Jueves, 02 de Julio 2020

Instalan filtros en ingresos al tianguis El Baratillo

Inspectores del Ayuntamiento de Guadalajara se colocaron en las entradas para regalar gel antibacterial y cubrebocas a quienes no tenían

Por: Rubí Bobadilla

Pese a que en la entrada los inspectores pedían a los asistentes traer el cubrebocas dentro de su recorrido, muchas de las personas se lo retiraban. EL INFORMADOR / A. Camacho

Pese a que en la entrada los inspectores pedían a los asistentes traer el cubrebocas dentro de su recorrido, muchas de las personas se lo retiraban. EL INFORMADOR / A. Camacho

EL INFORMADOR / A. Camacho

EL INFORMADOR / A. Camacho

EL INFORMADOR / A. Camacho

EL INFORMADOR / A. Camacho

Con la finalidad de tener un mayor control dentro del tianguis El Baratillo y fomentar la aplicación de medidas sanitarias para prevenir contagios de coronavirus, el Ayuntamiento de Guadalajara instaló filtros en las entradas principales.

Uno de ellos fue colocado sobre el ingreso ubicado en Puerto Melaque y Juan Pablo II. Ahí se instalaron varias vallas con un acceso y una salida, otros dos más se encontraron en la glorieta de Santa María, también sobre Puerto Melaque y Santa Beatriz.

Durante un recorrido realizado por este medio de comunicación se constató que las personas debían formarse para ingresar, al llegar a la entrada los inspectores les regalaban un poco de gel antibacterial y les pedían que trajeran el cubrebocas en todo momento y a quienes no contaban con uno les regalaban uno.

Dentro del tianguis los inspectores vigilaban las distintas calles para supervisar que los negocios no esenciales, especialmente los de venta de ropa, no tuvieran sus productos exhibidos, incluso los vendedores que tradicionalmente ofrecen ropa de paca solo pudieron vender ropa de uso médico, como filipinas y pantalones.

Otros tantos comerciantes de este giro tenían sus productos cubiertos con sábanas, cartones o tablones, pero cuando los inspectores se retiraban, estos volvían a descubrir su mercancía.

Pese a que en la entrada los inspectores pedían a los asistentes traer el cubrebocas dentro de su recorrido, muchas de las personas se lo retiraban o lo usaban como accesorio en la cabeza o la barbilla, además de que, debido a la cantidad de personas que asiste al tianguis más grande de América Latina, en los pasillos se olvidaba la medida básica de la “sana distancia”.

En total, informó la alcaldía, se instalaron cinco filtros en los accesos principales, operados por 89 funcionarios de distintas áreas de Gobierno que supervisaban se cumplieran las medidas sanitarias por lo menos, al ingreso al tianguis.

GC

Coronavirus

Temas

Lee También