Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018

Se desploman las ventas en subastas del Gobierno federal

Este año se han puesto en oferta más muebles e inmuebles que en 2016, pero se han vendido menos

Por: El Informador

En el Estado sucede igual que a escala nacional: sólo dos de cada 10 bienes que han sido subastados se han vendido en lo que va del año. EL INFORMADOR / E. Barrera

En el Estado sucede igual que a escala nacional: sólo dos de cada 10 bienes que han sido subastados se han vendido en lo que va del año. EL INFORMADOR / E. Barrera

Las ventas que realizó el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) del Gobierno federal, principalmente a través de subastas, licitaciones públicas y adjudicaciones directas, van a la baja.

La prueba está en las bases de datos que publica en su página de internet ese organismo descentralizado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pues se destaca que en lo que va de este año se ofrecieron 15 mil 980 bienes muebles e inmuebles, pero sólo se adquirieron cinco mil 763; es decir, 36 por ciento.

Para comparar, durante 2017 el SAE ofertó 20 mil 409 bienes, de los cuales fueron comprados nueve mil 043 (44%); un año atrás negoció con 13 mil 500 y logró colocar siete mil 592: más de la mitad.

En el listado resalta que el monto más alto que se pagó este año, por 48 millones 420 mil pesos, se entregó por un terreno ubicado en Querétaro y que transfirió Petróleos Mexicanos (Pemex). El precio de salida fue de 48 millones 379 mil 262 pesos, lo que significa que el comprador únicamente puso 40 mil pesos más.

Entre los bienes que llegan a la dependencia, todos relacionados con procesos que lleva a cabo la administración federal, están los asegurados y decomisados en procedimientos penales, los recibidos para cubrir toda clase de créditos, los que fueron abandonados a favor del Gobierno y los que pasen a ser propiedad del fisco, entre otros.

Los recursos que se generan al venderlos se destinan a un fondo que el SAE entrega a entidades transferentes, como el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Tesorería de la Federación.

Según el SAE, estas subastas son “el medio ideal para comprar gran variedad de vehículos, artículos diversos e inmuebles ¡a precios increíbles!”. En su listado de bienes hay desde artículos de oficina, maquinaria, material de construcción, menaje y hasta casas y terrenos.

Los potenciales compradores podrán encontrar artículos nuevos o usados. “Puedes revisar la mercancía o visitar los inmuebles y consultar sus expedientes, así evitas sorpresas”, dice la dependencia, que no sólo hace subastas a martillo, sino a sobre cerrado e incluso en línea.

En Jalisco, sólo uno de cada cinco bienes sale en las ventas

En consonancia con la caída de las ventas en las subastas federales del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Jalisco ha presentado una disminución sostenida de ventas.

Durante 2018, apenas se han vendido dos de cada 10 bienes muebles e inmuebles en la Entidad. Esto significa que de mil 073 artículos subastados, apenas 217 se han vendido.

En comparación, durante el año 2017, 36% de las subastas fueron exitosas, mientras que en 2016 se vendió prácticamente la mitad de los bienes subastados por el SAE en Jalisco (49.94%).

“Cuando en una subasta no se vende algo es porque suelen suceder dos cosas: el precio de venta inicial puede ser muy alto para su real valor de mercado, y lo segundo es que los bienes que se están ofertando no tienen demanda; es decir, que realmente poca gente los necesita por alguna razón”, explicó Antonio Ruiz Porras, economista de la Universidad de Guadalajara (UdeG).  

Los 10 bienes inmuebles más caros subastados exitosamente han sido terrenos rústicos, departamentos y casas-habitación. El bien de mayor valor vendido este año en Jalisco fue una bodega en la Zona Industrial, con un precio final de ocho millones 668 mil pesos, luego de salir al mercado con un precio de salida de ocho millones 647 mil pesos.  

“Normalmente, un precio de salida debería ser lo suficientemente bajo para que sea un activo para la gente. Si no lo es, el bien simple y llanamente no se vende”.

La caída en la venta de bienes por parte del SAE podría deberse a diversos factores: hay menos gente con el recurso suficiente para pagar los bienes subastados, hay cada vez menos interesados en los artículos o las cosas de verdadero valor ya se han vendido en los años anteriores, agregó Luis Ignacio Román, profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).  

“Lo fundamental no sería subastar más, sino subastar lo que se tenga que subastar; es decir, aquel tipo de producto que ya no sea eficiente para el uso público”, dijo. “Lo más importante sería aprovechar, en la medida de lo posible, el conjunto patrimonial del Estado”.

Todas las subastas en Jalisco de este año generaron ventas totales por 23.5 millones de pesos, lo que significa que cada bien vendido fue pagado, en promedio, en 108 mil pesos.  

Esto representa ingresos totales muy inferiores a los 80.5 millones de pesos obtenidos en 2017, y a los 142 millones de ventas logradas un año atrás, según las bases de datos del SAE.  

Además de casas, departamentos y terrenos, el organismo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) subastó exitosamente otros tipos de mercancías, como un lote de juguetes valorado en 224 mil pesos y vendido en 270 mil, y un lote de 25 mil 232 piezas de relojes valuado en 145 mil 700 pesos y colocado en 260 mil pesos. 

Falla la estrategia de difusión

Para revertir la tendencia a la baja en las ventas por subastas del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), y así generar más ingresos a las arcas federales, es necesario incrementar la difusión y dar mayores detalles de los bienes a subastar.

Para el experto de la UdeG, la solución es bastante simple. “A final de cuentas, si no hay difusión del Gobierno de sus propias subastas, las ventas sólo se concentrarán en un pequeño número de compradores”.  

Consideró que también se requiere un mayor énfasis sobre las características de lo que se vende, pues no es sólo difundir sino “dar estimados para ver si conviene entrar o no a la subasta”.

Aunque cualquier mexicano puede acudir y participar en las subastas del SAE, la realidad es que éstas sólo están al alcance de una minoría de compradores, quienes ya están versados en este tipo de negocios, pues los postores deben cumplir con una serie de requisitos y, por supuesto, gozar de solvencia económica.

Las pujas del SAE, concluyó, también deben tener precios de salida más accesibles para atraer a más compradores. “Normalmente, un precio de salida debería ser lo suficientemente bajo para que sea un activo para la gente. Si no lo es, el bien simple y llanamente no se vende”.

Rematan casi cuatro mil “regalos” para burócratas

El 2 de diciembre del año pasado, este medio de comunicación publicó que entre noviembre de 2007 y septiembre de 2017 el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) vendió tres mil 870 regalos que fueron enviados a las oficinas de funcionarios de la administración pública federal. Por estos presentes se obtuvieron tres millones 446 mil 288 pesos.  

En los datos que la dependencia entregó como respuesta a una solicitud de información, vía Transparencia, se destacó que entre estos obsequios hay un cuadro del artista Rodolfo Morales que se vendió en 260 mil pesos, un reloj IWC por el que alguien pagó 126 mil pesos y 22 botellas de vino tinto Vega-Sicilia, cosecha 1996, que se subastaron en 112 mil 864 pesos.  

Uno de los secretarios a cuya oficina “llovieron” regalos fue al de la Función Pública, Virgilio Andrade. Entre junio de 2015 y agosto de 2016, los particulares enviaron 388 presentes al despacho de quien fue el encargado de realizar la investigación de la “Casa Blanca” del Presidente Enrique Peña Nieto.  

“A final de cuentas, si no hay difusión del Gobierno de sus propias subastas, las ventas sólo se concentrarán en un pequeño número de compradores”.  

La Secretaría de la Función Pública (SFP) indicó que estos objetos, entre los que había relojes, corbatas, obras de arte y bebidas alcohólicas, se mandaron al SAE, a la Secretaría de Educación Pública (SEP) o a la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública.  

Alfonso Hernández, académico del ITESO y miembro del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, afirmó entonces que, para mejorar la vigilancia de este tipo de prácticas, se debe reforzar la normatividad y aumentar la transparencia. 

Los bienes más caros que se han subastado y vendido en Jalisco 

En lo que va del año, las tres propiedades de mayor valor que han sido vendidas en el Estado han sido:

  • Una bodega con oficinas en la Zona Industrial, por ocho millones 668 mil pesos. Según el SAE, ese fue el bien de mayor valor vendido a escala nacional.
  • Un terreno rústico en la Hacienda Venta del Astillero, en la Colonia Pinar de la Venta, Zapopan, por cuatro millones 442 mil pesos.
  • Un departamento en condominio, ubicado en la calle Francisco Medina Ascencio, por un millón 550 mil 500 pesos.

 
En 2017, así se distribuyeron los precios de los tres bienes más caros en Jalisco:

  • Terreno urbano en la Carretera Puerto Vallarta-Barra de Navidad, con un valor final de ocho millones 420 mil 370 pesos.
  • Estacionamiento en el nivel 3 de un centro comercial ubicado sobre la Avenida 8 de Julio, por siete millones 601 mil pesos.
  • Una finca en la Calzada Lázaro Cárdenas, por 6.5 millones de pesos.
  • Pero en 2016, el mejor año de los últimos tres para el SAE, las mejores ventas fueron:
  • Un terreno rústico ubicado en la Carretera León-Lagos de Moreno, con un valor final de 40 millones 277 mil 588 pesos.
  • Un local comercial en el nivel 3 de un centro comercial ubicado sobre la Avenida 8 de julio, con una subasta final de 20 millones de pesos.
  • Un predio rústico ubicado en la Carretera León-Lagos de Moreno, vendido por 13 millones 501 mil pesos.

Temas

Lee También

Comentarios