Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Febrero 2019

“Diablero”, el cazador de los demonios mexicanos

Los demonios se liberaron y andan paseando por las calles de la ciudad. Por fortuna, los diableros están listos para contrarrestar a estas fuerzas del mal 

Por: El Informador

Horacio García-Rojas y Christopher Von Uckermann protagonizan la nueva propuesta de Netflix en Español. Cortesía

Horacio García-Rojas y Christopher Von Uckermann protagonizan la nueva propuesta de Netflix en Español. Cortesía

Hoy se estrena en la plataforma de Netflix, la serie mexicana “Diablero”, protagonizada por Horacio García-Rojas y Christopher Von Uckermann. Este thriller sobrenatural de terror, con tintes de comedia, se centra en el padre “Ramiro Ventura” (Christopher), un sacerdote joven que busca la ayuda del legendario diablero “Elvis Infante” (Horacio); ellos, junto con “Nancy” (Giselle Kuri), atraparán y venderán demonios, ángeles caídos y otras criaturas sobrenaturales en un mercado negro relacionado con el circuito de las luchas clandestinas.

Horacio y Christopher hablan en entrevista de lo que significó para ellos formar parte de este proyecto: “Cuando tienes la oportunidad de hacer algo completamente diferente, hay mucha emoción. Recibo la sinopsis y de qué va la serie, y al principio no me dijeron quién producía, pero leía que había cazadores, demonios… pedí un poco más de información, porque luego todo eso resulta muy mal (los efectos especiales). Entonces, me dicen que es para Netlfix y dije, ‘Ok, ya se para dónde va la cosa y cómo va esto’, es algo que tiene tintes de ser interesante”, comenta Horacio.

“Diablero” es un trabajo del director José Manuel Cravioto y el guionista Rigoberto Castañeda; “luego nos fuimos enterando de quiénes más se iban subiendo al barco y me entero que produce Morena Films, que es española, desgraciadamente casi siempre los buenos proyectos que tienen que ver con México, hablando inclusive de turismo, muchas veces vienen de alguien que no es de esta nación, es el que tiene la visión de decir, ‘en este país se pueden contar historias muy divertidas’, que luego los mexicanos, no sé por qué, hemos perdido la capacidad de hacer eso”, continúa Horacio.

Sobre su participación, Christopher señala que en su caso estaba a punto de hacer otro proyecto con “Damián Alcázar y al final se dio éste, lo cual me tiene muy contento. El guion se basa mucho en el terror folclórico y parte de las raíces del barrio, como el personaje de Elvis, de los santeros, de los diableros; ahora, el personaje que yo hago es un cura que, a diferencia de otras series, no es el típico padre que ya conoce muy bien el inframundo y que sabe exorcizar, éste realmente no sabe, es de un tipo de iglesia ortodoxa que conoce los rezos en latín, pero nunca ha exorcizado y ahí es donde el diablero y él se enseñan mutuamente un poco más de este universo. Entonces, creo que esta parte folclórica de las raíces mexicanas puede funcionar muy bien en el extranjero, lo hemos visto en películas como ‘Coco’”, destaca Christopher.

En cuanto a explorar el culto a lo sobrenatural para preparar a sus personajes, Christopher y Horacio visitaron a personas que trabajan con las energías: “Esta es una ficción y en ese sentido yo no me quiero meter con cosas reales, le tengo muchísimo respeto a esas cosas, no soy escéptico, pero tampoco soy creyente, porque me ha tocado ver cosas que a veces no les encuentro explicación”, dice Horacio.

A lo que agrega: “En mi caso sí me fui a lo denso, es de los papeles donde más me he clavado; por ejemplo, me tocó una escena donde estaba con el director, y mi personaje entró en una cuestión emocional y al cortar la escena yo no podía dejar de llorar; fue como una catarsis”.

Con toques de humor

En cuanto a la comedia, dice el actor que ésta viene de la situación y no del pastelazo: “Es muy interesante ver al tipo vestido de cura y al otro de diablero con su machete y sus botas”. Además, señala Horacio, que México y Latinoamérica en general son una gran mezcla de muchas cosas, “somos un pueblo que ha aprendido a reír cuando se tiene que llorar y llorar cuando se tiene que reír, que vemos la muerte de frente, con respeto, pero sin miedo y eso hace entonces que una serie de terror y horror en México esté bañada de estos matices donde la comedia forma un papel fundamental, somos un pueblo de tragicomedia y melodrama”.

Rompen el molde

Durante la charla, Horacio destacó: “Esta puede ser la primera serie donde uno de los protagonistas es moreno. Lo cual habla del riesgo que está poniendo Netflix al poner gente que puedes ver en la calle que es igual a mí o yo igual a ellos, y gente que puedes ver como Christopher, porque somos un país con tradición europea y mexicana, y eso para mí es un gran agasajo, mostrar en pantalla el mestizaje y la diversidad multicultural que representa esta región del mundo”.

Lo anterior, le ha dado la oportunidad a Horacio de que su trabajo histriónico se vea exponencialmente en otros mercados; anteriormente, los proyectos en los que participaba no eran tan comerciales como éste, eran más de autor, independientes y para un círculo nacional: “Uno va trabajando los proyectos esperando que sean un peldaño más, una escalera que no sabes a dónde va a llegar y no me refiero a lujos o éxito, sino a ver qué peldaño es el siguiente. Y de repente estás ante un proyecto que puede ser la antesala de un trampolín para tu carrera, y sí da nervio, mucho, pero sobre todo hay una gran responsabilidad”, finaliza.

Los grandes efectos especiales

Para Christopher los retos, además de los efectos especiales, fueron los abundantes diálogos que había en latín y náhuatl: “En el tema de los efectos especiales, todo el tiempo estuvo presente el equipo (que los hace), había que repetir tomas porque se cruzó un brazo en una línea que no debía de cruzarse, pero en mi caso todo fue muy bien”. Para Horacio meterse en otro universo acompañado de un grupo de profesionales en el área, resultó un agasajo.

Temas

Lee También

Comentarios