Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

¿Intervención electoral rusa o intervención norteamericana?

Por: Carlos María Enrigue

¿Intervención electoral rusa o intervención norteamericana?

¿Intervención electoral rusa o intervención norteamericana?

A propósito de distintas columnas en diversos diarios se ha discutido la aparente amenaza de que en las elecciones de este año se inmiscuya Rusia con afanes desestabilizadores. Así, el creciente desarrollo de las plataformas informativas o de propaganda, según se vea, como Russia Today o Sputnik, les resulta a algunos la prueba más clara de que el dictador ruso tiene un interés particular en que gane determinado candidato, más aún, afirman, si sus tradicionales peones han sido contratados para lanzar arengas, como en el caso de John Ackerman.

Ante tal amenaza no ha sido tardada la respuesta desestimando la misma ya sea con sarcasmo – en videos hechos por rusos con una muy fluido acento castellano neutro – o con amenazas a quienes señalaron el riesgo, como León Karuze. A él le contestan que, dado que trabaja en Univisión se infiere él es a su vez agente de los americanos.

Evidentemente, como sucede en los alegatos de Twitter, termina el asunto en mentadas de madre, referencias a lo judío de Krauze o al nacimiento norteamericano de John. Pero en todo esto vale preguntarse si alguno o ambos tienen razón en apuntar los riesgos que existen de una intervención electoral por parte de otro país.

Y habrá que preguntarse si realmente México se ha encontrado exento de intervenciones extranjeras, de toda clase, de todo monto. La verdad de las cosas es que múltiples países a lo largo de nuestra historia han influido o tratado de influir en la vida política de esta nación.

Así quizá no esté tan mal León en pensar que John, consciente o inconscientemente, le esté haciendo el caldo gordo al Kremlin, pues ciertamente la elección de López Obrador sería lo más disruptivo que se le pudiera presentar a Estados Unidos dentro de las opciones políticas que van a jugar en esta elección.

Igualmente, no es descabellado entender la acusación de Ackerman en cuanto a que es Krauze – o los Krauze – quienes velan por los intereses americanos.

No sé de que nos espantamos.

Lo que sí, es que es bastante conveniente que las cosas se digan por su nombre. Y si de repente hay un interés superior por medios rusos en atender favorablemente una candidatura pues deberemos levantar la ceja y preguntarnos qué gana ese país al apoyar a López Obrador; mismo caso tratándose de Anaya o Meade a quienes podemos, sin lugar a dudas, señalar como cercanos ideológicamente a Estados Unidos.

El tema es, al momento de votar, decidir cuál esfera de influencia te es menos intolerable. Ahí, ayuda pensar el estilo de vida que tienen los países que están alineados con unos y con otros, la reflexión de por cuánto tiempo le seremos útiles a uno y otro, y con eso podremos proyectar una expectativa de lo que le espera al país por lo menos en el plano internacional.

Vote por quien le de la gana, vea las fuentes de información que a usted le gusten, pero no tema saber que dichas fuentes tendrán intereses particulares de por medio y eso, por feo que suena, no es tan terrible.

Temas

Lee También

Comentarios