Lunes, 23 de Mayo 2022

Familia rojinegra y pasión compartida

Los colores y la pasión por el Atlas han unido aún más a esta familia tapatía 

Por: Javier Robles

Paola confía ciegamente que sus rojinegros lograrán avanzar de rondas y por supuesto, lograr el bicampeonato. CORTESÍA

Paola confía ciegamente que sus rojinegros lograrán avanzar de rondas y por supuesto, lograr el bicampeonato. CORTESÍA

Tradición que va de generación en generación. Paola Flores, una aficionada a los colores rojo y negro, guarda la pasión y el amor por el Atlas desde la cuna, y es que su familia le inculcó el sentimiento y el legado. Ahora, con el paso del tiempo, comparte ese sentir con su esposo Alejandro y su hijo Matías, quienes presumen la misma playera.

“Es algo con lo que nací crecí y mi familia es rojinegra así es que lo llevo en la sangre. Es un legado”, platicó Paola, quien radica en Los Cabos, Baja California, nacida en Guadalajara y amante del escudo de los rojinegros. 

Y es que ese sentimiento nació, primero que nada, por la cercanía de su hogar al Coloso de la Calzada Independencia y desde que tiene uso de razón, su papá y hermanas acuden al Jalisco a apoyar a sus Zorros.

“Vivía cerca del Estadio Jalisco y desde que tengo memoria asistía a los partidos con mi papá y mis hermanas. Desde ahí mi pasión por el Atlas. Hoy mi familia es rojinegra y es una pasión que compartimos”, siguió.

Y como era de esperarse, Paola no dejó pasar la oportunidad de estar presente en el Estadio Jalisco en la Final que Atlas le ganó a León, logrando hacer historia. Ese día lo recuerda como uno de los mejores de su vida.

“Viaje desde Los Cabos con mi familia para poder estar en el partido. Ese día organizamos una carne asada con nuestra familia rojinegra, después nos fuimos muy contentos a alentar al Atlas. En la ronda de penales estaba al lado de mi cuñada y nos tomamos de las manos y estábamos súper nerviosas; cuando Camilo paró el penal sentía un nudo en la garganta, y en el penal decisivo del Furch volteé con mi hijo  y grite a todo pulmón ‘¡ganamos, ganamos!’,  y no pude evitar que se me salieran las lágrimas de la emoción. Tuve el gusto de estar con mi esposo, mi suegro, mi cuñada y mi hijo. Y ahí valió la pena todo el viaje, vimos a nuestro Atlas coronarse”, relató.

Y ya con la ventaja en el Clásico Tapatío en este Clausura 2022, Paola confía ciegamente que sus rojinegros lograrán avanzar de rondas y por supuesto, lograr el bicampeonato. “Estamos en un muy buen nivel de juego y garra para lograrlo”.

JL

Temas

Lee También