Jueves, 02 de Febrero 2023
Estilo |

¿Cómo es la tradicional posada mexicana?

La posada es una celebración navideña que emula la travesía que hicieron María y José, de Nazaret rumbo a Belén, para dar a luz a su hijo Jesús

Por: Óscar Ernesto Álvarez Gutiérrez

Los anfitriones fungen como hosteleros y los invitados son los peregrinos que piden alojamiento detrás de la puerta, mientras se entonan letanías para pedir posada, con velas encendidas. SUN / ARCHIVO

Los anfitriones fungen como hosteleros y los invitados son los peregrinos que piden alojamiento detrás de la puerta, mientras se entonan letanías para pedir posada, con velas encendidas. SUN / ARCHIVO

Diciembre ya está aquí y es inevitable traer a la cabeza las fiestas propias de la temporada navideña, entre ellas, las tradicionales posadas mexicanas. Una celebración que vacila entre la añoranza del pasado y su resistencia al tiempo, con sus nuevas expresiones.

Sin embargo, la tradición sigue imperando en algunos hogares mexicanos. Aunque las posadas no son exclusivas de México, y se realizan en otros países como Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, y Panamá, la forma en la que se viven en México se distinguen por particularidades muy importantes.

¿Cómo es una posada mexicana?

La posada es una celebración navideña que emula la travesía que hicieron María y José, de Nazaret rumbo a Belén, para dar a luz a su hijo Jesús. A llegar a su destino, los padres del Niño Dios no encuentran albergue, son rechazados en los lugares que piden posada, y ante esto, no les queda opción más que refugiarse en un humilde establo donde finalmente llega al mundo el hijo de Dios.

Así, en los hogares mexicanos, los anfitriones fungen como hosteleros y los invitados son los peregrinos que piden alojamiento detrás de la puerta, mientras se entonan letanías para pedir posada, con velas encendidas, y que finaliza con el cántico: "Entren santos peregrinos, peregrinos, reciban este rincón. Y aunque es pobre la morada, la morada, os la doy de corazón".

Tras el ingreso a la casa, se ofrece a los invitados una cena, regularmente típica mexicana, como son los tamales, el atole, el pozole y cualquier platillo que esté al alcance del bolsillo de quien lo ofrece. No puede faltar, desde luego, el tradicional ponche, los buñuelos, las frutas de temporada y las piñatas. 

El propósito, desde luego, es el acercamiento y convivencia entre familiares y amigos para recordar, en la fraternidad y la oración, el nacimiento de Jesús. Se espera que cada familia prepare su propia posada y ofrezca la celebración a los invitados, de forma que se realicen varias y todos cooperen desde el 16 de diciembre y hasta el 24.

La posada navideña mexicana "inundan los hogares con dulces aromas y sabores del campo mexicano, que están presentes en todos y cada uno de los alimentos que distinguen esta bella temporada", apunta el Gobierno de México.

¿Qué contiene el ponche? 

La tradicional y deliciosa bebida se elabora principalmente con frutas propias de la temporada decembrina, como son las guayabas, los tejocotes, las ciruelas pasas, manzanas amarillas, cañas de azúcar, la canela, el tamarindo, la jamaica, el piloncillo y el azúcar; todo hervido para dar ese toque especial. 

Dependiendo de la región de México, el ponche tiene algunas variaciones en su sabor e ingredientes. Incluso, para muchos, es aún más rico si es acompañado de un licor, como el ron, el tequila, mezcal o incluso el whiskey.

OA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones