Viernes, 19 de Abril 2024
Estilo |

¿Por qué mi gato no se deja abrazar?

De igual forma que las personas, cada gato tiene su propia personalidad, algunos son introvertidos e independientes, mientras que hay otros extrovertidos y buscan el contacto físico

Por: Nancy Andrade Jáuregui

Los michis que han tenido una socialización positiva con los humanos casi desde su nacimiento, suelen ser más receptivos a los abrazos. EL INFORMADOR/ ARCHIVO.

Los michis que han tenido una socialización positiva con los humanos casi desde su nacimiento, suelen ser más receptivos a los abrazos. EL INFORMADOR/ ARCHIVO.

Este martes 20 de febrero es el día mundial del gato, los cuales se caracterizan por su independencia  a la par que establecen vínculos estrechos con sus cuidadores.

Debido a lo anterior es importante reconocer la naturaleza felina de los michis y respetar sus instintos, aunque más de alguna persona ha querido abrazar a sus gatos como una acción de afecto pero ¿por qué algunos gatos no se dejan abrazar? aquí te contamos. 

Razones por las que a un gato no le gusta que lo abracen 

De igual manera que las personas, cada gato tiene su propia personalidad, algunos son introvertidos e independientes por lo que prefieren mantener cierta distancia.

Mientras que hay otros extrovertidos y buscan el contacto físico, por ejemplo algunas razas felinas con pedigrí como del ragdoll o laperm, suelen ser sociales y dependientes.

Por otro lado, los gatos comunes sin raza, los cuales suelen ser la mayoría de los michis domésticos, pueden variar en su nivel de docilidad. Por ejemplo, factores como su origen, si fueron gatitos en situación de calle o criados en el interior de un hogar, influyen en su comportamiento y en su disposición para el contacto físico con humanos.   

En ese contexto, los michis que han tenido una socialización positiva casi desde su nacimiento, suelen ser más receptivos a los abrazos. 

Señales de que un gato no está feliz con los abrazos 

Los gatitos se comunican a través de su lenguaje corporal, sin embargo, cuando los abrazamos pueden interpretarlo como una amenaza, por lo que intenta huir o defenderse. 

  • Orejas hacia atrás: Si las orejas del gato están pegadas hacia atrás cuando lo abrazamos, es una señal de incomodidad.
  • Cola agitada: Si su cola se mueve muy rápido de una manera inusual, representa estrés e irritación. 
  • Intento de escapar: Si el michi lucha abiertamente por liberarse de los brazos, está claro que no quiere. 

NA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones