un proyecto de este tipo puede costar entre 40 y 50 millones de dólares (unos mil millones de pesos).

LEER TAMBIÉN: Denuncian ecocidio en basurero irregular de Compostela

Temas

Lee También