Domingo, 14 de Abril 2024
México | Colosio

Esto se sabe del segundo tirador de Colosio que señala la FGR

En la ropa de dicho acusado se encontró el tipo de sangre de Colosio, según las pruebas de la FGR

Por: SUN .

El homicidio del entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, fue el 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, Tijuana, Baja California. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El homicidio del entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, fue el 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, Tijuana, Baja California. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta volvió a ser tema nacional luego de que su hijo, el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, pidió al Presidente Andrés Manuel López Obrador indulto para Mario Aburto Martínez por el asesinato de su padre.

Tras esto, la Fiscalía General de la República (FGR) afirmó la existencia de un segundo tirador en el homicidio del entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, acontecido el 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, Tijuana, Baja California, y señaló de encubrimiento a Genaro García Luna, quien en ese tiempo era subdirector Operativo en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y actualmente está preso en Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

La FGR informó que va a recurrir al procedimiento de apelación, luego de que el juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales, negó girar orden aprehensión contra Jorge Antonio Sánchez Ortega, exagente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), quien fue asignado a cubrir a Colosio Murrieta.

Destacó que hace 20 días el juez Jesús Alberto Chávez Hernández actuó con evidente parcialidad, quebrantó los principios obligatorios de valoración y análisis de pruebas presentadas que implican al agente.

La fiscalía indicó que Sánchez Ortega fue liberado en aquellos momentos "en un evidente encubrimiento delictivo, en el que estuvo vinculado directamente Genaro 'G', quien lo rescató en Tijuana".

Remarcó que las pruebas que presentó contra el exagente demuestran su presencia en el lugar del homicidio en el mismo momento del crimen, cuando hubo una diferencia de segundos entre ambos disparos.

"Todas las pruebas aportadas por la FGR, y en especial las de análisis de sangre, demuestran que en la ropa de dicho acusado se encontró el tipo de sangre de la víctima. Las pruebas de rodizonato señalan que el acusado, en ese lapso, disparó un arma".

"Un gran número de testimonios señalan al acusado en el lugar de los hechos al momento de los disparos, del cual huyó y niegan que él haya ayudado a transportar a la víctima".

"Un buen número de testimoniales también ratifican su detención cuando traía la ropa manchada con sangre de la víctima", refirió la Fiscalía General de la República.

Detalló que también se encuentra debidamente probado que el Cisen, de la Secretaría de Gobernación (Segob), mandó al acusado al lugar de los hechos para después encubrirlo y sacarlo de Tijuana de manera urgente y subrepticia.

La FGR informó que el video testimonio del primer disparo, al cual el juzgador le pretende dar valor frente a todo el acervo de pruebas aportadas, estaba ubicado hacia el primer tirador, Mario Aburto Martínez, y no dirigido hacia el segundo, que se hallaba en un ángulo totalmente distinto, razón por la cual no podía observarse.

"Y no existe ningún video dirigido hacia el área donde estaba dicho segundo tirador, motivo por el cual esa prueba no puede favorecer, en modo alguno, al responsable de ese segundo disparo", consideró la dependencia.

La fiscalía remarcó que recurrirá al procedimiento de apelación, como lo ha hecho en todos los casos en que ha sido necesario, y que confía en que el Poder Judicial de la Federación actuará con estricto apego a derecho, "en consideración de la trascendencia de un delito de tan alta gravedad, como el que se cometió en contra de la vida del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio", puntualizó.

En octubre del año pasado, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de Toluca otorgó un amparo a la defensa de Mario Aburto que invalida la sentencia de 45 años de prisión con apego al Código Penal Federal vigente en 1994, que recibió por el magnicidio de Colosio.

En esa ocasión se estableció que, debido a inconsistencias, procede dictar una nueva resolución por el delito de homicidio calificado con premeditación y alevosía, pero conforme a lo establecido en el Código Penal de Baja California vigente al momento de los hechos.

El Código Penal de la entidad refiere que la pena máxima por homicidio es de 16 a 30 años de cárcel, por lo que Aburto podría obtener su libertad en 2024.

Posteriormente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió a trámite el recurso de la FGR para impugnar el amparo que le permitiría a Mario Aburto salir de prisión. El recurso de revisión fue turnado al ministro Jorge Pardo Rebolledo, integrante del pleno de la Suprema Corte de Justicia.

* * * Mantente al día con las noticias, únete a nuestro canal de WhatsApp * * *

OA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones