Viernes, 23 de Octubre 2020

Barcelona tropieza en su visita al Getafe

Los Blaugranas no aprovecharon su oportunidad de quedarse con la cima de la Liga de España 

Por: EFE

Lionel Messi no pudo hacerse presente en el marcador. AFP / G. Bouys

Lionel Messi no pudo hacerse presente en el marcador. AFP / G. Bouys

El Barcelona se estrelló contra la trampa táctica de José Bordalás y perdió 1-0 frente al Getafe, que triunfó con el planteamiento de un entrenador que consiguió anular al conjunto blaugrana con un parado defensivo casi impasable coronado con el tanto de penalti de Jaime Mata.

Barcelona amaneció ante el peor Getafe posible durante la primera media hora, en la que no pudo respirar por la presión asfixiante de los diez guerreros de José Bordalás. Desde los dos de arriba, el colombiano Juan Camilo "Cucho" Hernández y Jaime Mata, hasta los cuatro de abajo, todos se aplicaron a fondo para desestabilizar la idea de Koeman.

El técnico neerlandés rotó con la cabeza puesta en el Ferencvaros y sorprendió con la inclusión del francés Ousmané Dembélé y de Pedri. También estrenó a Sergiño Dest a pierna cambiada en el lateral izquierdo por la baja de Jordi Alba y, por lo menos durante el tramo inicial del choque, parecía que poco funcionaba en un grupo a merced del empuje azulón.

En los primeros treinta minutos, el Barcelona apenas pudo sujetar la pelota. Menos aún, encontrar huecos para salir al contragolpe. Siempre había algún jugador del Getafe acosando a sus rivales, sin tiempo para pensar y dar salida a la verticalidad que anhela Koeman. A excepción de un disparo al palo de Messi, el cuadro blaugrana no presentó ninguna versión de la mejor parte de su currículum. 

Para la parte complementaria, el guión volvió al del inicio del choque, con el Getafe otra vez con aire y fuerzas para presionar al Barcelona en la salida de la pelota.

Lo consiguió y, al contrario que en la primera media hora, obtuvo su premio gracias a un penalti claro de Frenkie De Jong sobre Djené Dakonam que no falló Jaime Mata.

Con el 1-0, Koeman movió el banquillo y sacó al campo a los dos sacrificados al inicio: Ansu Fati y Coutinho salieron por Dembélé y Pedri, que se despidió con buena nota tras firmar un primer acto excepcional.

Al final, Bordalás se llevó la victoria moral pese al último remate al palo en propia meta de Djené en el tiempo añadido. Triunfó su táctica y el técnico alicantino por primera vez pudo celebrar sumar tres puntos ante un grande: jamás había ganado al Real Madrid, al Atlético o al Barcelona. Por fin lo consiguió. 

AJ

Temas

Lee También