Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018

Preparación boxística al estilo Jalisco

El campeón mundial Óscar Valdez hace campamento en Guadalajara para preparar la defensa de su título ante el británico Scott Quigg en marzo próximo

Por: El Informador

Óscar Valdez está concentrado en su preparación de cara a su pelea ante el británico Scott Quigg. EL INFORMADOR/F. Atilano

Óscar Valdez está concentrado en su preparación de cara a su pelea ante el británico Scott Quigg. EL INFORMADOR/F. Atilano

Óscar Valdez parece un tipo común: estatura apenas por encima del promedio (1.67), no lleva un corte de cabello extravagante ni algún sello característico muy notorio más allá de sus tatuajes. Viste una chamarra del América, también es fanático de los Naranjeros de Hermosillo, dos de las instituciones deportivas más populares del país. Parece un tipo común, pero no lo es.

Entre otras cosas, Óscar es un formidable atleta. Un joven de 27 años nacido en Nogales que hoy por hoy está en la cúspide del pugilismo. Así lo dice el cinturón que lo acredita como campeón del mundo peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), mismo que ha defendido con éxito desde aquel julio de 2016 cuando noqueó al argentino Matías Rueda.

El próximo marzo irá por su cuarta defensa ante el británico y ex campeón del mundo Scott Quigg, un rival que sólo ha caído una vez y lo hizo contra alguien como Carl Frampton, otro top del boxeo mundial.  

Ante este nuevo reto el campamento de Óscar tuvo una sede impensada: un sonorense con las puertas abiertas en Estados Unidos decidió venir a Jalisco para prepararse. El Parque Metropolitano, el Bosque de La Primavera y la Perla Tapatía, han hospedado de manera silenciosa al púgil mexicano.
 
— ¿Por qué Guadalajara?

— Escogí aquí por varias razones, pero la principal fue para tomar altura. Vamos a pelear en Carson, donde es a nivel del mar. Pensamos también en el Otomí, pero las cosas no se prestaron y teníamos varios años siendo invitados por mi amigo Rafael Espinoza, ahora le tomamos la palabra.

— ¿Por qué dejar Los Ángeles?

— Aunque somos de Nogales y vivimos en Hermosillo, 100% de los campamentos los hemos hecho en Los Ángeles, ya se convirtió en nuestra casa y ya no estamos tan concentrados como deberíamos. Mucha gente también va al gimnasio a estudiarnos y saber qué estamos haciendo. Aquí es perfecto, tenemos unas instalaciones donde estamos encerrados en el gimnasio.

— ¿Cómo te ha tratado la ciudad?

— Yo ya había venido y le tengo un gran cariño a la ciudad, como amateur aquí tuve mis torneos grandes como el Mundial Sub-19 y los Juegos Panamericanos. Me encanta aquí, todo se facilita: sparrings, médicos, todo está a la vuelta. En Los Ángeles para apartar una cita con un médico te toma dos días, llegar al consultorio te cuesta casi tres horas.

— Diciéndolo de otra manera, ¿aquí has tenido paz?

— Esa es la palabra correcta, he estado en paz, mi mente está 100% enfocada en la pelea. Estoy muy tranquilo, descanso, llego con buena actitud al gimnasio y entrenamos fuerte. En cuanto termino es a descansar, no a manejar una hora y media como en Los Ángeles.

— ¿Entonces Guadalajara podría convertirse en la sede fija de tus preparaciones?

— A mí me encantaría usar esta ciudad como mi zona de entrenamiento, estamos aislados de toda tentación porque nos quedamos en el gimnasio, sin embargo esto es cuestión de que todo el equipo esté contento aquí. Ojalá quisieran quedarse.

— ¿Qué esperas de tu próxima pelea?

— Yo espero al mejor Scott Quigg. Ya antes nos enfrentamos como sparrings en algún momento y fue una guerra, esta pelea debe ser mejor. Al público le va gustar esta pelea, el estilo de él y el mío se favorecen por ir al choque. No tengo nada personal contra él, pero avanza él o avanzo yo. Mi sueño es ser uno de los mejores de la historia, él está en mi camino y hay que eliminarlo.

— ¿Qué enseñanza te han dejado tus últimas defensas?

— Sobre todo en las últimas dos creo que he madurado mentalmente, me han hecho saber que no a todos mis rivales los voy a noquear, ahora sé manejar mi energía arriba del ring, ya no la descargo toda en ciertos rounds. Ahora sé que hay que boxear, no sólo dar una guerra. Llegué a un punto donde me acostumbré a noquear, pero ahora veo las cosas diferentes.

— ¿Sigues cómodo en pluma o has pensado en subir?

—Sí he pensado en subir, pero la verdad estoy cómodo en pluma. Siento que si subo a superpluma estaría en desventaja porque estoy muy chaparro para esa división. Todavía no he embarnecido para esa categoría, pero sí llegué a pensar en subir porque no se me daban las peleas que quería; ahora ya se me dio una (Quigg) y tengo que aprovechar.

— Luego de Quigg, qué rival te gustaría enfrentar, ¿Gary Russell, Abner Mares o Leo Santa Cruz?

— Cualquiera de esos sería bueno, ojalá se me diera la oportunidad. No es que esté pensando en ellos porque tengo una pelea en frente, pero sería muy atractivo pelear con Mares, a quien conozco muy bien y somos amigos. Incluso hemos bromeado y nos hemos dicho que hay que pelear. Con Santa Cruz también creo que sería buena pelea. Con Russel me llama la atención porque tiene el título del Consejo Mundial de Boxeo, que es el que siempre he querido, el que soñé de niño, el que tuvo Erick Morales y (Julio César) Chávez.

— ¿Qué tan difícil sería que se dieran estas peleas?

— Son peleas que sólo se hablan de momento porque ellos tienen otros promotores y es complicado. Muchas veces no me gusta ni mencionarlo porque pudiera verse como una fantasía, la gente podría decir que lo digo porque sé que no se van a hacer, pero en verdad lo quiero.

— Son rivales fuertes, ¿te preocupa perder tu invicto?

— A mí no me da miedo perderlo, muchos lo cuidan demasiado y hacen peleas fáciles. A la gente no la haces tonta, sabe qué es el boxeo y no les vamos a jugar el dedo en la boca. La gente sabe cuándo es una pelea buena. Chávez, Morales, Márquez y Barrera, todos ellos tuvieron derrotas y no dejaron de ser grandes.

— ¿Qué tan difícil es ser amigo de tus posibles rivales?

— Es diferente, mucha gente sí lo puede tomar personal. Si yo hablo con Santa Cruz probablemente nos vayamos a comer o algo, pero a la hora de estar en el ring la amistad sale volando por la ventana, yo le voy a querer arrancar la cabeza y él a mí también. O come su familia o come la mía.

SABER MÁS
Defensas de su título

Contra Genesis Servania el 22 de septiembre de 2017.
Contra Miguel Marriaga el 22 de abril de 2017.
Contra Hiroshige Osawa el 5 de noviembre de 2016.
Próxima defensa: contra Scott Quigg el 10 de marzo de 2018 en el StubHub Center de Carson, California.

NUMERALIA
Su récord

23 victorias
19 nocauts
0 derrotas
0 empates

Temas

Lee También

Comentarios