Lunes, 29 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El encuentro de los líderes de Norteamérica

Por: Luis Ernesto Salomón

El encuentro de los líderes de Norteamérica

El encuentro de los líderes de Norteamérica

El encuentro de los jefes de Estado de Norteamérica marcó el inicio de una nueva etapa en las relaciones en la región. La reunión se dio en medio del proceso de recuperación económica luego del impacto de la pandemia de COVID-19; cuando en los Estados Unidos se aprueban las propuestas económicas del presidente Biden y entre las diferencias que en materia económica y de regulación que mantienen tanto México como Canadá con los Estados Unidos. 

Queda claro que los temas geopolíticos fueron la prioridad. Quizá el más trascendente es la decisión de los Estados Unidos de retomar la visión de la región Norteamericana como un bloque, frente al ascenso económico, militar y político de China. 

En ese sentido, la integración de las redes de telecomunicaciones, en donde se tomarán medidas para evitar el riesgo del espionaje, la oferta energética compartida, y la autosuficiencia de las cadenas de suministro fueron temas centrales. 

Para México, esto significa abrir oportunidades para la relocalización de plantas industriales que desean trasladarse de Asia hacia Norteamérica. La necesidad de fortalecer el abasto en la región para no depender de otras regiones se ha vuelto crítica. 

Por otra parte, la pandemia ha dejado en evidencia la debilidad de los mecanismos de salud pública en las tres naciones, y por ende se planteó la necesidad de innovar en mecanismos de producción y suministro, no solo de vacunas, sino de otro tipo de fármacos y equipo médico en la región. 

El tema de la salud se convierte en prioridad para la seguridad de las tres naciones. En tercer lugar está la agenda para enfrentar la crisis climática y la transformación para la producción de energías sustentables. Eso significa que México habrá de reforzar las medidas en la materia con todo lo que esto significa en materia de regulación. 

Y en cuarto sitio está el tema migratorio, que antes estaba enmarcado en los problemas fronterizos, adquiere cada vez más relevancia, como fenómeno no sólo regional sino hemisférico, que requiere de medidas profundas para atacar las verdaderas causas que impulsan la emigración de las personas. 

Ese fue uno de los temas de mayor relevancia para la parte mexicana en su enfoque para fomentar el empleo y las inversiones en Centroamérica y el Sur de nuestro país.  

Pero también se habló de cooperación en materia de aplicación de la ley, y de asegurar que los flujos en las fronteras y puertos estén controlados y sean legales, y de hacer todo lo posible para tratar la migración irregular de forma segura y humana. 

Y aunque la reunión incluyó compromisos concretos para establecer programas en relación con la migración para beneficiar a más de medio millón de personas, y medidas en materia de seguridad para combatir el tráfico ilegal de armas a México y el de drogas a Estados Unidos, y con  Canadá se planteó la cooperación en el sector hidroeléctrico, lo esencial es el mensaje decidido de continuar con la integración luego de la pausa que significó la administración Trump.

Respecto a la forma cómo se desarrollaron las reuniones vale la pena señalar que el Secretario de Estado adjunto Brian A. Nichols en un encuentro con la prensa el viernes pasado detalló “Se suponía que las cosas iban a terminar alrededor de las 6:30; en realidad terminaron después de las 9 de la noche.  Así que pudimos abarcar una gran variedad de temas”.

En esta variedad se incluyeron las preocupaciones respecto a la democracia en el hemisferio y en ese sentido dijo: “Todos estamos comprometidos a asegurar que este sea un hemisferio que respete la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos. 

El Presidente Biden se refirió en particular a su preocupación por el tema de la corrupción y la forma en que ésta socava la democracia, y a asegurarse de que los beneficios del crecimiento económico lleguen a todos los pueblos de nuestro hemisferio. 

El Presidente López Obrador comparte esos valores y creencias, aunque también declaró su opinión de que la no injerencia en los asuntos internos de otros países, que es un principio de larga data de la política exterior mexicana, es también muy importante.  Pero todos coincidieron en que la democracia debe ser el sello de nuestro hemisferio”. 

Más allá de las declaraciones, el encuentro significa que Estados Unidos consolida con su decisión, el liderazgo en la región Norteamericana y establece como prioridades compartidas la competitividad para enfrentar a China y la agenda verde. Imperó el pragmatismo geopolítico sobre las consideraciones de coyuntura.

luisernestosalomon@gmail.com

Temas

Lee También