Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Agosto 2018

Alza en combustibles, mayor a lo previsto

Gasolineras en la Zona Metropolitana de Guadalajara registran una subida de precios que supera los pronósticos para 2018

Por: El Informador

El litro de Magna le cuesta a los tapatíos 17.27 pesos; la Premium, 19.04, y el Diésel, 17.96. EL INFORMADOR/Archivo

El litro de Magna le cuesta a los tapatíos 17.27 pesos; la Premium, 19.04, y el Diésel, 17.96. EL INFORMADOR/Archivo

De acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), este miércoles 95% de las gasolineras de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) vendió los combustibles por arriba de las alzas estimadas por la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) el pasado 2 de enero.

Amegas calculó para 2018 un incremento en las diferentes gasolinas debido al nuevo Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles (6.9%) y a la inflación. Los gasolineros esperaban que el litro de Magna se obtuviera en 17.03 pesos, el de Diésel en 17.64 y el de Premium en 18.80.

Sin embargo, ayer, apenas 14 de las 409 estaciones de servicio de la metrópoli que venden Magna cumplieron con esta previsión. En el caso de la Premium, sólo lo lograron 20 de las 404 gasolineras que la suministran y con respecto al Diésel sólo lo hicieron seis de las 221 que lo ofrecen.

Para Antonio Ruiz Porras, economista de la Universidad de Guadalajara (UdeG), la zonificación de precios por regiones todavía ejerce influencia en los costos actuales, aunque la reciente liberalización de precios hace que estos sean fijados por los empresarios y no por las autoridades.

“En municipios como Zapopan, la gasolina resulta ser mucho más cara que en el resto del país. La zonificación continúa jugando en perjuicio de algunos municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara”, resaltó el académico.

El encarecimiento del combustible ha provocado que el promedio de precios también se eleve por arriba de lo estimado por Amegas. El litro de Magna le cuesta a los tapatíos 17.27 pesos; la Premium, 19.04, y el Diésel, 17.96.

Estos incrementos se suman a la inflación anual que tuvo la gasolina. De diciembre de 2016 al mismo mes de 2017, los precios de los combustibles de bajo octanaje se incrementaron 19.12% en Guadalajara y 19.57% en Tepatitlán, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ignacio Román, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), destacó que esta situación se acentuó con más fuerza desde el último cuatrimestre del año pasado.

“El brinco que se ha dado desde agosto-septiembre hasta ahora es realmente muy fuerte. Es un impacto que termina siendo peor que el gasolinazo de enero. Nada más que ahora en vez de ser en un espacio de una o dos semanas, es en tres o cuatro meses”, acentuó el investigador.

EL INFORMADOR/ J. López

Tepatitlán y Guadalajara, en el top ten de alzas en la gasolina

Tepatitlán de Morelos y Guadalajara se encuentran entre las 10 ciudades del país que registraron el mayor incremento en el precio de la gasolina de bajo octanaje entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017.

De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en este periodo Tepatitlán registró un alza en el precio de 19.57% en este tipo de hidrocarburo y ocupó la cuarta posición a nivel nacional entre los 46 zonas que toma en cuenta la evaluación.

Por encima del municipio jalisciense se ubicaron Monterrey, Nuevo León (19.73%); Ciudad Jiménez, Chihuahua (20.60%), y Ciudad Acuña, Coahuila (26 por ciento).

En el caso de Guadalajara, se reportó un aumento de 19.12%, que colocó a la metrópoli en la séptima posición del listado.

Ante estos indicadores, Ignacio Román, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), resaltó que este elemento se definió por la proximidad de fuentes de gasolina cercanas al lugar de consumo.

“No solamente la cuestión es que la gasolina llegue a México, que ya de por sí ahí tenemos un problema muy fuerte por el hecho de que solamente estamos procesando menos de 25% de la gasolina que consumimos, un segundo problema fuerte es que tampoco tenemos grandes fuentes de almacenamiento directo. Esto lo que implica es un problema por un lado de importación y por el otro lado de los costos de almacenaje y de transportación desde el lugar de almacenaje hasta el punto de consumo. Ese es el problema de Jalisco”.

El pasado 10 de enero, este medio de comunicación publicó que el alza de precios en México, que alcanzó una tasa anualizada de 6.77% en diciembre pasado, la más alta en 17 años, repercutió con menor intensidad en el Área Metropolitana de Guadalajara, cuyo indicador fue de 6.15%, lo que la puso por debajo de registros equivalentes como la correspondiente a la Ciudad de México, Puebla o Tijuana.

“El peor de los dos mundos”

“Tenemos el peor de los dos mundos”, dice Ignacio Román, pues además de que continúa el incremento en el precio de las gasolinas en el país, al mismo tiempo hay un deterioro de las finanzas públicas en materia petrolera.

El académico del ITESO destaca que tras las afectaciones en el costo de las importaciones por la paridad de la moneda, la Secretaría de Hacienda manejó una tasa variable de subsidio al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Sin embargo, señala que el nivel de captación ha decrecido por esta estrategia.

En México se procesa menos de 25% de la gasolina que se consume. EL INFORMADOR/F. Atilano

Podrían venir más incrementos

Antonio Ruiz Porras (académico de la Universidad de Guadalajara )

El economista Antonio Ruiz Porras prevé un encarecimiento de los precios de los combustibles en la Entidad. Incluso no descarta incrementos semejantes al gasolinazo de 2017, lo que podría poner el costo de gasolina regular a 19 pesos el litro y el de la Premium por arriba de los 20 pesos.

“A pesar de lo que se dice oficialmente, no espero que el precio de la gasolina llegue a bajar en los próximos meses, más bien será al revés, con algunos incrementos adicionales”, afirma el académico.

Según el investigador, el aumento se puede acelerar si se presentan dos variables: “un mayor gasto público que a su vez genere un déficit en las arcas del Gobierno; y si el Tratado de Libre Comercio no se renegocia exitosamente, porque tendríamos mayores limitaciones para importar gasolinas y por consiguiente, habría incrementos de costos”.

Agrega que las alzas presentadas este mes se deben a dos factores: la necesidad del Gobierno de hacerse de dinero mediante la aplicación de impuestos adicionales al combustible (como el IEPS), y la variación del precio del dólar, que encarece la gasolina importada (de donde México obtiene la mayoría de las gasolinas).

“El Gobierno va a gastar mucho con motivo de las elecciones, eso significa que necesita recursos. Aunque se diga lo contrario, el precio no se maneja todavía de acuerdo con las leyes de la oferta y la demanda, más bien se maneja por una necesidad del Gobierno federal para financiarse”, explicó el experto.

TELÓN DE FONDO

Las alzas afectarán la inversión: empresarios

El pasado 10 de enero, este medio de comunicación publicó que, de acuerdo con los líderes de las cúpulas empresariales de la Entidad, el aumento de los precios durante 2017, que en Guadalajara alcanzó 6.15%, afecta la capacidad de compra de los consumidores jaliscienses así como los márgenes de utilidad de las empresas, las cuales se utilizan para futuras inversiones.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara (Canaco), Fernando Topete Dávila, aseguró entonces que el aumento a los salarios mínimos no alcanzó a reanimar un mercado interno debilitado, y el aumento de las tasas de interés del Banco de México tampoco ayuda a generar estabilidad económica.

Según Topete, algunos de los negocios afectados por un mayor incremento en sus costos son aquellos que consumen mucho gas LP para operar y los importadores de mercancías, por la volatilidad del peso frente al dólar.

La inflación, impulsada principalmente por el aumento de precio en los energéticos en los prolegómenos del 2017, ha ocasionado que muchos empresarios jaliscienses decidieran asumir el incremento de los costos para no afectar a sus clientes. Sin embargo, esto repercutió en sus utilidades, aseguró Mauro Garza, presidente de Coparmex Jalisco.

Garza destacó que en enero podrían presentarse más alzas. No obstante, confió en que otros factores, como la creación de empleo y el crecimiento del PIB del Estado, ayuden a soportar los efectos de la inflación.
 

Temas

Lee También

Comentarios