Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Octubre 2019

México, blindado contra aranceles en autos

El 17 de febrero el Departamento de Comercio de EU determinará si las importaciones automotrices afectan la seguridad nacional, mas México tiene exenciones en vehículos de pasajeros, camiones ligeros y autopartes

Por: El Informador

Al año, no pagan arancel 2.6 millones de vehículos vehículos de pasajeros mexicanos exportados a Estados Unidos. AFP/K. Nogi

Al año, no pagan arancel 2.6 millones de vehículos vehículos de pasajeros mexicanos exportados a Estados Unidos. AFP/K. Nogi

El Departamento de Comercio de Estados Unidos tiene hasta el 17 de febrero para entregar los resultados finales de la investigación realizada bajo el cobijo de la Sección 232, la cual busca determinar si las exportaciones de autos a su país representan un riesgo a la seguridad nacional y, de ser así, se establecería un arancel de 25 por ciento, sin embargo, México tiene un blindaje contra esta medida. 

Mediante una carta paralela negociada en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por el exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo, EU exceptúa de potenciales gravámenes a 2.6 millones de vehículos de pasajeros exportados anualmente de México a EU; a todos los camiones ligeros exportados desde México a EU; y a 108 mil millones de dólares de autopartes nacionales (en valor en aduana). 

“Como parte de los acuerdos alcanzados en el momento en que se llegó al T-MEC, los dos países socios de EU, tanto Canadá como México, quedarían exentos de cualquier eventual aplicación de la 232 en vehículos”, dijo Francisco de Rosenzweig, exsubsecretario de Comercio Exterior. 

Esta carta paralela entraría en vigor en el momento en que Estados Unidos decidiera establecer el arancel de 25 por ciento a las importaciones de vehículos ya que, de acuerdo con Moisés Kalach, coordinador del consejo consultivo de negociaciones internacionales del Consejo Coordinador Empresarial, “no tiene relación” con la ratificación del acuerdo. 

Para el empresario, aún no hay claridad sobre la investigación 232 en autos, esto aunado al cierre del gobierno americano que ocasionó el retraso de ciertos procesos, como por ejemplo, de investigaciones comerciales. 

“Hay que esperar un poco, el cierre de gobierno detuvo los procesos y las negociaciones de agenda están sucediendo, además hay elecciones pronto (en EU). (A pesar de ello) sí creo que el acuerdo de la 232 en autos que obtuvimos sería una excelente red de protección si entra la 232”, dijo Kalach en entrevista.

A pesar de que la carta paralela es una buena oportunidad temporal, principalmente para los autoparteros, las repercusiones que esto podría tener a largo plazo no son positivas. AFP/O. Scarff

Ventaja temporal 

Para Luis Rossano, miembro del cuarto de junto y director general de RPC Consulting Group, empresa del sector automotriz, el ‘seguro’ negociado por Guajardo le daría ventaja competitiva temporal a México en un escenario en donde, tras la investigación, el Departamento de Comercio determinara establecer los gravámenes. 

“Si de repente vendieras 3 millones significa que 400 mil autos sí tendrían arancel, pero lo divides entre 3 millones de autos, quiere decir que tendrías un arancel chiquitito (en promedio) comparado contra Asia y contra Europa, si es eso, México nunca había estado mejor ni más competitivo, nunca, contra Europa y contra Asia, y lo mismo Canadá y EU, porque tenemos esa ventaja de que 2.6 millones específicamente desde México no pagamos arancel”, dijo Rossano en entrevista. 

El empresario consideró que, a pesar de que la carta paralela es una buena oportunidad temporal, principalmente para los autoparteros, las repercusiones que esto podría tener a largo plazo no son positivas. 

“Son noticias temporales buenas porque a la larga ni una guerra comercial con China, ni una guerra comercial con Asia y Europa de esta naturaleza, con los autos, son buenas, no por el peso específico de lo que significa la venta, sino por el peso específico que tiene la idea, si tú inicias una guerra comercial de autos con un país, prácticamente tienes guerra comercial con otro país, sobre todo si son manufactureros, si estamos hablando de Europa y estamos hablando de Asia”, agregó Rossano. 

Para el empresario, la “convulsión” que estaría generando EU podría ser contraproducente para la misma población americana, ya que, una guerra comercial en el sector automotriz encarecería los precios de los automóviles, cuestión que la misma iniciativa privada del país vecino le advirtió a su presidente desde hace tiempo. 

“Lo que va a pasar es que lo vas a encarecer (el auto), si tú deseas que tu pueblo americano tenga coches americanos tienes que saber que los van a poder pagar, pero si están caros, menos gente los va a poder comprar”, agrega. 

En 2018, las exportaciones de vehículos ligeros desde México hacia Estados Unidos ascendieron los 1.88 millones de unidades, lo que representa un incremento de 8 por ciento con respecto a su año anterior. 

Esto significa que, si las exportaciones de automóviles ligeros mantuvieran este mismo crecimiento anual, el cupo establecido por México en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte se ‘llenaría’ en los próximos cinco años.

Temas

Lee También

Comentarios