Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
Ideas |

Futbol sin balón

Por: Ernesto López Mota

Futbol sin balón

Futbol sin balón

-La polémica que se desató en el partido entre Chivas y Toluca por la decisión del árbitro, Jorge Antonio Pérez Durán, de anular una acción de gol al atacante de los Diablos Rojos, Enrique Triverio, deja en evidencia que el Video Assitant Referee (VAR) como se aplica en México todavía no es una herramienta confiable que pueda ayudar cabalmente a los silbantes.

-Y es que para jugadas en la línea de gol el VAR como se utiliza en nuestro país no funciona, la prueba está en la enorme cantidad de opiniones que generó el gol anulado a Triverio, interpretadas por expertos, entrenadores, jugadores, dirigentes y público.

Por lo tanto el tema aquí no es decidir si el gol debió contar o fue bien anulado, el asunto es que la Liga MX no utiliza como ayuda adicional al VAR la herramienta aprobada por FIFA para jugadas en la raya de gol denominada “Ojo de Halcón”.

-El sistema Ojo de Halcón se compone de siete cámaras en cada portería que forman una imagen en 3D del balón, el cual lleva instalado un microchip que asegura con total exactitud si rebasa la línea de gol. Si el sistema detecta que el balón sobrepasa la línea, de inmediato manda una notificación al reloj del árbitro, que decide al instante si debe pitar gol. Lógicamente el Ojo de Halcón es un sistema caro que cada club de la Liga MX debiera instalar en las dos porterías de su estadio y dotar a los árbitros del reloj correspondiente.

-Por lo tanto el VAR en México se atiene a una tecnología limitada a la hora de tomar decisiones de jugadas en raya de gol, además, hay que recordar que cada televisora que posee los derechos de transmisión del club local suministra las imágenes a la cabina del VAR y que la colocación de las cámaras de televisión en cada estadio corresponde al criterio de la televisora en turno.

-A todo lo anterior hay que agregar cuatro pecados que cometió el silbante, Jorge Antonio Pérez Durán, en la acción de gol anulada a Enrique Triverio.

El primero es dar por bueno el gol y luego retractarse ante la indicación del VAR.

El segundo es no tomar una decisión rápida, ya sea de sostenerse en validar la anotación o reanudar el juego con balón a tierra ante la instrucción del VAR.

Aquí hay que hacer un paréntesis, porque el árbitro puede atender la indicación del VAR sin consultar el monitor o ante la duda puede consultar el video.

El tercero es dudar por largos minutos qué tenía que hacer, si ver o no el monitor.

El cuarto es no pedir más imágenes al VAR para aclarar su duda, se conformó con una.

Finalmente, retrasar el juego siete minutos para tomar su determinación fue imperdonable.

Temas

Lee También

Comentarios