Lunes, 17 de Febrero 2020

"Solo 'Chuy' sabe por qué he vivido tanto": Maura cumplió 112 años

Maura Landeros cumplió 112 años el pasado 15 de enero, y le tocó vivir la Revolución, las dos Guerras Mundiales y la Guerra Cristera

Por: Yunuen Mora

EL INFORMADOR / A. Camacho

EL INFORMADOR / A. Camacho

Vivió la Revolución, las dos Guerras Mundiales y la Guerra Cristera. También muchos cambios de Presidentes -desde Porfirio Díaz- y la muerte de toda su familia. 

Maura Landeros cumplió 112 años el pasado 15 de enero, pero no parece, pues sigue lúcida, sin enfermedades y sin dietas especiales, a comparación de otros de sus compañeros más jóvenes en el Asilo Leonidas K. Demos, que pertenece al DIF Jalisco, donde vive hace 10 años. Ella es la más longeva.

Una mujer de piel blanca, cabello blanco y ojos verdes originaria de Zapotlanejo. Cobijada, en silla de ruedas y con una ligera sordera -propia de la edad- pero lista para platicar y hasta bromear.

¿Su secreto? Su apego a Cristo y a "Papá Dios", a quienes toda su vida les ha dedicados dos oraciones diarias: en la mañana y en la noche. Aunque tal vez también son los frijoles con nopales y jitomate que tanto le gustan.

EL INFORMADOR / A. Camacho

"Solo 'Chuy' (Jesucristo) sabe por qué he vivido tanto", expresa con voz baja que sale de entre una boca que ya carece de dentadura.

En sus primeros años, vivió cosas tan duras que algunas prefiere reservarlas para no llorar. "Son cosas que no se deben de platicar", dice. Como la muerte de su mamá, cuando ella apenas tenía un año y medio de vida, o la de su padre durante la Revolución Mexicana. 

"Mi vida ha sido muy triste por (creer en) Cristo", dice mientras señala sus manos blancas y flacas, con las venas moradas que se notan cada vez más. "Nadie quería que yo dijera nada de él: "¡Correte por allá! Cuál Cristo", me gritaban. Yo les decía "miren mi Cristo" y lo besaba, pero me decían "no seas mentirosa"", lamenta.

También vio morir a los Cristeros: "¡Qué viva Cristo Rey!, gritaban y por eso los mataban", y a su mismo hijo, quien tenía 80 años y vivía en otro asilo.

A ella misma casi la matan a los 12 años. 

"Jesús Sacramentado, enemigos veo venir. La sangre de tu costado, de ellos me ha de cubrir", fue la oración que, según cuenta, le salvó la vida cuando una mujer la iba a matar en donde trabajaba haciendo tortillas a mano: "Oímos el portazo y agarró un cuchillo y (con lo que estaban cubiertas) pensamos que nos iba a traspasar", narra.

Un siglo, mas una década, mas dos años, mas cinco días: 40 mil 885 días vividos en total. 34 años más que el promedio de vida para una mujer en México, según la Secretaría de Gobernación (Segob). 

Vive desde 1908, cuando Porfirio Díaz era Presidente: "Ya tantos años, ¿verdad? Y no me los quito, ¿para qué?", comparte entre risas.

LS

Temas

Lee También