Sábado, 26 de Noviembre 2022

Líderes absolutos

Los "Leones" del Athletic atacaron más, pero la muralla Courtois evitó la caída de su arco

Por: El Informador

Encendido. Karim Benzema anotó el gol del triunfo para el Real Madrid ante el conjunto vasco. AFP

Encendido. Karim Benzema anotó el gol del triunfo para el Real Madrid ante el conjunto vasco. AFP

El Real Madrid ganó 1-0 al Athletic de Bilbao ayer en un partido aplazado de la Jornada 9 de LaLiga, ampliando su ventaja al frente de la clasificación.

Un gol de Karim Benzema al minuto 40’ permite al Real Madrid colocarse a siete puntos del Atlético de Madrid y Real Sociedad, su más inmediatos perseguidores.

El equipo blanco suma así tres puntos de oro antes de enfrentarse el sábado a la Real Sociedad, otro rival directo de la cabeza de la clasificación.

Tras el saque de honor llevado a cabo por la tenista Garbiñe Muguruza en el Santiago Bernabéu, el Real Madrid tomó pronto el control del encuentro ante un Athletic que trataba de presionar arriba la salida de los merengues.

Avisó el Real Madrid con un remate de Benzema en boca de gol que atajó Unai Simón al 7’, a lo que respondió Iñaki Williams con un tiro demasiado cruzado al 23’.

Tras unos buenos veinte primeros minutos del Real Madrid, reaccionó el Athletic apoyado en la velocidad de sus delanteros y los pases largos.

A la media hora, los “Leones” pudieron adelantarse en un remate de cabeza en boca de gol de Raúl García, a centro de Iker Muniain, que paró Thibaut Courtois al 27’.

La presión visitante logró ahogar el mediocampo del Real Madrid, pero cuando mejor estaba el Athletic llegó el tanto merengue.
Benzema aprovechó un rechace de Unai Simón a disparo de Marco Asensio para rematar prácticamente a puerta vacía poniendo el 1-0 al 40’.

El delantero francés, que el lunes se quedo a las puertas del podio del Balón de Oro, sigue afirmándose en cabeza de la tabla de goleadores del campeonato español con 12 tantos.

Tras el gol, los merengues se sacudieron la presión en el centro del campo y recuperaron el control del encuentro, que mantuvieron en la segunda parte, mientras el Athletic seguía intentando sorprender con acciones en velocidad.

Williams fue una pesadilla para la defensa merengue, moviéndose por todo el frente y poniendo en aprietos a Militao, al que le costaba mantenerlo controlado.

“El futbol es tan caprichoso que jugando tan buen partido y teniendo tantas ocasiones, no pudimos ganar”, dijo tras el partido el técnico del Athletic, Marcelino Toral.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones