Lunes, 04 de Julio 2022

Por crecimiento desordenado, aumentan puntos inundables en la ZMG

"La ciudad crece y más las superficies impermeables, los cauces desaparecen y las redes de colectores y drenajes tienen 40-50 años y son deficientes", dijo Luis Valdivia Ornelas, investigador de la UdeG

Por: Yunuen Mora

Valdivia señaló que en los últimos tres años ha habido, en promedio, 70 inundaciones anuales, por lo que son necesarias varias acciones. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Valdivia señaló que en los últimos tres años ha habido, en promedio, 70 inundaciones anuales, por lo que son necesarias varias acciones. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El crecimiento desordenado de la ciudad ha hecho que haya cada vez menos puntos impermeables, lo que, a su vez, ha causado que los puntos inundables crezcan en dos años.

En 2019, Luis Valdivia Ornelas, profesor investigador del departamento de Geografía y reordenación territorial de la Universidad de Guadalajara (UdeG), señaló que había 350 puntos susceptibles de inundación, los cuales en ese momento ya habían crecido en un año. Sin embargo, este jueves informó que los puntos suman 500.

“La combinación de tormentas de fuerte intensidad horaria (más de 15 mm/h), con altos valores de superficies impermeables, y sistemas hidrográficos severamente transformados (cauces confinados, segmentados o desaparecidos), además de redes artificiales (colectores e imbornales) con capacidades menores de conducción, o que funcionan deficientemente, han ocasionado que se dispare la frecuencia de las inundaciones y aumente la peligrosidad en la última década”, explicó.

“La ciudad crece y más las superficies impermeables, los cauces desaparecen y las redes de colectores y drenajes tienen 40-50 años y son deficientes. Se debe cambiar la estrategia para poder recuperar el ciclo del agua. Tener colectores más grandes y profundos no van a ayudar, tenemos que recuperar las condiciones hidráulicas de los cauces, debe haber un control de las urbanizaciones de las partes altas de las microcuencas”, señaló.

Además, Valdivia señaló que en los últimos tres años ha habido, en promedio, 70 inundaciones anuales, por lo que son necesarias varias acciones: Recuperar y restaurar las condiciones hidráulicas de los cauces, que incluye la regulación del escurrimiento mediante el control de la escorrentía en la parte alta de las microcuencas; la regulación del escurrimiento mediante depósito de detención y la implementación de sistemas de urbanos de drenaje sostenible.

Esta última, dijo, como una actitud de proyección al no poder resolver el problema a corto o mediano plazo.

Canal de Las Pintas con riesgo de inundar viviendas

Aunque en Santa Anita las inundaciones ya se han hecho presentes años anteriores, el investigador resaltó que se acentuará por la urbanización, pues está construido un 60% y “el problema va a ser desde los canales que van desde Santa Anita hasta San Agustín, en una zona que se llama La Laguna, que es problemática, ya que es zona baja y de alta densidad de población y hasta el Canal de Las Pintas”, señaló el investigador.

Este canal, a su vez, no tiene las características para desalojar el agua de tormentas, por lo que fácilmente se pueden romper sus bordes y las viviendas están en sus márgenes hasta su desembocadura en la colonia Las Pintas.

La zona de Tesistan en la carretera hacia San Cristóbal es otro de los puntos en los que ya se comienzan a manifestar los problemas de inundaciones que no había.

Además de la zona de Tonalá y hacia Zapotlanejo, donde hay cada vez más crecimiento.

GC

Temas

Lee También