Jueves, 02 de Abril 2020

Dalú y Carlos aprovechan el brillo de "La Academia"

La ganadora y el tercer lugar del reality se sienten en el mejor momento

Por: El Informador

Dalú y Carlos Torres. La ganadora y el tercer lugar de La Academia continuarán con sus carreras musicales aprovechando lo obtenido en el concurso musical. ESPECIAL

Dalú y Carlos Torres. La ganadora y el tercer lugar de La Academia continuarán con sus carreras musicales aprovechando lo obtenido en el concurso musical. ESPECIAL

El pasado domingo 23 de febrero llegó a su fin una edición más de “La Academia”, emisión de TV Azteca donde Dalú —de 24 años y originaria de Culiacán, Sinaloa— se convirtió en la ganadora del reality show mexicano de talentos, además de ganarse un millón de pesos. El segundo lugar fue para la hondureña Angie, y el tercer puesto se le otorgó a el tapatío Carlos Torres; ambos con un premio económico de 100 mil pesos.

Pero ahí no pararon las sorpresas. Y es que antes de saberse el resultado final, Héctor Martínez, director de “La Academia”, y Arturo López Gavito, crítico del desempeño de los participantes, le compartieron a Adal Ramones —conductor del programa— que se convertirían en una agencia de representación para promover el talento de los académicos, en principio para hacer una gira con ellos al interior de la República, además de Honduras y Guatemala, y que también estarían trabajando en un sello digital para promover su música.

En entrevista, la ganadora Dalú y el tercer lugar de la competencia, Carlos, dialogan sobre las emociones de haber pertenecido a un proyecto como este. “La verdad es que todavía es un shock ganar el primer lugar de un proyecto tan importante para México, no es tan fácil de asimilar”, anota Dalú, quien tomó con sorpresa escuchar su nombre como triunfadora.

“Me puse muy nerviosa, estaba tomando de la mano a Angie y miraba al piso. Mi forma de desestresarme mientras escuchaba el nombre, era agradecer todo lo que había aprendido en ese escenario, las lágrimas que había dejado, todo el dolor, toda la felicidad, que ya no iba a pisar ese lugar jamás, que era la última vez que iba a reír y a llorar. Entonces, cuando dieron mi nombre, me tomó por sorpresa, me alegré, festejé, pero a las horas siguientes, con la prensa, las fotos, las entrevistas, me dije, ‘¡wow, sí está pasando esto!’”.

Sobre lo que considera Dalú que fue el detonante para que el público le haya dado el primer lugar, señala que fue la manera transparente en la que se dio a conocer: “Fue ser esa mujer empoderada y fuerte que saqué semana tras semana y que por más comentarios buenos o negativos, nunca dejaba que eso me asustara y eso fue un ejemplo que quisiera transmitírselo a las chicas allá afuera, que por más que haya cosas malas, tenemos que seguirnos parando la una con la otra”.

Dalú comparte que habrán unos días de descanso en lo que se reúnen con los involucrados en la gira, señala que no ha pensado que hará con el dinero ganado, pues éste se lo entregan en seis meses aproximadamente, lo que sí sabe es que quiere desarrollarse como una músico integral en voz y composición, su estilo está dirigido al pop y le gustaría en algún futuro realizar colaboraciones con otros exponentes, así también escribir canciones para ellos; radicará con su familia en la Ciudad de México.

Dalú. La la joven de 24 años de edad, originaria de Culiacán, Sinaloa se coronó con el Primer Lugar de La Academia. TWITTER/@lacademiaazteca

De alma ranchera

El tapatío Carlos Torres viene de una familia dedicada a la música, sobre todo la bravía. Es de su interés seguir desarrollándose en el género vernáculo, en la final de “La Academia” tuvo la oportunidad de hacer un dueto con Aida Cuevas en el tema “El pastor”.

“En estos meses de ‘La Academia’ hubo de todo, etapas que fueron complicadas, un choque de emociones impresionante, porque cada semana vives una experiencia nueva y todo el tiempo estás aprendiendo, fueron cuatro meses intensivos. Estoy muy feliz con este tercer lugar, creo que entregué todo para este proyecto”.

Explica además que el tercer lugar por sí no es tan importante como toda la gran experiencia que vivió.  “Me hubiera dado lo mismo ser el quinto, el cuarto, el primero o segundo lugar, porque la verdad lo que buscamos en ‘La Academia’ es trascender y estoy muy feliz y emocionado”. Para Carlos, parte de los momentos más memorables de estar en el reality, fue compartir con las distintas personalidades que participan domingo a domingo con ellos, por ejemplo, David Bisbal que estuvo en la final.

Sobre el género ranchero, destaca que el camino está marcado y ahí se desarrollará. “La música vernácula es a la que me quiero dedicar toda la vida, la llevo en la sangre desde mi familia”. Su abuelo fue manager de Los Potros y la Banda Móvil, “la música salvó a mi familia, mi papá subía a los camiones para cantar y ganar unas monedas y que pudiera llegar la comida a mi casa. Todos en mi familia comenzaron a hacer música porque era el medio donde recibíamos un ingreso. Mi mamá era la secretaria de Los Tigres del Norte, pero también de mi abuelo”.

Carlos Torres. El tapatío lleva la música en la sangre. TWITTER/@lacademiaazteca

Dejan atrás los malos entendidos

Durante la competencia, entre Dalú y Carlos se comenzó a gestar una relación más allá de la amistad, sin embargo él tenía un noviazgo, esto desencadenó que hubiera una controversia que iba más allá de la música, hubo mucho drama, pero al final todo culminó y las rencillas quedaron en el olvido.

“Lo más complicado para mí fue el mitote, eso fue lo más difícil, lo más fuerte para mí que al final me ayudó a crecer bastante. (Del talento) En el escenario es de lo que se tuvo que haber hablado todo el tiempo, lamentablemente no fue así al principio, pero me dio mucho gusto que al final, hasta las críticas eran objetivamente a mí trabajo y lo que yo quería expresar”, señala Carlos.

Por su parte, Dalú puntualiza: “Yo era una persona que siempre se callaba sus sentimientos, pero aquí en ‘La Academia’ me dijeron que no tiene nada de malo. Fue algo de dos, algo en lo que admití mis sentimientos y me expuse a que pasara lo que pasó, pero yo sabía que me hacía responsable de mis actos y al final nos dimos cuenta que no iba por ahí la cosa, y ahora somos muy amigos, nos respetamos y todo está muy bien”.

JL
 


 

Temas

Lee También