Miércoles, 21 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Muro alto, puerta grande

Por: Daniel Rodríguez

Muro alto, puerta grande

Muro alto, puerta grande

Hace aproximadamente dos años que un migrante de origen hondureño fue recibido por los autoridades estadounidenses en la frontera, se le abrió un proceso de asilo y fue regresado a suelo mexicano para esperar una respuesta, convirtiéndose en el primer caso del programa ‘Quédate en México’, que fue promovido por el expresidente Donald Trump con nuestro gobierno. De esta manera, los miles de migrantes (se estima que fueron 65 mil en aquellas fechas) que pedían la protección en Estados Unidos tenían que permanecer de este lado de la frontera.

Los acontecimientos provocaron que los migrantes quedaran varados de este lado creando una situacion caotica en muchas ciudades fronterizas, que no tiene para cuando terminar, porque apenas la semana pasada empezaron a permitir -a cuenta gotas- el ingreso de algunas personas, estimándose que la fecha son unos 25 mil los que esperan la oportunidad de llegar a suelo del vecino para cumplir con su ‘sueño americano’. Esta situación ha motivado a que nuevas caravanas sigan llegando a través de territorio mexicano.

Trump, que por segunda vez rompió el silencio desde que dejó la presidencia, el viernes pasado despotrico en contra de la administración de Joe Biden diciendo que “la situación está fuera de control gracias al desastroso liderazgo (Biden apenas tiene 45 días en la Casa Blanca)...nunca ha habido un momento en la frontera como el que está sucediendo ahora”. Habrá que preguntarse si Trump no tiene memoria y que fue él quien promovió la medida y alentó esperanzas de poder procesar los casos de asilo desde México.

Un dato estadístico de la Patrulla Fronteriza ratifica la responsabilidad del expresidente y comprueba que el tráfico de gente ya existía. En enero -cuando Biden llegó al poder- se registró el décimo mes consecutivo de aumento de detenidos con más de 78 mil, más del doble que el mismo mes del año anterior.

El problema está encima, urge darle curso a los casos de quienes están ‘anclados’ en la frontera, crear protocolos para los que están en tránsito actualmente y encontrar una fórmula regional de desarrollo que ayude a evitar la migración de más gente.

Esta semana Thomas Friedman, columnista del New York Times, dijo sobre el asunto que ante la realidad del problema hay que aplicar (de manera hipotética) una política de “un muro muy alto y una puerta muy grande”, haciendo referencia que debe existir un control estricto en la frontera, pero a la vez abrir la posibilidad de la llegada de inmigrantes que merezcan el asilo o quienes reúnan los características de quienes pueden aportar a las necesidades y desarrollo del país. ¿Usted, qué opina?

Temas

Lee También