Miércoles, 17 de Agosto 2022

López Obrador defiende sus obras de los "ultraconservadores y reaccionarios"

"Los estrategas del conservadurismo están pendientes, están viendo por dónde (atacar al gobierno) porque no les salen las cosas", declara López Obrador

Por: SUN .

López Obrador destaca que sus opositores no tienen la nobleza de aceptar que el AIFA se trata de uno de los mejores aeropuertos que se han construido últimamente en el mundo. SUN / B. Fregoso

López Obrador destaca que sus opositores no tienen la nobleza de aceptar que el AIFA se trata de uno de los mejores aeropuertos que se han construido últimamente en el mundo. SUN / B. Fregoso

El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió, de los "ultra conservadores y reaccionarios" que están enojados con su gobierno, la construcción de las obras insignia de su gobierno, como el Aeropuerto Felipe Ángeles (AIFA), el Tren Maya y la recién inaugurada, en su primera fase, refinería Olmeca.

En su conferencia "mañanera" de este lunes en Palacio Nacional, López Obrador aseguró que "los estrategas del conservadurismo están pendientes, están viendo por dónde (atacar al gobierno) porque no les salen las cosas".

Dijo que se tiene que hablar del tema para que las nuevas generaciones "vayan haciendo a un lado este pensamiento rancio y conservador", para salir de la burbuja de individualismo, egoísmo y superioridad en la que están sumidos los ultraconservadores que lo critican.

El Presidente López Obrador destacó que sus opositores no tienen la nobleza de aceptar que el AIFA se trata de uno de los mejores aeropuertos que se han construido últimamente en el mundo, en el que, aseguró, se ahorraron 125 mil millones de pesos.

Recordó además que cuando se construyó el AIFA ,sus adversarios dijeron que era una central camionera que nadie usa y agregó que como cualquier obra, requiere de un tiempo para funcionar óptimamente, pues "lleva tiempo llegar al punto de equilibrio".

Sobre la refinería Olmeca, de Dos Bocas, Tabasco, el Presidente dijo que sucedió lo mismo, pues las críticas no han parado a pesar de que se inauguró apenas el pasado viernes 1 de julio, ya que los opositores no tienen la nobleza de aceptar que es una gran obra, y que como cualquier otra requiere de un periodo prueba para que funcione al cien por ciento.

"Con la refinería (de Dos Bocas) lo mismo, no tienen la nobleza de decir que llevaba más de 40 años que no se hacía una refinería", dijo y destacó que su construcción significó una inversión de alrededor de 12 mil millones de dólares y emplea a 30 mil obreros.

López Obrador justificó que la refinería requiere de un periodo de prueba, pues se necesitan integrar todas las plantas "y ya terminamos de instalar todos los equipos en 600 hectáreas en dos años y medio".

Al defender la construcción y puesta en marcha de una de las obras insignia de su gobierno, en su natal Tabasco, el Presidente recordó que en el sexenio de Felipe Calderón (2006- 2012), se anunció "con bombo y platillo que iban a construir una refinería" e hicieron una simple barda.

Entre risas, recordó que el gobierno del panista compró un terreno en Guanajuato "y lo pagaron bien, bien. Se rayaron", hasta que decidieron hacer la obra en Tula, Hidalgo. Reiteró que los grupos de poder que no dijeron nada por el despilfarro de dinero en ese entonces ahora están molestos por la refinería Olmeca y Tren Maya.

"¿Y qué hicieron?, la barda, pero ni siquiera la terminaron y luego dicen, se suspende. Entonces ahora, los que no dijeron nada cuando se engañó y derrochó dinero son los que están molestos por lo de la refinería Olmeca y así con el Tren Maya", aseguró López Obrador.

López Obrador aseguró que pese a los amparos que han detenido un tramo del Tren Maya, van a inaugurar la obra el próximo año.

"Claro que vamos a inaugurar el Tren Maya, es un asunto de Estado. No es posible que un grupo de intereses creados, corruptos, le causen daño al pueblo y a la nación, porque se trata de presupuesto público, imagínense lo que se está perdiendo cada día que pasa", sentenció.

Además, recordó que el tramo donde está detenida la obra son 100 kilómetros del total del trayecto.

"Qué casualidad que la destrucción es en donde están las inversiones más fuertes y los intereses económicos, en el tramo Cancún-Tulum que, además, es donde existen menos vestigios arqueológicos, pero el propósito es que quedemos mal, que o podamos inaugurar", señaló el Presidente.

OA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones