Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Malos alumnos estadounidenses

Por: Sergio Oliveira

Malos alumnos estadounidenses

Malos alumnos estadounidenses

En la primera mitad de la década pasada el consumidor estadounidense solo tenía un producto en mente: los llamados vehículos deportivos utilitarios, mejor conocidos por su acrónimo en inglés, SUV. Todas las marcas, en especial las locales, se volcaron a producirlos como si no hubiera mañana. Era lógico. La utilidad que dejan esos vehículos de fabricación mucho menos cuidada que los autos es muchas veces mayor. El mundo era perfecto porque ellos daban lo que la gente quería y ganaban mucho más dinero con eso. Hasta que la ley de Murphy -otro estadounidense- de nueva cuenta mostró que es correcta con más frecuencia de lo que nos gustaría. El precio del petróleo comenzó a subir y el consumidor local se volcó a comprar de nuevo los automóviles. El detalle es que esos, abandonados por las entonces llamadas 3 Grandes, GM, Ford y Chrysler, eran la mayor fortaleza de los japoneses, quienes agradecieron y ayudaron a que, por primera vez en su historia, más de la mitad del mercado estadounidense fuera a manos foráneas. Malos alumnos que son, hoy la historia parece repetirse sin que dos de esas 3 Grandes muestren señales de haber aprendido.

Esta semana Ford anunció que muy pronto ya no tendrá automóviles en su oferta de productos en Estados Unidos, salvo el Mustang y una versión crossover del nuevo Focus. La decisión se debe a la rápida contracción en la demanda de esos autos por parte de los consumidores que solo quieren -ya adivinaron- SUV y ahora crossovers. Curiosamente, después de varios años de precios bajos, cuando llegó hasta a los 30 dólares por barril, el petróleo tiene otra vez sus precios al alza, debido a la incertidumbre de los mercados por una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China. Esta semana el precio del petróleo alcanzó los 67 dólares y algunos preven que pudiera llegar a 100 dólares por barril en un futuro no muy lejano.

EUA y México

FCA, Fiat Chrysler Automóviles, ya había decidido quitar a autos como el Dart y el Chrysler 200 de producción hace un par de años. Ahora que se suma Ford a una estrategia similar, daría la razón a la decisión del Jefe Ejecutivo de FCA, Sergio Marchionne. Por fortuna parece que al menos uno de los alumnos entendió su lección y fue justo el más importante, General Motors. En su convención anual en Las Vegas a principios de abril, la marca presentó su renovado Malibu y en ese entonces comentó que pese a que está achicándose, el mercado de los sedanes en EUA aún representa nada menos que cuatro millones de unidades por año. ¿No están Ford y FCA? Perfecto, GM, más los orientales, agradecen.

Por fortuna la decisión de Ford afecta menos a México de lo que parece. En Cuautitlán el Fiesta seguirá produciéndose hasta mayo de 2019, cuando iniciará la producción de un crossover eléctrico. En Hermosillo el Fusion seguirá por al menos un par de años y Ford México ya anunció que está contemplado un nuevo producto a ser fabricado ahí una vez encierre la producción del magnífico sedán que hoy hacen. No lo dijeron, pero probablemente en Hermosillo produzcan la futura generación de la Ford Edge y la Lincoln Aviator. Sedanes más populares como Figo, seguirán llegando de India. El nuevo Focus podrá venir de China. Por ausencia de productos de la marca en la gama local de automóviles, no deberemos tener problema.

Lo que sí me intriga es Estados Unidos, es pensar que los errores del pasado no hayan sido aprendidos. Y me pongo a imaginar si alguien, en alguna junta de consejo de Ford Motor Company, comentara mostrando una gráfica de ventas en una enorme pantalla en la sala, que hay un mercado de cuatro millones de vehículos en Estados Unidos en el que la marca del Óvalo Azul no está presente, si su Jefe Ejecutivo James Hacket, no pensaría, al menos de manera instintiva: “¿Por qué nosotros no estamos ahí?”. Justo ahí, donde estarán muchos millones de consumidores más, cuando el precio del petróleo mande nuevo a las nubes el precio de la gasolina y todos quieran volver a comprar sedanes.

Temas

Lee También

Comentarios