Martes, 20 de Abril 2021

''Buenas noches, ¿tendrá una cubeta con agua por favor?''

Los niños miran con asombro las camionetas de Protección Civil y Bomberos que llegan a su domicilio para apagar la fogata con la que festejaban la Nochebuena

Por: Rubí Bobadilla

Anoche recordaron a las familias que encender fogatas está prohibido porque además de ser peligroso representa una causa más de la contaminación del medio ambiente. EL INFORMADOR / R. Bobadilla

Anoche recordaron a las familias que encender fogatas está prohibido porque además de ser peligroso representa una causa más de la contaminación del medio ambiente. EL INFORMADOR / R. Bobadilla

''Buenas noches, ¿tendrá una cubeta con agua por favor?'', pregunta el director de Protección Civil y Bomberos Guadalajara al acercarse a la familia que tiene una fogata encendida en medio de la calle.

Los niños miran con asombro las cuatro camionetas de la dependencia que han llegado a su casa, dos señoras barren la basura hacia el fuego buscando apagarlo, tres hombres corren hacia el interior del domicilio mientras dos jóvenes bajan de un árbol un par de cuerdas. Ahorita rompimos una piñata'', dice uno de los niños a los oficiales.

Uno de los elementos que acompaña a Felipe López, el director, explica a la familia que de no tener el balde deberán llamar a una motobomba para que apague el fuego que encendía varias piezas de cartón y botes de plástico.

Una mujer y un hombre acompañan al comandante al interior del domicilio por la cubeta, mientras él les explicaba que encender fogatas estaba prohibido, pues además de ser peligroso representa una causa más de la contaminación del medio ambiente. La pareja le respondió que solo la habían prendido para deshacerse de la basura y tener menos bultos que tirar.

Regresan, el oficial toma la cubeta y la vacía sobre el basural, que después siguen barriendo las mujeres para tirarlo en una bolsa de plástico que han dispuesto a un costado de ellas. Los oficiales se despiden y regresan a sus unidades. ''Buenas noches, disculpen'', se despide la familia mientras los niños corren por la calle para ver cómo se retiran los vehículos.

Las unidades siguen circulando por las calles del oriente de Guadalajara donde abundan las camionetas que cierran las calles, brincolines y hasta grandes escenarios equipados con luces y bocinas de gran potencia, situación que obliga a los elementos a desviarse por otras rutas.

Mientras los oficiales se acercan más hacia el municipio de Tonalá una capa de humo comienza a cubrir la vista, pero pese a que se acercan a las calles pequeñas lo más que pueden, no consiguen ver fogata alguna.

No hay calle por la cual se circule en la que no se escuchen los estallidos y estruendos de la pirotecnia, que son detonados por niños, jóvenes, adultos, mujeres y hombres sin distinción, pero que al paso de las cuatro pickups corren y se esconden en los domicilios que los esperan con las puertas abiertas.

Los oficiales no pueden entrar al tratarse de una propiedad privada, saben que al seguir su paso volverán a salir y seguirán detonando los artificios, pero no pueden esperar porque deben continuar con el recorrido dando prioridad a la búsqueda y apagado de fogatas.

Cruzan la siguiente calle y efectivamente, se escucha de nueva cuenta el estruendo de un cohete, o quizá un barreno, detonado a sus espaldas.

Al paso del recorrido hay quien avienta a las camionetas, como retándolos, algunas bengalas y otros productos que al volar por el aire dejan sus destellos de fuego, pero la historia es la misma, corren de nuevo a esconderse a sus casas. Los 168 kilos de pirotecnia decomisados desde el 1 de diciembre por Protección Civil parecen haber sido pocos.

Hacia las 03:00 de la mañana, dentro de una de las unidades se escucha que terminarán los recorridos, solo se han reportado y apagado cinco fogatas durante toda la noche, pero una voz informa que la base deberá permanecer al pendiente de los reportes que los ciudadanos hagan al 911 o al teléfono de la dependencia.

Las pickup apagan sus luces y regresan a sus bases, donde pasarán la Nochebuena de guardia en espera de atender cualquier reporte, en espera de salir de su turno para regresar a casa con sus familias.

OF

Temas

Lee También