Miércoles, 08 de Julio 2020

A ocho años, roban de nuevo escultura del "niño meón" en Guadalajara

Personal de mantenimiento del Ayuntamiento de Guadalajara descubre el incidente registrado en el cruce de Morelos y Gerardo Suárez

Por: El Informador

De nueva cuenta, una escultura de la Fuente de los Niños Traviesos, también conocida como de "Los Niños Meones", en el Centro Histórico de Guadalajara fue robada la madrugada del viernes.

ACTUALIZACIÓN: Localizan la escultura del “niño meón”… estaba en avenida Juárez

Ocho años atrás sucesos similares se habían registrado en el mismo punto, pero la acción de las autoridades permitió que fueran recuperadas las piezas del emblemático conjunto de esculturas en la Plaza Tapatía.

La mañana de este viernes, personal de mantenimiento del Ayuntamiento de Guadalajara descubrió el acto vandálico en el cruce del anadador Morelos y Gerardo Suárez, y realizó el reporte a las autoridades.

El robo de la pieza del escultor Miguel Miramontes ya es investigado por la Fiscalía de Jalisco. La búsqueda de los responsables se hará con ayuda de las cámaras aledañas al lugar, una de ellas la de una nevería y las de C2 y C5.

Al parecer se utilizó un equipo especial para sustraer la pieza. Se le pide a la ciudadanía que de tener alguna información haga el llamado a los números de emergencia para poder recuperarla.

Los robos anteriores

Hace ocho años, en 2012, se registraron dos robos en el mismo punto con unos meses de diferencia.

Primero, en abril de 2012, desapareció un "niño meón" que días después fue recuperado. La escultura, que adorna la fuente del Callejón del Diablo, había sido vendida a una chatarrera por unos mil 500 pesos.

En julio de ese mismo año, policías municipales detuvieron a un hombre cuando llevaba otra de las piezas en las manos, cerca de donde está la popular fuente, conocida entre los tapatíos como "Los Niños Meones" y que es considerada parte del patrimonio cultural de Guadalajara.

Historia de los "niños meones"

El conjunto que conforma la Fuente de los Niños Traviesos lo componen cuatro figuras de niños pequeños hechas de bronce que están rodeados por un cancel de herrería negra tradicional.

Esta fuente se instaló en el año de 1982 y representa la alegría de la infancia es una de las muchas obras del escultor Miguel Miramontes.

Como dato curioso: pese a que es conocida como la fuente de "Los Niños Meones", solo uno de los niños se encuentra orinando, a los otros tres les brota el agua por la boca, así como por una rana y tortuga.

Se ubica un lado del callejón conocido como “Rincón del Diablo” y estas cuatro estatuas de los niños es uno de los atractivos de quienes recorren la Plaza Tapatía entre el Teatro Degollado y el Instituto Cultural Cabañas.

La fuente de "Los Niños Meones" forma parte de la lista de las 100 cosas para disfrutar en Guadalajara que publica el Ayuntamiento local en su sitio web.

NR

Temas

Lee También