Jueves, 17 de Junio 2021
Estilo | Gastrónomo callejero

Para despejarse un poco

La Cueva de Don Cenobio es una excelente opción para satisfacer al paladar 

Por: @superchofo

La Cueva de Don Cenobio. Grandes platillos en Tequila, Jalisco. ESPECIAL

La Cueva de Don Cenobio. Grandes platillos en Tequila, Jalisco. ESPECIAL

Desde julio de 2019 la chef Karla Castro ha dado personalidad a la Quinta Sauza, en Tequila, Jalisco y es que no es para menos, el lugar es hermoso y su menú se distingue por sus caprichos y sus antojos.

Es vital salir de la ciudad en estos tiempos, aunque sea por unas horas, escaparse con tu pareja, disfrutar el camino y la plática, y tener un momento para uno sin el bullicio de la ciudad. Así pues, nos dispusimos a ir el viernes pasado a probar el menú del que tanto había escuchado. Reservamos y en cosa de una hora desde mi casa hasta el restaurante, estábamos sentados disfrutando del primer coctel de bienvenida.

Pedimos el menú de degustación de seis tiempos y tres cocteles (aunque en realidad fueron cuatro) $950 P/P, tenían un mano a mano con el chef Marco Valdivia del restaurante Emiliano, de Tepic, Nayarit (E).

Los tiempos fueron: tartar de callo de hacha (E), Tostada de pulpo (La cueva de Don Cenobio (CDDC), Robalo y Huerto (E), cordero y maíz (CDDC), Temporada de nanchi (E) y calabaza y lavanda (CDDC)

En realidad, nuestro veredicto fue dos a uno; es decir: nos gustaron más dos platos de la chef Karla Castro y uno de Marco Valdivia, sin demeritar el buen sabor de todo; pero si alguno tenía que ganar pues así fue nuestra puntuación: una entrada, un platillo fuerte y un postre (cada chef), de inicio el tartar de callo de hacha espectacular, delicado y de un sabor suave pero muy profundo con un emplatado hermoso; marinado en aceite de limón real, salsa de tomatillo, chile ancho y mix de amaranto. Una entrada para recodar. Imagina que vienes de manejar una hora e inicias con esta frescura, muy rico. 

Los platos de la Chef Castro que nos gustaron fueron: cordero y maíz. Eran un par de blocs de cordero confitados (esta técnica en la que sumerges en aceite a baja temperatura durante un tiempo prolongado la proteína, dando como resultado una suavidad y un sabor profundo). Estaba muy tierno y tenía una costra de maíz morado, una verdadera delicia, sin olor ni aftertaste fuerte como a veces pasa, se deshacía en el tenedor al cortarlo, el plato tenía unas líneas de puré de aguacate que daban sabor. El postre me sorprendió, calabaza y lavanda. Era un puré de calabaza caramelizada al tequila, tenía algunas semillas garapiñadas y una natilla de lavanda. Estaba bueno lo que sigue, con muchas capas de sabor y texturas, crocantes, aromas y dejos dulces y a veces un poco salado, me encantó tanto a la vista como al paladar, debe ser un must cuando vayan.

Estarán haciendo estos eventos en donde invitarán a distintos chefs a realizar un mano a mano con entradas, platos fuertes y postres, por lo que hay que estar atentos. Pero si te late salir de la ciudad por un rato y comer muy rico, La Cueva de Don Cenobio es un excelente lugar para hacerlo.

¡Sé feliz!

TOMA NOTA

La Cueva de Don Cenobio

D. Calle Luis Navarro 70, La Villa, 46400, Tequila, Jal.
H. De martes a domingo de 12:00 a 18:00 horas.
T. 33 2825 6518.

Comida: * * * * *

Lugar: * * * * *

Ambiente: * * * * *
 

Temas

Lee También