Sábado, 27 de Noviembre 2021

Del amor al terror de ser amenazada

Ana María Acosta escribió un tuit para pedir ayuda, pues su vida corría peligro. Huye del municipio coahuilense de Francisco I. Madero por las amenazas de su ex pareja 

Por: El Informador

HARTAZGO. Las manifestaciones por la violencia de género cada vez son más comunes en México. EFE

HARTAZGO. Las manifestaciones por la violencia de género cada vez son más comunes en México. EFE

El 20 de julio, Ana María Acosta publicó en Twitter: “Tengo 53 años y me quieren matar”. Era su primer tuit en esa red social y explicaba que había abierto el perfil para pedir ayuda porque las autoridades en Coahuila no la ayudaban y su vida corría peligro.

Ahora, la señora Ana María vive en otra ciudad. Tuvo que huir del municipio coahuilense de Francisco I. Madero por las constantes amenazas de su ex pareja y los robos a su casa.

Ana María Acosta platica que comenzó una relación a distancia y por redes sociales hace cinco años con un hombre llamado Gabriel Sánchez, con quien tenía previamente una relación a distancia de amistad.

Él vivía en Tijuana y había sido deportado de Estados Unidos. Decidieron vivir juntos en Francisco I. Madero, pero desde el principio, relata la señora, su ex pareja dejó ver un carácter explosivo y prendió una alarma.

A partir de ese momento comenzó un infierno para Ana María, el cual parece no concluir. Poco a poco, Gabriel incrementó su explosividad. En un inicio, la señora Ana María lo excusaba, pensaba que era parte del acoplamiento, pero llegó un momento en que se dijo “hasta aquí”.

Ana María estaba convencida de que podía salir de la relación, que podría manejarla. “Yo sola me metí en esto y sola tengo que salir”, se dijo.

Es por ello que comenzó a intentar sacarlo de su casa y alejarlo de su vida, pero él, violento y explosivo, para nada hacía caso. Por el contrario, la amenazaba.

Pedir apoyo

En su camino para deshacerse de su expareja, Ana María se topó con varias faltas de las autoridades. En una amenaza, habló a un refugio para mujeres en Torreón y le dijeron que no estaban trabajando por la pandemia.

También acudió a un refugio para mujeres en Francisco I. Madero, pero no la podían atender porque no había nadie a la hora que llegó.

Después fue al Ministerio Público a levantar una denuncia a las 7:00 de la mañana y no había nadie que le recibiera el papel. Fue hasta que llegó una agente cuando le aceptaron la queja por violencia intrafamiliar.

En su experiencia, presenció cómo la funcionaria parecía minimizar su denuncia, así como la alerta de violencia.

“Siento que lo veían como algo equis. Entraba una compañera y le daba la orden de las gorditas y seguía conmigo, y luego entraba otra compañera y socializando que se había quedado hasta tal hora en un lugar. Yo pensaba: ‘Bueno... a lo mejor estoy haciendo mucho alboroto. Tal vez estoy haciendo el ridículo’”, comentó la señora.

Finalmente, el 7 de mayo de este año logró una orden de restricción en la que le exigían a su expareja que no estuviera cerca de ella ni de la casa, ni tampoco de su familia.

“Pero se la pasó ahí. Nunca se fue. Se fue a tres cuadras, le tuve que dar el dinero. Pero me seguía mandando mensajes, que estaba en una casa con puros drogadictos”, cuenta en entrevista.

En una ocasión la amenazó con que un día le llevaría a su hijo bañado en sangre y lo mataría frente a ella. “Vas a saber quién soy, vas a conocer a este demonio”, le advirtió.

A principios de julio decidió salirse de su casa e irse a vivir a otro lado.

¿Qué esperan que pase?

En este tiempo, desde que Ana María se fue de su propia casa, le han tirado piedras a su vivienda, le han roto ventanas y tuberías, se metieron a robar, entre algunas cosas, una copia de la casa, y su expareja la sigue atormentando con mensajes que incluyen amenazas.

Es por ello que Ana María siente que sigue en peligro y por eso quiso alzar la voz.

La orden de restricción ya caducó, pero la señora afirma que nunca se respetó. “Se la pasó por el arco del triunfo. Se la pasaba afuera de mi casa. Nunca hicieron nada. Le hablaba a la policía municipal y no iban”, indicó.

La señora pidió a las autoridades que detengan o hagan algo contra su expareja.

Cuenta que la ha amenazado con que se va a ir a vivir al sector donde habita su hija y que, incluso, va a matar a su nieto.

No estoy tranquila. Oigo algún ruido y siento que es él. Cuando me habla mi hija siento que ya me va a comunicar una noticia fatal. Se pasea libremente por la ciudad, nunca le han hecho nada”, reclama.

¿Qué esperan que pase?”, cuestiona Ana María. También la ha amenazado con que Madero aparecerá en las noticias nacionales, pero no por algo bueno.

Para ella, las autoridades no le dan importancia a las amenazas y a la posibilidad de que se puede convertir en una víctima más de feminicidio.

Telón de fondo

Por violencia, declaran alerta de género en Sonora 

En Sonora se declaró la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, en un estado donde han sido asesinadas 446 adultas y niñas de 2016 a la fecha; una de cada cuatro estudiantes han sido agredidas en la escuela, y una de cada tres han sido violentadas en la calle por su género.

Las medidas se extienden a los 72 municipios de la entidad, en los que deberán fortalecerse con más urgencia las medidas propuestas en este mecanismo, pero en especial en Cajeme, Empalme, Guaymas, Hermosillo, Nogales y San Luis Río Colorado.

Fabiola Alanís Sámano, presidenta de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), refirió que estas localidades se encuentran entre los 100 municipios donde más se comete el delito de feminicidio.

Sonora se colocó como el tercer estado con mayor tasa de feminicidios en México durante el primer semestre de 2021.

Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INM), destacó la necesidad de que se fortalezca un presupuesto con perspectiva de género, cuyos programas sean establecidos en el presupuesto de egresos.

“También se pide generar formatos únicos estadísticos en todas las dependencias que previenen, atienden, sancionan y erradican la violencia contra las mujeres, para llevar un control estadístico de los casos de mujeres víctimas”, indicó.

Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), señaló que esta alerta no es un avance, es un triunfo de la lucha de las mujeres en el territorio nacional, sobre todo en Sonora y espera que sea un parteaguas para que no se sigan violentando sus derechos.

“Tenemos que unir esfuerzos de todos los sectores de la sociedad, desde las aulas, el cambio de visión de los medios, de cambiar la imagen de las mujeres y no verlas desde un uso mercantilista; hacer conciencia en todos los ciudadanos, y digo ciudadanos porque creo que es muy importante que el pensamiento masculino cambie”, consideró.

¿Quieres saber más?

Si quieres tener más contenido, más imágenes y aún más noticias, entonces descarga INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, donde tenemos materiales exclusivos para tí.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb

Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Temas

Lee También