Martes, 18 de Febrero 2020

Desde la corte del Rey Carmesí

La icónica banda de rock progresivo King Crimson debutó ayer en el Teatro Diana, como parte de su gira de celebración por el 50 aniversario de su disco debut; hoy vuelven a tocar en dicho recinto

Por: El Informador

La agrupación se presenta con una particularidad: tres baterías al frente del escenario. CORTESÍA

La agrupación se presenta con una particularidad: tres baterías al frente del escenario. CORTESÍA

La icónica banda de rock progresivo King Crimson debutó en Guadalajara este lunes, en el Teatro Diana, como parte de su gira de celebración por el 50 aniversario de su disco debut, “In the Court of the Crimson King” (1969).

Liderados por el guitarrista Robert Fripp, la actual alineación del grupo incluye a Tony Levin al bajo, Jakko Jakszyk en la voz y guitarra, Mel Collins en los instrumentos de viento, además de Pat Mastelotto, Gavin Harrison y Jeremy Stacey en las baterías.

El bajista Tony Levin es uno de los miembros que más ha participado en el proyecto, que suma más de 30 músicos en medio siglo de existencia. Tony colabora con Fripp desde comienzos de los 80, cuando grabaron el trío de discos “Discipline”, “Beat” y “Three of a Perfect Pair”.

En entrevista con esta casa editorial, el músico platicó sobre cómo conoció a Robert Fripp: “Tuve mucha suerte de que Peter Gabriel me invitara a tocar. No lo conocía para entonces. El mismo día que lo conocí me encontré con Robert Fripp, quien grabó también en el disco. Fui muy afortunado de tocar con ellos dos, sigo tocando con ellos hasta ahora, aunque Peter no sale tanto de gira ya. Tocar con otros grandes intérpretes es lo que me gusta hacer. Tengo mucha suerte de hacerlo: a veces estoy de gira con KC o con Peter Gabriel”.

Una particularidad de esta alineación de King Crimson son sus tres bateristas, colocados al frente del escenario. De la complejidad de las composiciones, Tony detalló: “La música de King Crimson es muy compleja, tiene muchas capas, va de lo silencioso al extremo. No todas las piezas, pero muchas requieren una gran memoria para recordar todos los cambios de tempo. Se necesita concentración para hacerlo correctamente. Con una banda de tantos integrantes, todos están obligados a tener mucha concentración. Entendemos que si uno se equivoca jala a los otros: es una concentración grupal. Es bueno y nos divertimos, aunque al viajar y dar tantos conciertos la concentración puede bajar un poco, y eso crearía problemas, errores: hay que recobrar la pieza, y no es sencillo. No es que alguien diga ‘1, 2, 3, 4’ y entramos todos. Es muy diferente”.

De los tres bateristas, agregó: “Es sorprendente para mí, y lo veo cada noche. No me canso. Literalmente lo veo: no solo son tres bateristas, pues también están al frente. El público ve muy bien cuándo hay cambios entre ellos. Los músicos detrás de ellos podemos ver ese espectáculo desde arriba, viendo lo que pueden hacer musicalmente. En cada concierto tenemos una o dos obras que son solo batería. Es lo interesante de King Crimson: es algo que nadie más haría”.

Reinventar lo icónico

Sobre esa cualidad de ser uno de los miembros con más años en activo en el grupo, Tony comentó: “No me pienso así. No suelo pensar en mí mismo, de hecho: pienso más en la música y en lo que haré. Pero siento que soy el bajista actual, entre los muchos que han estado en la banda. Tengo la obligación de poner la música, de ser creativo a mi manera. Cuando tocamos piezas del repertorio más antiguo trato de ser fiel a lo que es icónico, no quiero que se pierda: lo reinvento en una manera que sea fiel. Es mi reto”.

Además de su labor con King Crimson, Tony Levin tiene otros tantos proyectos en activo, “entre las giras estoy con Stick Man, un trío en el que tocó con Pat Mastelotto en la batería y Markus Reuter. Tenemos pequeñas giras cuando no estamos con King Crimson. Ya vinimos a México, y seguro regresaremos. Cuando no estoy con ellos hago pequeñas giras con mi hermano, Pete Levin, nos hacemos llamar Levin Brothers. Usualmente tocamos alrededor de Nueva York. No salimos mucho del país porque no tenemos mucho tiempo, son giras muy breves”.

¡No te lo pierdas!

Hoy, King Crimson repite concierto en el Teatro Diana, a las 20:30 horas. Boletos de 540 a dos mil 230 pesos.

LEER TAMBIÉN: The Cure confirma concierto en México

Temas

Lee También