Lunes, 28 de Septiembre 2020

Jalisco, tercero en hechos violentos cometidos de enero a junio

El hecho que se registra con mayor frecuencia es el de exhumación de cuerpos de fosas clandestinas, seguido de calcinamiento de personas, hallazgos de personas desmembradas, y torturas

Por: Rubí Bobadilla

"Vivimos asfixiados por una inseguridad cada vez más extendida y cada vez más violenta", expone la presidenta de la organización Causa en Común. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Cuerpos exhumados de fosas clandestinas, multihomicidios, descuartizamientos, asesinatos de menores, de funcionarios públicos, y feminicidios, son algunas de los hechos violentos que la organización Causa en Común documentó de enero a junio de este año para elaborar el informe “Galería del horror: Atrocidades registradas durante el primer semestre de 2020”.

En dicho documento Jalisco se ubicó en el tercer lugar nacional con mayor número de incidentes de este tipo: 178 en los primeros seis meses del año, casi una diaria. La entidad se ubicó solo por debajo de Guanajuato, que registró 283 “atrocidades” y de Michoacán, que contabilizó 236.

En el caso de las víctimas, la Entidad también se reportó en el tercer puesto con al menos 205. Guanajuato registró 537 afectados y Michoacán 270.

El hecho que se registró con mayor frecuencia y que llevó a Jalisco al tercer  lugar nacional fue el de exhumación de cuerpos de fosas clandestinas, seguido de calcinamiento de personas, hallazgos de personas desmembradas, y torturas.

El documento presentado este miércoles por Causa en Común, fue elaborado con el objetivo de visibilizar los índices de extrema violencia que existen en el país, así como sensibilizar a la población ante este tipo de eventos.

En él se documentaron dos mil 124 casos “atroces” ocurridos en México durante el primer semestre del año, entre los cuales también se registraron asesinatos de defensores de derechos humanos, de periodistas, de personas con discapacidad, linchamientos, terrorismo, violaciones e intentos de linchamientos; todos, documentados de manera hemerográfica.

“Este mosaico de atrocidades ciertamente refleja violencia criminal; pero es importante resaltar que se trata también de violencia familiar, comunitaria y violencia social. Se debe dejar de jugar políticamente con la inseguridad; reconocer que todas las mexicanas y mexicanos vivimos asfixiados por una inseguridad cada vez más extendida y cada vez más violenta; y poner en marcha las políticas locales y nacionales, institucionales y sociales, que le urgen a nuestro país,” expuso la presidenta de la organización María Elena Morera.

Para la coordinadora de proyectos de justicia penal en América Latina de Open Society Justice Initiative, Ina Zoon, este informe expone “una lista de crueldades inimaginables” que demuestra la saña de los causantes sin diferenciar entre las víctimas y sin que alguna de las estrategias expuestas por las autoridades puedan detenerlo.

“Vemos historias de terror como tirar cuerpos de niños y bebés unos sobre otros en fosas comunes, quema de seres humanos en tambos, mexicanos contra mexicanos, pobres contra pobres, hombres contra mujeres, hijos contra padres, familiares, contra niños”, expresó.

Por su parte, el , investigador del seminario sobre Violencia y Paz del Colegio de México, Jacobo Dayan, expresó que este reporte debe convertirse en un llamado para que las autoridades, en conjunto, comiencen a crear las estrategias adecuadas para abatir la impunidad y la inseguridad, así como para fortalecer a las policías “y no sólo nos digan que esperan reducir la violencia con programas sociales”.

NR

Temas

Lee También