Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 15 de Diciembre 2019

"Nos engañaron como a niños de kínder", dice ex empleado del SAT

Miguel Ángel Salgado Boena dice que les entregaron dos hojas para elegir entre la renuncia o el cese

Por: SUN

Miguel Ángel pide a las personas que opinan y se alegran del despido de trabajadores, que no se deben confundir las funciones y que no todos los trabajadores del SAT son corruptos. NTX / ARCHIVO

Miguel Ángel pide a las personas que opinan y se alegran del despido de trabajadores, que no se deben confundir las funciones y que no todos los trabajadores del SAT son corruptos. NTX / ARCHIVO

Miguel Ángel Salgado Boena llevaba ocho años laborando en la dependencia, hasta que el jueves pasado le dijeron que se quedaría sin empleo al igual que otras 125 personas, dice que les entregaron dos hojas para elegir entre la renuncia o el cese.

"Nos engañaron como a niños de kínder", lamentó Miguel Ángel Salgado Boena, ex empleado del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que hoy se manifestó para protestar por el despido masivo de sus compañeros

Originario del estado de Guerrero, Miguel Ángel es contador y llevaba trabajando ocho años en el SAT hasta que el jueves pasado a las 10:00 horas lo citaron en la sala de juntas. Le explicaron que se quedó sin empleo al igual que 125 compañeros más, de una oficina del SAT que obtuvo el segundo lugar de recaudación a nivel nacional.

"Con mentiras, los mandos y los de recursos y servicios llegaron a nuestra oficina para decirnos que de nivel central nos querían conocer. Nos obligaban a llegar con nuestro gafete y nos engañaron como a niños de kínder: formaditos nos hicieron pasar, nos citaban de una lista y nos quitaron los gafetes. Una vez que estás despedido no puedes portar el gafete porque es un delito". 

"Sin decirnos absolutamente, nos entregaron dos hojas: la renuncia o el cese, que tomáramos la decisión en ese momento: el cese quiere decir que te corren por pérdida de confianza, y ya no puedes volver a trabajar en el servicio público. Si renuncias pierdes todos tus derechos", contó.

Miguel Ángel dice, molesto, que le indigna que exista la percepción pública y en las redes sociales de que quienes eran trabajadores de confianza estaban ahí "por dedazo" o que estaban "acomodados" cuando, en realidad, los empleados eran evaluados constantemente: estudios socioeconómicos, prueba del polígrafo y evaluaciones toxicológicas. Precisamente por las evaluaciones de permanencia que tienen que presentar los trabajadores es que no se presentaban despidos sexenales.

Pidió a las personas que opinan y se alegran del despido de trabajadores, que no se deben confundir las funciones y que no todos los trabajadores del SAT son corruptos.

"No pertenecemos a ningún partido político, no sé qué criterios tomó nuestro presidente para quitarnos nuestro trabajo. Estamos informados solo por los noticieros. Me sorprende porque muchos de nosotros apoyamos el cambio de régimen y mira la sorpresa que nos deja… a fin de año y en vísperas de Navidad".

OA
 

Temas

Lee También