Jueves, 25 de Julio 2024

El ISSSTE descarta muerte de pacientes COVID-19 por falta de luz

La administración del Hospital Gómez Farías ya se encuentra en las gestiones necesarias para rentar nuevas plantas eléctricas

Por: Rubí Bobadilla

La directora de la institución de salud reconoce que hubo personal que afirmó que los decesos se relacionaron con la falla. EL INFORMADOR/ARCHIVO

La directora de la institución de salud reconoce que hubo personal que afirmó que los decesos se relacionaron con la falla. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Pese a que en los últimos días circuló información en distintos medios de comunicación, sobre la presunta muerte de varios pacientes con COVID-19 a causa de un apagón de luz en el Hospital Valentín Gómez Farías del Instituto del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la institución negó que esta hubiera sido la causa de su muerte.

La directora de la institución, Miriam Rubio informó en rueda de prensa que fueron tres los pacientes que perdieron la vida durante la tarde del domingo 21 de junio y la madrugada del día 22, de los cuales solo dos estaban diagnosticados con el virus y conectados a un equipo de respiración.

Sin embargo, dijo, la causa no fue el fallo en el suministro de luz que se registró poco antes de las 19:00 horas del domingo, ya que pese al corte los equipos a los cuales se hallaban intubados los pacientes cuentan con una batería que mantiene su funcionamiento por al menos tres horas, y fue en un lapso menor a este tiempo en el cual se pudo restablecer el servicio y reconectar los aparatos.

Uno de los pacientes con coronavirus, dijo, falleció a las 19:40 horas del domingo, mientras que el otro perdió la vida a la una de la madrugada del lunes, mismo horario en el que murió el paciente que no estaba diagnosticado con COVID-19.

El corte de luz, señaló, derivó de la lluvia registrada durante la tarde, y aunque contaban con distintas plantas de luz que “se restablecían intermitentemente hasta el fallo de una de ellas” pues de acuerdo con los dictámenes técnicos una de ellas se encontraba mojada y no permitió su encendido.

Los médicos residentes y enfermeras acudieron a las áreas donde se requería mayor vigilancia, siendo en áreas donde existen pacientes con diagnósticos con enfermedades respiratorias y COVID-19. Todo el personal que acudió se ha capacitado para entrar a las mismas. Es importante reconocer que personal médico y administrativo al momento del evento aplicó los protocolos emergentes”, expresó la directora.

Rubio reconoció que hubo personal de la institución que afirmó que los fallecimientos se relacionaron con la falla, pero, dijo, aunque no habrá consecuencias administrativas en su contra ni otros actos a manera de una posible “venganza”, será gracias a la investigación abierta referente al caso que se pueda establecer quién y cuáles fueron los motivos de sus declaraciones.

“Rechazo categóricamente las declaraciones malintencionadas que tienden a desprestigiar a este instituto y a la invaluable labor que se está realizando durante esta pandemia”, dijo.

Añadió que es probable que algunos de los trabajadores están trabajando con complicaciones distintas a las que habitualmente se tenían en el hospital, pues ante la pandemia el personal ha tenido que avocarse principalmente al tema del coronavirus, lo cual, entiende, representa un desgaste mayor, pero que dicho comportamiento no debería ser la razón para tales declaraciones.

Por último, señaló que si bien no puede garantizarse que una situación como esta pueda ocurrir de nuevo, la administración del hospital ya se encuentra en las gestiones necesarias para rentar nuevas plantas eléctricas con la finalidad de contar con un respaldo adicional ante un posible corte de luz.

NR

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones