Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017

Deportes

Día de campo en el Azteca

Los Patriotas no pasan mayores apuros para vencer a unos inoperantes Raiders en el Coloso de Santa Úrsula
Danny Amendola es abrazado por Rob Gronkowski después de capturar el segundo pase de anotación de Tom Brady de la tarde. AFP/B. Mendes

Danny Amendola es abrazado por Rob Gronkowski después de capturar el segundo pase de anotación de Tom Brady de la tarde. AFP/B. Mendes

México volvió a vibrar con la fiesta de la NFL, aunque en esta ocasión sólo apareció un invitado en la cancha del Estadio Azteca.

En su primer encuentro de temporada regular en suelo mexicano, los Patriots de Nueva Inglaterra dominaron a placer a un inoperante equipo de los Raiders de Oakland para vencerlo por marcador de 33-8.

El brazo de Tom Brady lució en los inicios del encuentro para regalarle a sus fanáticos su primera alegría al encabezar una serie al ataque con duración de 7:07 minutos que culminó con un pase de 15 yardas para Dion Lewis, quien ingresó a las diagonales después de eludir a dos defensivos para inaugurar el marcador a favor de los campeones.

Jugar en el Estadio Azteca, un privilegio: Tom Brady

Fue tanta la presión con la que jugó el conjunto californiano, que Derek Carr entregó el ovoide cuando parecía que la jugada grande llegaría para los Raiders. En un intento de pase largo para Johnny Holton, el ovoide le rebotó en el pecho, ocasionando que Duron Harmon captura el regalo devolviéndole la posesión a los de Massachusetts en la yarda 18 de su propio territorio.

Con la misma tranquilidad del primer periodo, los “Pats” llevaron las riendas del encuentro para el segundo cuarto. Bastó con que Brady buscara a Danny Amendola, uno de sus receptores predilectos, para sumar otros siete puntos a su favor. Con un lanzamiento de cinco yardas, el mariscal estrella de la NFL finiquitó una seguidilla de nueve jugadas y 80 yardas recorridas en el segundo cuarto.

La pesadilla siguió para los “Malosos”, ya que cuando más cerca estaban de romper el cero, una nueva entrega del ovoide sacudió a la de por sí maltrecha ofensiva de Oakland. Con 44 segundos por jugar, Carr lanzó un pase de 12 yardas para Seth Roberts, quien en su intento por obtener mayor ganancia fue despojado del ovoide para que luego lo recuperara Jonathan Jones.

No hubo necesidad de mover las cadenas de parte del ataque de Nueva Inglaterra al inicio del tercer cuarto, ya que Brady sacó un escopetazo de 64 yardas que cayó en las manos de Brandin Cooks, quien llegó a las diagonales sin nadie que le incomodara para sumar otro touchdown en la cuenta de los visitantes cuando apenas habían transcurrido 54 segundos en el reloj.

Fue tanta la efectividad del equipo dirigido por Bill Belichick, que incluso su pateador, Stephen Gostkowski, estuvo fino para seguir sumando puntos a favor de los cinco veces campeones de la NFL al lograr cuatro goles de campo, uno de ellos de 62 yardas el finalizar la primera mitad.

Fue hasta el último periodo cuando los de la Bahía se hicieron presentes en el marcador con una conexión de Carr para Amari Cooper de 9 yardas, ya sin mayores esperanzas de reacción.

Con el triunfo obtenido en el México Game 2017, los Patriots se ubican con marca de 8-2 en la cima del Este de la Americana, mientras que los Raiders siguen con marca perdedora de 4-6 en el Oeste del mismo circuito.

Felipe Romero / Enviado

LA CIFRA

5 victorias consecutivas de los Patriots ante Oakland.

 

MOMENTOS CLAVE

El hubiera no existe
Abajo 14-0 en el marcador, los Raiders se ubicaron en zona roja en los últimos minutos de la primera mitad. En primera oportunidad en la 15 de los Patriots, Derek Carr completó con Seth Roberts, que en la yarda tres perdió el ovoide, dejando escapar la oportunidad más clara de Oakland cuando el duelo aún no se les iba de las manos.

Kilométrico
Después de que Nueva Inglaterra recuperara el balón suelto de Roberts, la ofensiva de los Pats avanzó hasta la yarda 42 de los Raiders y con cinco segundos por jugar en la primera mitad, Stephen Gostkowski (#3) sacó provecho de la altura de la CDMX y pateó un gol de campo de 62 yardas, el más largo en la historia de la franquicia de los Patriots.

Emociones a flor de piel
Rescatistas, paramédicos, enfermeras, militares y policías que ayudaron en el rescate de personas tras los sismos de septiembre, fueron homenajeados en el medio tiempo, al ser recibidos con un ensordecedor aplauso de los más de 77 mil aficionados que se dieron cita ayer en el Estadio Azteca.

LA FIGURA
Tom Brady

Por algo es considerado uno de los mejores mariscales de campo de la historia, y en esta ocasión no quedó a deber ante los fanáticos mexicanos al sumar 339 yardas por aire y tres pases de anotación. El líder de la ofensiva de los Patriots completó 30 de 37 lanzamientos, incluyendo uno de 64 yardas para Brandin Cooks que sentenció el destino del encuentro frente a los Raiders, al darle una ventaja a Nueva Inglaterra de 24 puntos apenas transcurridos 31 minutos de juego.

Con su actuación de ayer, Brady, que llegó a 82 encuentros en su carrera lanzando para 300 yardas o más, también se convirtió en el primer mariscal de campo en la historia de la Liga en lanzar para al menos 300 yardas y tres pases de anotación en un juego de temporada regular de NFL en tres países distintos: Estados Unidos, Inglaterra y México.

 

Temas

Lee También

Comentarios