Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Malena vive viacrucis al buscar a su padre e hijo desaparecidos

Lamenta la burocracia e ineficacia que han mostrado las autoridades en la búsqueda de sus familiares; sólo el escándalo de los cuerpos en tráileres le permitió acceder a vestigios de cadáveres e investigaciones de su caso

Por: El Informador

Para ingresar en las instalaciones del IJCF a Malena le solicitaron antes ir a la Fiscalía General por un documento. El trámite “iba para largo”. EL INFORMADOR/A. Camacho

Para ingresar en las instalaciones del IJCF a Malena le solicitaron antes ir a la Fiscalía General por un documento. El trámite “iba para largo”. EL INFORMADOR/A. Camacho

“Sí quiero ver los cuerpos de los tráileres..., aún tengo una esperanza de vida. Los seguiremos buscando  hasta donde se pueda, que ellos sepan que no los olvidamos”, dijo Malena Calderón, quien busca a su padre y a su hijo, vistos por última vez el 2 de marzo de 2016 en Tesistán, Zapopan.

Ayer la mujer llegó temprano a las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) para pedir que le mostraran las prendas de los 444 cadáveres que ahí tienen y de los cuales 273 recorrieron tres municipios de la metrópoli en un tráiler que rentó el Gobierno estatal.

Sin embargo, en el IJCF le dijeron que primero tenía que ir por un documento a la Fiscalía General, por lo que regresó más tarde. Su hermana, Hilda, hizo guardia. Las dejaron pasar después del mediodía.

Entraron con cubrebocas debido al olor. Una hora más tarde esperaron afuera del Instituto en medio de la fetidez. Malena contó que le dieron una ficha y que en el interior había mucha gente. Pidió a su marido que se fuera porque aquello “iba para largo”.

Ni Malena, ni su esposo, ni su hermana habían desayunado. Le dio rabia tanto papeleo, tanta burocracia. Un sistema “obsoleto y retrógrado. Cuánta barbarie y trato inhumano”. Cuando se quedó sin adjetivos le brotaron las lágrimas.

La mujer indicó que sus familiares desaparecieron en 2016, pero en anteriores ocasiones las autoridades sólo le dejaron ver carpetas iniciadas en años posteriores.

Únicamente cotejaron datos. “Ni fotos, ni ropa, ni nada”. Señaló que le entregaron los primeros resultados de ADN  año y medio después de que se los tomaron.

“Tuvieron que pasar dos años y medio desde la desaparición de mis familiares y apenas ayer, con el escándalo, me dejaron ver carpetas de 2016. Si desde un principio ellos hubieran trabajado como se debe, no tuvieran este rezago de cuerpos”, lamentó Malena.

Fiscalía consigue más de 800 criptas para inhumar cuerpos

A través de convenios con los municipios de Guadalajara y El Salto, la Fiscalía General del Estado consiguió más de 800 espacios para inhumar los 444 cadáveres sin identificar que se encontraban en dos cajas de tráileres y en las cámaras frigoríficas del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), informó Marisela Gómez Cobos, encargada de despacho del fiscal General. “En los dos municipios tenemos entre 800 y 900 fosas; El Salto y Guadalajara”.

Además de estas dos demarcaciones, Gómez indicó que también se entró en diálogo con el resto de municipios metropolitanos para que encuentren en sus respectivos cementerios municipales más espacios en caso de ser necesarios. “En este momento, todos los municipios tienen disponibilidad, se está trabajando. Se están haciendo trámites para poder dar una respuesta inmediata”.

La noche del sábado se concluyó con la inhumación de los primeros 21 cadáveres en las instalaciones del Panteón Guadalajara, y ayer continuaba el proceso.

La encargada del despacho del fiscal aclaró que todos los cuerpos que serán inhumados ya cuentan con sus placas de identificación, con sus muestras genéticas procesadas, toma de huellas dactilares, fotos y registro odontológico.

“Todos se cotejan, no podemos hacer la inhumación si no tenemos su expediente completo, tenemos nosotros que tener los cinco pasos que tiene que contener la carpeta (de investigación) de toda persona que no han sido identificada, previa autorización del Ministerio Público”.

Además se depositan en el cementerio en féretros. En otros estados, como Colima, Michoacán o Baja California, los cuerpos son inhumados en bolsas forenses.

Actualmente decenas de personas han acudido a las instalaciones del IJCF en busca de cuerpos de familiares al revisar fotografías, tatuajes, ropa y demás objetos o señas particulares. Sin embargo, hasta el domingo sólo se había identificado a una persona. Fueron sus familiares quienes lo reconocieron por las fotografías y los restos mortales les fueron entregados.

La Fiscalía ya tramita en Tlaquepaque la construcción de la cámara de refrigeración para el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses que tendrá una capacidad para 300 cuerpos, aunque aún no saben cuándo estará lista.

También se busca a contratación de un nuevo camión para trasladar los restos en féretros a los distintos panteones para inhumarlos.

Pagan 1.7 MDP por lugares

El Gobierno del Estado erogó un millón 752 mil 240 pesos (MDP) por 400 gavetas del Panteón Guadalajara a donde se prevé trasladar los cadáveres que se encuentran en contenedores de tráiler.

Con este recurso se cubrió el pago por el derecho de uso de las gavetas, las cuotas de mantenimiento de áreas comunes y los derechos de inhumación, informó Comunicación Social tapatía.

En el caso de Zapopan, el presidente Pablo Lemus señaló que el municipio no cuenta con suficientes espacios para ofrecerle al Ejecutivo, pues los que quedan apenas alcanzan para los ciudadanos.

Lemus dijo que tiene conocimiento de que el Gobierno del Estado buscó una negociación con un panteón privado ubicado en el cruce de las avenidas Santa Margarita y Aviación.

La alcaldesa de Tlaquepaque, María Elena Limón, informó que los panteones municipales no tienen espacio, pero ni siquiera hubo una petición expresa por parte del Gobierno del Estado.

VOCES

Buscan a familiares y salen con las manos vacías

María fue ayer al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) en vano, como otras veces. Ella es otra de las personas que aguantó el mal olor y esperó en esas instalaciones con la ilusión de encontrar a su hijo entre los cuerpos sin identificar.

Tenía la esperanza de encontrar más datos que la condujeran a conocer el paradero de su hijo de 26 años, quien fue visto por última vez en una colonia de Tlajomulco. “Mi marido no camina, usa pañal desde hace siete años, mi niño es un niño sano, que me ayudaba, mi brazo derecho. No entiendo por qué tanta injusticia”.

La mujer mostró impotencia porque le mostraron las mismas imágenes desde hace un año y 10 meses. El tiempo se le va entre las visitas que hace al IJCF y su trabajo. Las ojeras debajo de su mirada delatan su desgaste. Pese a ello, sostuvo que volverá cada que se entere de cuerpos encontrados en la metrópoli.

Recalcó que es inadmisible el trato que se le da a los cadáveres. “Ni a los animales los pasean así. Siento que el mismo Gobierno está con los que hacen esto tan horrible”.

María, tiene a un familiar desaparecido.

Laura Verónica también fue al Instituto cuando se enteró del escándalo de los cuerpos apilados en tráileres.

Su hermano desapareció hace seis años en un camino rumbo a Tamazula de Gordiano.

Llevó al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses el formato de la denuncia, acta de nacimiento y fotografías de su ser querido. Tiene la esperanza de un progreso en el caso.

Pero como las demás mujeres, se fue con más dudas que respuestas. “En cuanto ocurren hechos como lo de los tráileres venimos a ver qué encontramos, pero hasta ahorita seguimos sin saber nada”.

Laura Verónica, busca a un familiar.

Temas

Lee También

Comentarios