Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 25 de Agosto 2019

Clase magistral con un Benois de la Danse

El galardonado bailarín tapatío Isaac Hernández compartió su talento y conocimiento en la Sala Plácido Domingo 

Por: El Informador

El bailarín tapatío (al centro) explica detalles para perfeccionar ciertos movimientos. EL INFORMADOR / E. Barrera

El bailarín tapatío (al centro) explica detalles para perfeccionar ciertos movimientos. EL INFORMADOR / E. Barrera

El bailarín tapatío Isaac Hernández tuvo su master class dentro de Despertares Impulsa, encuentro que busca incentivar el estudio de la danza en Jalisco y México. La sede de su sesión fue la Sala Plácido Domingo del Conjunto Santander de Artes Escénicas, a donde acudieron cerca de 500 personas para presenciar la clase desde las butacas. Sobre el escenario decenas de jóvenes entusiastas de la danza se prepararon para recibir las instrucciones del bailarín mexicano, quien recibió el Benois de la Danse recientemente, considerado el máximo galardón de la danza en el mundo.

Hernández subió al escenario para ser ovacionado. En su primera intervención comentó que la intención de la master class sería compartir “cosas fundamentales que me sirvieron en mis años de formación”, aclaró desde el comienzo.

Numerosas barras se colocaron en todo el escenario, para que los cerca de 100 estudiantes de danza se colocaran para hacer los ejercicios de calentamiento. Sobre ellos, Isaac fue muy claro: Todos tienen un objetivo específico al momento de los saltos, giros y otros movimientos más complicados. El bailarín recomendó modular la presión de los músculos, pues no se trata solamente de “hacer” un movimiento para que piernas o brazos vayan de un lado a otro, sino que la meta principal es el desarrollo de los músculos.

Desde el comienzo, Isaac recorrió buena parte del escenario para observar el desempeño de todos los alumnos. Durante la sesión hizo correcciones en las posiciones, con énfasis en cuidar la pierna de apoyo. Al hacer los señalamientos de las oportunidades de mejora, Isaac agregó varias recomendaciones para evitar los errores.

Sobre el peso del cuerpo, Hernández comentó que la posición de cabeza es clave en los cambios del peso de izquierda a derecha, algo que aprendió hace relativamente pocos años tras un largo recorrido sobre el escenario.

A propósito del largo aprendizaje, Isaac también abundó en las diferentes maneras de hacer un mismo movimiento: Unas ya poco vistas en la actualidad en la danza profesional, pero que no está de más aprender.

LEER TAMBIÉN: Despertar en el liderazgo digital

Movimientos con arte

La danza es una expresión artística, por lo que el bailarín comentó que como tal cada movimiento no solo hay que hacerlo matemáticamente correcto en el cuerpo, sino hacerlo artísticamente. En ese mismo sentido, definió la figura del bailarín como un actor que utiliza su cuerpo para contar historias.

Enseguida contó una anécdota de “Romeo y Julieta”, pieza de la que bailó unos compases de la entrada de “Romeo”. Tras hacerlo (y recibir el aplauso del público), Isaac comentó cada movimiento como una acción dentro de la trama de la clásica historia de Shakespeare.

Hernández sugirió que cada movimiento tenga una intención, siempre con la música como eje, incluso en los ensayos.

Cabe señalar que durante la clase contó con una pianista en vivo, ejemplificando el ritmo y la importancia de que los bailarines se apeguen a los compases. 

LEER TAMBIÉN: Despierta la danza en la ciudad

Temas

Lee También

Comentarios