Lunes, 20 de Septiembre 2021

Resiliencia, clave para continuar horneando

Pastelerías OK enfrenta el reto de la pandemia con saldo positivo, la receta es adaptarse a los cambios de la mejor manera, siempre respetando a los colaboradores y clientes

Por: Gabriela Aguilar

ACTITUD. Resolver positivamente los inconvenientes que surgen en la operación de una empresa es la clave para tener mejores resultados, explica Fabiola Castro. EL INFORMADOR/ A. CAMACHO

ACTITUD. Resolver positivamente los inconvenientes que surgen en la operación de una empresa es la clave para tener mejores resultados, explica Fabiola Castro. EL INFORMADOR/ A. CAMACHO

Hablar de pandemia por COVID-19 en México es contar también las historias paralelas que han surgido después de un confinamiento donde permitieron únicamente negocios esenciales, de acuerdo a los criterios de la Mesa de Salud en Jalisco.

Los demás comercios se volvieron protagonistas de una economía seriamente afectada, otros ni siquiera figuran luego de cerrar sus puertas. Aquellos que sobrevivieron a los embates tuvieron que idear planes sobre la marcha para rendir el capital con el que contaban y que -claramente- no aumentaría los siguientes meses.

Los postres en nuestro país se han convertido en el pretexto perfecto para reunirnos con la familia o amigos. Sin embargo, tuvieron sus restricciones durante el periodo de mayor contagio en 2020. Pastelerías OK celebró 31 años en el mercado de Jalisco y Guanajuato con 580 colaboradores han hecho una tradición en miles de hogares que han comprado pasteles, gelatinas, helados y una extensa variedad de productos.

Guadalajara suma 13 clausuras tras nuevas restricciones anti COVID

Enfrentar condiciones inesperadas como el cierre temporal de sucursales, restricciones de ingreso para niños y adultos de la tercera edad en algunos momentos, llevaron a que invirtieran en capacitación y gastos no previstos, señaló Fabiola Castro, directora comercial de Pastelerías OK. El balance a casi año y medio del inicio de la pandemia en Jalisco, ha sido a favor, aseguró Fabiola: “La clave fue actitud y resiliencia, gracias a esa actitud oportuna, ajustarnos a lo que se debía hacer pudimos llevar esto”.

Sin tirar la toalla

Ser directos y transparentes los llevó a evitar conflictos con sus colaboradores. Contar con personal vulnerable que había de proteger los condujo a tener una comunicación efectiva, así como una escucha activa que permitió la retroalimentación y sugerencias del mismo personal en cuanto a propuestas que abonaran a hacer más llevadera la etapa dura y complicada.

Afortunadamente estar consolidados como empresa les dio la confianza para “no tirar la toalla” y darle frente como equipo: directivos y trabajadores.

Este tiempo de crisis ha servido para la reflexión, saberse vulnerables y reconocer que los días difíciles sirvieron de trampolín.

Abrieron ocho sucursales y contrataron personal, reafirmando que las crisis se vuelven oportunidades. Los planes continúan, esperan generar alianzas con socios comerciales que les haga seguir con el crecimiento de tantos años. Sin olvidarse de proteger al gran equipo de trabajo y desarrollar la resiliencia que para Fabiola es lo que los hará sobrevivir en esta realidad.

Cuando no sepas qué hacer, no hagas nada

Aquellas personas que perdieron su estabilidad laboral o que estaban a punto de iniciar un proyecto y el miedo los invade ante un futuro incierto, Fabiola les recomienda mantener la calma y aplicar la frase budista: “Cuando no sepas qué hacer, no hagas nada. La respuesta está en la quietud mental”. Añade que observemos nuestra propia realidad y tomemos decisiones desde ese principio budista, aun cuando dudemos o pensemos que suena fácil, la constancia llevará a ver las cosas desde otra perspectiva.

La actitud juega a favor de nosotros cuando es positiva, aunada al reconocimiento de lo que está bajo nuestro control y por ende, hacernos cargo de nuestras responsabilidades, será la fórmula correcta para salir de las crisis y además fortalecidos, concluye Fabiola.

"La clave fue actitud y resiliencia, gracias a esa actitud oportuna, ajustarnos a lo que
se debía hacer pudimos llevar esto".

- Fabiola Castro, directora comercial de Pastelerías OK

Cercanos a la sociedad

Fundada en 1990, Pastelerías OK se ha convertido en un icono para la sociedad tapatía. Acompañan a la gente en momentos especiales y celebraciones familiares. Así, desde sus orígenes se creó un compromiso social ante la comunidad y compartimos ese sentido de responsabilidad entre todos los colaboradores al interior de la empresa. Se apuesta por un proyecto de capacitación constante y reconocimiento a sus empleados. Además es partícipe de proyectos de protección ambiental y de colaboración social.

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb

Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

MQ

Temas

Lee También