Sábado, 04 de Abril 2020
null
Jalisco

Saneamiento del Santiago, el más bajo en seis años

En 2014 se trataban nueve mil 326 litros por segundo en esa cuenca; sin embargo, el año pasado bajó a seis mil 930
 

El Informador

El volumen del saneamiento de agua en la cuenca del Río Santiago tuvo su peor registro de los últimos seis años. La Secretaría de Gestión Integral del Agua de Jalisco informa que entre 2014 y 2018 el tratamiento del líquido residual se ubicó en nueve mil 326 y 10 mil 093 litros por segundo, respectivamente, mientras que el año pasado bajó a seis mil 930.

Se solicitó una entrevista con la Secretaría con la intención de explicar la reducción, pero no respondió.

José Antonio Gómez Reyna, investigador de la Universidad de Guadalajara, acentúa que la baja en el tratamiento puede deberse a la falta de capacidad o por la operación de las plantas, o porque llega menos líquido debido a la evaporación o los drenajes rotos, lo que propiciaría filtraciones en los mantos acuíferos.

Pese a la baja en el tratamiento, el Gobierno del Estado presume que el saneamiento del Río Santiago es uno de los objetivos principales de la presente administración; en noviembre se destacó que ya se habían invertido mil 557 millones de pesos en distintas acciones. Además, se anunció la elaboración del inventario único de descargas y aportes de contaminantes en la zona.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de los pobladores de la cuenca del Río Santiago y del Lago de Chapala por la gravedad de la contaminación y el riesgo de “daño irreparable” a los derechos de los habitantes. 

El organismo solicitó a la autoridad que adopte las medidas necesarias para preservar la vida, integridad personal y salud de los pobladores de El Salto y Juanacatlán, así como de las localidades de San Pedro Itzicán, Chalpicote, Agua Caliente y Mezcala, en el municipio de Poncitlán.

También se evidencia el incumplimiento de la macrorrecomendación emitida por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Jalisco, que pidió acciones para el saneamiento del Río Santiago desde 2009.

La reducción en el tratamiento de agua se repite en la metrópoli. Pese al aumento del volumen que abastece a la ciudad, el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) coincide con la caída del saneamiento de agua residual de usuarios o propietarios de predios en Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá

En 2017 se trató 63% del líquido a través de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) del Río Blanco, Virreyes, Tonalá Norte I, El Ahogado y Agua Prieta, pero el año pasado bajó a 51%, aunque se sumó el agua tratada por la planta de El Vado Sur.

Disminuye. Mientras la planta de tratamiento de Agua Prieta continúa operando a medias, durante el año pasado el volumen del saneamiento de la cuenca del Río Santiago registró los niveles más bajos desde 2014. EL INFORMADOR/F. Atilano

Pese a la inversión millonaria,  Agua Prieta sigue subutilizada 

En 2014 se inauguró la planta de tratamiento, pero faltan colectores para su operación integral

La planta de tratamiento de Agua Prieta fue inaugurada en 2014 tras una inversión superior a los tres mil 258 millones de pesos. Sin embargo, el Plan Institucional 2014-2018 del Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) resalta que se encontraba subutilizada, ya que se había dicho que tendría una capacidad para tratar 8.5 metros cúbicos por segundo, “de los cuales sólo se tratan 5.4 metros cúbicos por segundo en promedio, debido a la falta de colectores”, se destaca en el documento. 

El organismo operador del agua reporta que en 2017 abasteció a la ciudad con 314 millones 459 mil 310 metros cúbicos. De esa cantidad, trataron 198.2 millones de metros cúbicos (63%). Esto representó menos de lo proyectado en el plan institucional para ese año, que pretendía alcanzar un tratamiento de agua de 72.5 por ciento.

La estadística incluye la operación de las plantas del Río Blanco, Virreyes, Tonalá Norte I, El Ahogado y Agua Prieta.

En 2018, el abastecimiento fue de 315 millones 701 mil 548 metros cúbicos. Y el tratamiento fue de 185 millones 373 mil 030 metros cúbicos por segundo (58%).

Para 2019 suministraron 317.9 millones de metros cúbicos a la ciudad, de los cuales trataron 163 millones de metros cúbicos (51%), según los datos del organismo.

Solamente con las instalaciones de El Ahogado y Agua Prieta, el gobierno estatal prometía sanear hasta 89% de las aguas negras que se generan en la metrópoli. 

La Comisión Tarifaria del SIAPA publicó que, para este año, la cuota mensual para el tratamiento y la disposición final de las aguas residuales por metro cúbico facturado se fijó desde 55 centavos hasta los 10.46 pesos. 

LA VOZ DEL EXPERTO

Mariano Beret (investigador del Cidiglo)

Deben revisar la tarifa del saneamiento

Mariano Beret, investigador del Consorcio de Investigación y Diálogo sobre Gobiernos Locales (Cidiglo), resalta que sería interesante que se abriera un debate sobre el tema de la tarifa de saneamiento del SIAPA. Destaca que el líquido podría reutilizarse en riegos urbanos y de parcelas, incluso en zonas agrícolas de la Región Norte, donde hay déficit de agua.

“Se debe conocer cuánta de esta agua se reutiliza y qué calidad de agua se está descargando al Río Santiago, y las alternativas de reutilización”.

El especialista en Derecho y Gestión Ambiental recuerda que el beneficio del saneamiento de agua incide, en primer lugar, en las poblaciones aledañas. Y resalta que es fundamental revisar la calidad del tratamiento; es decir, conocer qué contaminantes remueven las plantas de tratamiento de El Ahogado y Agua Prieta.

“Del saneamiento hay dudas por los tipos de contaminantes. Por ejemplo, el agua del Río Blanco prácticamente no trata nada. Hay que ver los volúmenes y qué resultados están generando a lo largo del año. El Río Blanco es una cuenca de 500 mil habitantes”. 

Coincide en que la denominada macroplanta de tratamiento de Agua Prieta continúa operando a medias  y que se requieren inversiones para separar el drenaje pluvial. En este último caso se requerirían al menos 23 mil millones de pesos.

Añade que el derecho humano al saneamiento de agua está siendo omitido, y solamente se piensa en obtener agua.

“Hay que verlo como una oportunidad. Esa gran cantidad de agua debería ser un recurso que regresa de diferentes formas a los usuarios que pagan, que no fuera solo una tarifa de tratamiento, sino de reutilización”, insiste el investigador.  

GUÍA

Incumplen con la normatividad ambiental

  • Con el objetivo de mejorar las condiciones ecológicas, ambientales y sociales de la cuenca del Río Santiago afectada por altos niveles de contaminación, “con énfasis en procesos educativos, restaurativos, de penalización y de incentivación al involucramiento del sector público, privado y social”, se creó el indicador “porcentaje de cumplimiento de la normatividad ambiental de competencia estatal por unidades económicas en los municipios del área de atención prioritaria del Río Santiago”, que incluye a nueve municipios del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG). En 2018 se reportó que el porcentaje de cumplimento fue de 40 puntos y, en 2019, bajó a 38.5 por ciento.
  • Para verificar el desempeño ambiental de una unidad económica (establecimiento asentado en un lugar de manera permanente y delimitado por construcciones e instalaciones fijas), la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) toma como base la resolución del procedimiento jurídico instaurado. Por un lado, las pruebas aportadas durante el proceso que acreditan el cumplimiento de las medidas técnicas correctivas determinadas durante el procedimiento administrativo. Y, en los casos particulares, la Procuraduría realiza verificaciones en campo para determinar el cumplimiento de dichas medidas. 
  • “Tomando como base ambas fuentes de información (gabinete y campo), este indicador mide el porcentaje de unidades económicas que en una visita de inspección se encontraron fuera de norma”, y que posteriormente cumplieron las medidas dictadas durante el procedimiento administrativo. Se calcula para una cobertura geográfica de nueve municipios: El Salto, Guadalajara, Ixtlahuacán de los Membrillos, Juanacatlán, San Pedro Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá, Zapopan y Zapotlanejo.
  • A pesar de la baja en el saneamiento, la Secretaría de la Gestión Integral del Agua sostiene que el porcentaje de aguas residuales tratadas que cumplen con la NOM-001 SEMARNAT-1996 en las cuencas del Río Santiago y Río Verde, aumentó al 90.96 por ciento.

TELÓN DE FONDO

Exigen acciones urgentes

El pasado 7 de febrero, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de los pobladores de la cuenca del Río Santiago y del Lago de Chapala por la gravedad de la contaminación y el riesgo de “daño irreparable” a los derechos de los habitantes.

A través de la resolución 07/2020, el órgano internacional solicitó a México que adopte las medidas necesarias para preservar la vida, integridad personal y salud de los pobladores de El Salto, Juanacatlán y, en la localidad de Poncitlán, en San Pedro Itzicán, Chalpicote, Agua Caliente y Mezcala.

También pidió brindar un diagnóstico médico especializado a los habitantes y que se les informe las medidas que se adoptarán para mitigar las fuentes de riesgo. 

Para llegar a esa decisión, la CIDH tomó en cuenta estudios de especialistas que documentaron que 28 personas habrían fallecido debido a enfermedades renales crónicas desde 2003. 

A su vez, detalló que las plantas de tratamiento de aguas residuales a las que apuesta la autoridad estatal para atacar la polución en el Santiago no son, desde su óptica, idóneas. 

Esto, debido a los residuos industriales que se descargan y que no se pueden tratar en éstas.

La Comisión recordó al Estado mexicano que tiene la obligación de mitigar el daño ambiental significativo, incluso cuando hubiera ocurrido pese a las acciones preventivas o si se desconoce cuál es el origen de la contaminación.

El titular de la Secretaría de Gestión Integral del Agua, Jorge Gastón González, anunció que entre septiembre y noviembre de este año serán ampliadas las 13 Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) que limpian las aguas vertidas a los ríos Santiago y Zula.

A la baja, plantas que operan dentro de norma

La Secretaría de Gestión Integral del Agua remarca que solamente 50 plantas de tratamiento de agua residual que operan en Jalisco cumplen con la norma establecida. En 2018, la cifra fue de 74 plantas de tratamiento, mientras 94 estaban dentro de este parámetro en 2017.

Este indicador mide el cumplimiento de la normatividad de “contaminantes básicos”, “metales pesados” y “coliformes fecales”. 

La Comisión Estatal del Agua (CEA) informa que en Jalisco existen 219 Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR); es decir, que sólo una cuarta parte opera dentro de la norma.

El documento “Retos para la gestión del agua en municipios de Jalisco”, destaca que en 2017, el entonces director de operación de las PTAR de la Comisión Estatal del Agua detectó la omisión de municipios tras cuatro mil tomas de muestra para detectar la presencia de cloro residual libre en las redes de distribución del agua. “Con información proporcionada por la Secretaría de Salud en Jalisco sobre la cloración del agua potable en los municipios del Estado entre 2014 y 2017, hallamos que existe un número significativo de municipios con bajo cumplimiento con la norma para cloro residual libre. El Salto es de los municipios  problemáticos, por ejemplo, con cumplimiento en sólo 22.7% de las muestras en 2017”.

Se resaltó que, a pesar de la importancia de este tema y de la vigilancia continua que realiza la Secretaría de Salud, no existe una fuente pública de información sobre la calidad de todas los canales de abastecimiento a la población.

También bajaron los litros por segundo de agua residual tratada que se vuelve a utilizar en la Entidad. Reportaron mil 085 litros por segundo el año pasado, y en 2018 documentaron mil 105 litros por segundo.

LA VOZ DEL EXPERTO

José Antonio Gómez Reyna (académico de la Universidad de Guadalajara).

Pide revelar la calidad del tratamiento

José Antonio Gómez Reyna subraya que el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado  debe explicar la razón por la cual bajó el tratamiento de agua residual, ya sea porque las plantas de tratamiento están rebasadas, porque no operan, o porque recibieron menos agua, ya sea por culpa de fugas o evaporación.

“Si las plantas no operan estamos hablando de que el pago que se está haciendo y la calidad no son los adecuados. Lo podemos ver en el Río Santiago, que es como un drenaje después de Guadalajara. La pregunta es: ¿Dónde están las plantas de tratamiento? O no están entrando los metros cúbicos porque hay evaporación o porque los drenajes están rotos… y allí se están filtrando a los mantos acuíferos”.

Acentúa que es fundamental que el organismo revele la calidad del agua tratada, ya que el sistema de drenaje es responsabilidad del SIAPA.

“El mismo órgano operador es el que determina cómo entra y cómo sale. Hace falta una auditoría externa a la calidad y en el ingreso a las plantas… y la calidad del agua que se vierte sobre los sistemas”.

Aunque las aguas industriales son las más peligrosas, aclara, también están las agropecuarias y urbanas. Y en la ciudad las descargas son de los tres tipos.

Además, recuerda que la norma es laxa y no señalan los nuevos contaminantes que son persistentes, como los polímeros (plásticos), las hormonas o los antibióticos. “Eso genera problemas en la salud, la mayoría son organizados y hechos a través de las industrias. Como los solventes”.

Cuando pagamos el recibo de agua nos cobran el tratamiento, que se supone es para las plantas de tratamiento, pero resulta que muchas de las plantas ni siquiera operan. Es un maquillaje que hace el SIAPA en este tema
José Antonio Gómez Reyna, investigador de la UdeG.

CLAVES

Quejas

Turbia

El Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) reporta por Transparencia que entre 2013 y el 1 de septiembre de 2019, recibió seis mil 860 reportes ciudadanos por mala calidad de agua; un promedio de tres reportes diarios. Este año van 710 señalamientos en 301 colonias de la ciudad, principalmente en La Constitución (15) y Parque Virreyes (15), de Zapopan; Jalisco (13), de Tonalá, así como Infonavit Miravalle (11), en Guadalajara.

Promesa

El nuevo Gobierno estatal prometió que el saneamiento del Río Santiago es uno de los objetivos principales de la administración. Se destacó que para lograrlo, durante 2019 (con corte a noviembre) se invirtieron mil 557 millones de pesos en distintas acciones. 

Enfermos

Este medio publicó que municipios de la zona metropolitana, de la Región Ciénega y de la Ribera de Chapala concentraron 89% de los casos de pacientes con enfermedades renales crónicas que recibieron atención en clínicas públicas de Jalisco y Hospitales Civiles en el año 2017.

Salud

Por Transparencia, el Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud en Jalisco informó que de los seis mil 833 egresos en 2017, seis mil 076 son personas cuyo municipio de residencia es Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Poncitlán, Tlajomulco, La Barca, Ixtlahuacán del Río, Ayotlán y Chapala.

Sigue: #DebateInformador y participa en Twitter en el debate del día @informador 

Tratamiento de agua

¿Qué opina de la contaminación del Río Santiago?

JL