Lunes, 15 de Abril 2024

Se llevan siete garrafones de agua en menos de 100 pesos

Cada vez hay más centros de llenado de agua purificada en la Zona Metropolitana de Guadalajara

Por: Jorge Velazco

Purificadora ubicada en la calle Independencia, en el fraccionamiento Parques de San José, en Tlaquepaque. EL INFROMADOR/ ALONSO CAMACHO

Purificadora ubicada en la calle Independencia, en el fraccionamiento Parques de San José, en Tlaquepaque. EL INFROMADOR/ ALONSO CAMACHO

En la zona metropolitana de Guadalajara han proliferado los centros de llenado de agua purificada.

Estos negocios representan una alternativa para los consumidores que eligen no comprar en las grandes compañías y que consiguen un garrafón de agua hasta 50 por ciento más barato que las marcas que reparten casa por casa y ofrecen sus garrafones hasta por arriba de 35 pesos.

Aquí el garrafón cuesta 16 pesos, a la gente sí le gusta el sabor del agua, no hay nada de diferencia respecto a las otras marcas, la única diferencia que yo veo y que es por lo que te cobran más es por la marca, los empleados y las rutas”, dijo Jesús Hernández.

El entrevistado detalló que el sistema de purificación es similar al de otras marcas.

“Nosotros recibimos el agua purificada y aquí realizamos el proceso de doble filtrado que consiste en quitar todas las impurezas al agua”, dijo el entrevistado.

Siete garrafones por 100 pesos

Normalmente la gente se lleva 2 garrafones, pero hay quienes se llevan más porque se los venden más baratos.

“Por ejemplo yo les cobré 98 pesos en los siete garrafones, es decir a 14 pesos en cada uno”, añadió Jesús Hernández.

En la ciudad así como han proliferado las purificadoras de agua también hay muchos negocios de este tipo en traspaso.

“El detalle es que este negocio te exige demasiado tiempo, así como hay venta hay ratos muertos y también tienes que tener gente para la ruta de reparto, tienes que dedicarle al 100 por ciento”, añadió.

En esta purificadora ubicada en la calle Independencia, en el fraccionamiento Parques de San José, en Tlaquepaque, abren de lunes a viernes de 8:00 horas a 20:00 horas, además de sábado y domingo medio día.

Los distintos expendios regularmente cuentan con una licencia del Ayuntamiento y de la Secretaría de Salud para su funcionamiento y confiabilidad de los consumidores.

Juan Bernardo Sahagún Michel, propietario de la purificadora Lirio San José ubicada en Tlaquepaque, aseguró que estas purificadoras cuentan con altos estándares de sanidad e higiene.

“Prácticamente le competimos a todas marcas, la gente la puede tomar con toda seguridad está bien tratada”, afirmó.

Añadió que también se tiene cuidado con el agua que compran que proviene de pozo y venga purificada a la que someten a un proceso de filtración.

“Nosotros hacemos un proceso de filtración, el agua prácticamente ya está lista para tomarse, nosotros la compramos purificada con un proceso de osmosis inversa y luego la metemos a un proceso que le quitas sólidos”, concluyó.

El entrevistado reconoció que no es tan fácil ganarse la confianza de la gente y por eso hay varias purificadoras que cierran o se traspasan. 

“Hay que explicarle a los clientes cómo viene el agua que tratamiento le hacemos y con eso vas ganando la confianza de la gente”

La inversión en estas purificadoras va desde los 70 mil pesos y hasta los 100 mil pesos y el retorno de inversión es superior al año, todo depende cómo trabaje el propietario.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones