Lunes, 20 de Enero 2020

Dan prisión preventiva justificada a Lady Camaro

La defensa solicitó aplazar la audiencia de Kelia “N", de 18 años, para reanudarse el próximo lunes; en caso de ratificarse las medidas cautelares continuará el juicio en prisión

Por: El Informador

Al considerar que había un riesgo alto de evadirse de la justicia, el Juez V de Control y Oralidad, Juan Pablo Dávalos Navarro, concedió la prisión preventiva justificada para Kelia “N", la joven de 18 años que presuntamente chocó en un auto Camaro contra un grupo de personas durante un evento de arrancones en El Bajío el pasado 27 de diciembre. 

La defensa solicitó postergar la audiencia para la vinculación a proceso por 144 horas para preparar su caso, para reanudarse el próximo lunes. Si se le vincula, el juez decidirá si se modifican las medidas cautelares o si se ratifican. De ratificarse, la joven estaría en prisión hasta concluir el juicio, que pueden ser varios meses o antes, si se llega a un acuerdo reparatorio con las víctimas.

De acuerdo a las investigaciones mostradas por el Ministerio Público, Keila “N” conducía el vehículo Chevrolet Camaro rojo modelo 2010 el 27 de diciembre a las 22:50 horas sobre avenida Ayamonte con dirección al Circuito JVC, mientras participaba en actividades clandestinas de arrancones.

La mujer circulaba a 97.6 kilómetros por hora de poniente a oriente, cuando al llegar al cruce con el Circuito JVC perdió el control con el camellón de la avenida, lo que la hizo proyectarse en contra de dos motocicletas que estaban detenidas en la glorieta.

En este punto el vehículo arrolló a diez personas, entre ellas un menor de edad y a Gerardo del Río Franco, el joven que falleció al instante, según reveló la necropsia, por trauma craneoencefálico.

El Camaro continuó su trayecto para impactarse contra tres vehículos más, un Toyota Camry y dos Ford Figo que se hallaban estacionados.

El Ministerio Público enfatizó que tras el incidente, Keila “N” bajó del vehículo, tomó sus cosas y abandonó la escena para darse a la fuga sin prestar las atenciones a las víctimas, lo que se configuró después como el delito de abandono de personas a título de dolo.

Los otros tres delitos imputados fueron homicidio, lesiones y daño a las cosas a título de culpa grave.

Tras la imputación de los delitos, la defensa solicitó ampliar el plazo para vincular a proceso, mientras que el Ministerio Público solicitó como medida cautelar la prisión preventiva justificada.

Argumentó que la joven mostró alto riesgo de fuga al huir de la escena del crimen; además, ella y su familia se fueron del domicilio desde el día del percance para ocultar a la joven; y ella contaba con un pasaporte con el que podía escapar del país.

La defensa aseguró que la joven tenía arraigo, por lo que no había dicho riesgo, sin embargo, los argumentos de la defensa pesaron en la decisión del juez.

La joven se mostró calmada cuando la policía procesal la trasladó a las instalaciones del Reclusorio Femenil.

LS

Temas

Lee También