Jueves, 01 de Diciembre 2022
Estilo | Cuidado de la Piel

¿Bronceado sin sol? Conoce las alternativas

Los autobronceadores no necesitan exposición al sol para actuar sobre la piel y su efecto es meramente superficial, por lo que supone ser un método seguro

Por: Christian Pérez

ISTOCK GETTY IMAGES/SementsovaLesia

ISTOCK GETTY IMAGES/SementsovaLesia

El sol es vida y el contacto con la piel es necesaria para su bienestar; sin embargo, a estas alturas también reconocemos los riesgos a su exposición, que pueden ir desde una simple quemadura solar hasta manchas en la cara, fotoenvejecimiento o cáncer de piel. Razones por las que muchos dudamos de esta opción al momento de pensar en conseguir un tono bronceado para nuestra piel.

Los autobronceadores y antioxidantes pueden ayudar en este propósito, de hecho los especialistas indican que es preferible que la piel vaya adquiriendo un bronceado gradual y esté correctamente hidratada, antes de salir de lleno a tomar los rayos del sol para evitar el riego de quemaduras y otros daños conocidos.

La piel debe ser hidratada y recibir antioxidantes orales que atenúen el impacto de la radiación solar. De esta forma, expertos recomiendan al menos un mes de preparación previa, antes de la exposición intensa al sol. Aunque lo ideal es hacerlo tres meses.

ISTOCK GETTY IMAGES/SementsovaLesia

Esta preparación no solo incluye la ingesta de autobronceadores y antioxidantes, también es conocida la alimentación adecuada para tomar el sol y reforzar nuestras barreras cutáneas.

Nutrición

Las vitaminas C y E, la astaxantina, el polypodium leucotomos, el resveratrol y el licopeno llegan en cantidad suficiente a la piel para reforzar sus defensas, por lo que incorporar vitamina D y del grupo B, funciona para mejorar la hidratación y la barrera epidérmica con el objetivo de preparar la piel ante posibles agresiones solares.

Diferencias

Además de “antioxidantes en frasco” existe la aplicación de autobronceadores o potenciadores del bronceado que no son el mismo método, aunque aveces lo parezca. Por un lado los autobronceadores son sustancias que se aplican de manera tópica (DHA, un derivado de la remolacha o la caña de azúcar) y aportan un aumento del tono gracias a un pigmento, sin traspasar la epidermis.

En cambio, los potenciadores del bronceado contienen sustancias como la L-tirosina o los betacarotenoides, que estimulan la producción de melanina.

Un autobronceador no necesita una exposición al sol para actuar y su efecto es meramente superficial, por lo que supone ser un método más seguro. Aunque siempre habra que prestar especial cuidado ante alguna condición específica de la piel como dermatitis o hipersensibilidad.

De manera general, hay que considerar que cualquier aumento de melanina puede tener un efecto indeseado en la piel con tendencia a eventos carcinogénicos, es por ello que las fórmulas potenciadoras del bronceado precisan la exposición al sol, algo a tomar en cuenta antes de emplearlas.

CP

Temas

  • Autobronceadores
  • ¿Qué son?
  • Ventajas
  • Alternativas
  • Bronceado sin sol

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones