Lunes, 05 de Diciembre 2022

¡Sin ir a Oaxaca! Zapotlanejo alista festejos al estilo de la Guelaguetza

Del 10 al 20 de junio habrá diversas actividades culturales, así como venta de artesanías y presentaciones de danzas típicas sin costo

Por: Ernesto Gómez

La Guelaguetza se realizó por primera ocasión en el año de 1932. ESPECIAL

La Guelaguetza se realizó por primera ocasión en el año de 1932. ESPECIAL

Del 10 al 20 de junio, Zapotlanejo organizará festividades culturales al estilo la Guelaguetza de Oaxaca, en el que participarán grupos folclóricos de diferentes regiones de aquella entidad.

La máxima fiesta de los oaxaqueños se acerca a la Zona Metropolitana de Guadalajara en la plaza principal de Zapotlanejo.

“Es un honor intercambiar con Oaxaca la diversidad cultural, costumbres, gastronomía, artesanías, y más, todo aquello que nos enriquece mutuamente”, destacó el presidente municipal de Zapotlanejo, Gonzalo Álvarez Barragán, en la exposición de las actividades de la Guelaguetza Zapotlanejo 2022.

“Zapotlanejo se distingue por su gente cálida, por la gente que realmente quiere sumar a este equipo de trabajo y hoy recibimos a nuestros amigos de Oaxaca para vestir de color y tradición a Zapotlanejo, siguiendo los pasos de las y los habitantes de nuestro estado hermano, quienes todos los días luchan por no perder su identidad y sus tradiciones”, aseguró.

La Guelaguetza es el festival étnico y cultural más grande de Oaxaca, donde hay exhibiciones folklóricas, culturales y deportivas.

Una de las expresiones de esta máxima fiesta es la ofrenda a Oaxaca, realizada por grupos representativos de las siete regiones tradicionales: Los Valles Centrales, La Sierra Juárez, La Cañada, Tuxtepec, La Mixteca, La Costa y el Istmo de Tehuantepec.

La presentación en Zapotlanejo será estos 10 días, donde habrá diversas actividades culturales, así como venta de artesanías  y presentaciones de danzas típicas sin costo.

Historia de la Guelaguetza

La Guelaguetza se realizó por primera ocasión en el año de 1932, con el fin de devolver la tranquilidad a los oaxaqueños que recientemente habían sufrido un sismo en la región.

El origen proviene de la época prehispánica, cuando los antiguos pobladores adoraban a deidades como Centéotl, diosa del maíz, por medio de rituales que consistían en ofrecerles danzas y ofrendas que duraban una semana.

JM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones