Lunes, 03 de Agosto 2020

Pobladores del Río Santiago enfrentan doble “pandemia”

Cuatro meses después de que la CIDH dictara medidas cautelares a favor de los pobladores de las zonas aledañas, el Gobierno Estatal no ha dado respuesta satisfactoria

Por: El Informador

La contaminación del río Santiago ha incidido en los numerosos casos de enfermedades renales en el área. EL INFORMADOR/F. Atilano

La contaminación del río Santiago ha incidido en los numerosos casos de enfermedades renales en el área. EL INFORMADOR/F. Atilano

La pandemia de COVID-19 inicio en Jalisco el 13 de marzo, cuando llegó el primer caso positivo al Estado, pero la de contaminación que viven los pobladores alrededor de la cuenca del Río Santiago tiene, al menos, 47 años.

Esto les ha traído enfermedades, principalmente renales, que los hacen más vulnerables ante el COVID-19. En total, en El Salto y Juanacatlán, dos de las poblaciones más afectadas, hasta el viernes contaban con 226 casos.

Así como el COVID-19 ataca ciertas condiciones, como diabetes y tabaquismo, también quienes están expuestas a la contaminación son vulnerables. Es un factor extra de peligrosidad”, según señaló Arquímides Flores, integrante de la organización Un Salto de Vida.

De hecho, este año la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), indicó que ya hay tres quejas relacionadas con la salud de los habitantes de las zonas aledañas al río y continúan con algunas investigaciones abiertas.

Además, aunque por la pandemia las empresas disminuyeron su producción un tiempo, no hubo mucha diferencia en la contaminación.

De hecho el lirio sigue creciendo, pues pese a que se han hecho trabajos de limpieza, pusieron un muro para que no siguiera la corriente del agua y ahora se está acumulando del otro lado.

También cerraron la compuerta del agua que corre hacia la cascada para disminuir el flujo. Ésta se usaba para hacer funcionar la hidroeléctrica que había en el sitio, sin embargo ahora los pobladores no saben porque la volvieron a cerrar y, según la Secretaría de Gestión Integral del Agua, la controla la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Otra observación es que la espuma característica del río es baja, pero no significa que la contaminación bajó, solo que se evaporó por el calor, pues pasa cada año.

“Se percibe un olor más fuerte y no creo que sea porque aumentó la contaminación, más bien porque abrían las compuertas intermitentemente y los aerosoles vuelan. Esa sensación de abrir tu auto o levantarte en las mañanas y que huela a flatulencia toda la casa es horrible”, compartió Arquímides.

La Comisión informó que, luego del “macrorrecorrido” del 5 de febrero que realizaron diversas autoridades y liderada por el gobernador, sí ha habido respuesta de los requerimientos que se han solicitado a todos los municipios de las diversas cuencas hidrológicas.

Sin embargo, hasta el día de hoy, no hay propuestas firmes y claras de los municipios para la atención de esta problemática. Mientras que por parte de las autoridades estatales “se constriñen a su estrategia ya planteada de atención al Río”.

Olvidan medidas para el río Santiago

El 7 de febrero, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares a favor de los pobladores de las zonas aledañas al río Santiago para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud de las personas por la contaminación del lugar.

A partir de entonces, dio 15 días al Gobierno federal. Sin embargo, no ha habido respuesta.

Un mes después de la declaración de la CIDH, los pobladores realizaron una manifestación frente a la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) exigiendo la atención inmediata de las personas enfermas por la contaminación, la instalación de un hospital de especialidades en la zona y que abran más espacios para atender a enfermos crónicos.

La respuesta del secretario de Salud, Fernando Petersen, fue designar a un nefrólogo en Poncitlán. Luego comenzó la pandemia de COVID-19 en Jalisco y, con ello, el cierre de diversas actividades, entre ellas la atención a quienes padecen daño renal.

Temas

Lee También