Miércoles, 08 de Julio 2020
Economía | Autos

Qué sí y qué no hacer cuando manejas en temporada de lluvias

La conducción en asfalto mojado es una de las condiciones más complicadas para hacerlo, aquí te damos unos consejos enfocados en tu seguridad

César Cerda

El temporal de lluvias está aquí y con ello debemos de tomar nuestras previsiones para que nuestros traslados sean seguros. Esto debería se ocurrir siempre, pero en esta temporada es importante poner énfasis en nuestro vehículo para evitar accidentes, los cuales crecen gracias al piso húmedo.

Es por eso que te damos algunas indicaciones de seguridad que debes aplicar, y no solo hablamos de tu coche, también debes de saber cómo reaccionar cuando te encuentres en alguna situación que puedes encontrar en un camino lluvioso.

1

Antes de salir

Las precauciones inician desde antes de salir a manejar e incluso desde antes de subirse al auto, pues debes revisar las condiciones generales del vehículo.

Limpiadores: El limpiaparabrisas debe funcionar de manera correcta, por lo que debemos de hacer pruebas antes de salir. Revisa las hojas limpiadoras y que el depósito cuente con líquido para eliminar la suciedad del cristal frontal, regularmente muy útil después de que la lluvia terminó. En caso de que las hojas estén dañadas, puedes comprarlas en casi cualquier refaccionaria, solo asegúrate que sean de la misma medida y hacer la instalación correcta, la cual es muy sencilla.

Neumáticos: Es muy trillada la frase de que las llantas son los zapatos de nuestro vehículo, y esto tiene mucho sentido porque es la superficie que hace contacto en el asfalto para poder generar tracción y dirección correcta en nuestro camino. Es por eso que debemos verificar que se encuentren en las mejores condiciones y de manera física debemos observar que el dibujo del neumático tenga profundidad para drenar el agua y también que estén en la presión correcta, pues si esta es muy baja o alta eleva las posibilidades de accidente, sobre todo en piso mojado.

2

Más concentración en el camino

Cuando llueve debemos de tener un extra de pericia al manejar, pues no solo se ve afectado el agarre de nuestros neumáticos, también la visibilidad es menor y esto aumenta de manera considerable las posibilidades de accidente. Basta con un poco de sentido común y procurar evitar las distracciones.

3

Respeta los límites de velocidad

Es importante que con lluvia pongas aún más atención a los límites de velocidad, pues el frenado en piso mojado requiere de más espacio, por lo que la reacción debe ser muy pronta.

A veces la lluvia se traduce en calles vacías y elevar la velocidad es uno de nuestros errores comunes. Deberás evitar elevar la velocidad a toda costa, sobre todo en zonas con charcos, pues estos pueden esconder desniveles, baches o imperfecciones en el camino y podrían dañar tu vehículo u ocasionar un accidente.

Es mejor ir un poco más despacio para que nos alcancen los metros para detener nuestro coche en caso de ser necesario.

4

Espacio entre vehículos

 

La distancia entre coches debe ser respetada y la razón es la misma que en el punto pasado, pues al verse afectada la capacidad de frenada, es mejor mantener la distancia para evitar un accidente.

5

Evita áreas inundadas

Es muy común pensar que nuestro coche puede con condiciones adversas y a veces las prisas y apuros nos hacen tomar decisiones desafortunadas. Una de las más comunes es hacer circular el vehículo en zonas con acumulación de agua, que no solo puede afectar las condiciones mecánicas de tu automóvil de manera grave, también puede tener el efecto de poner en riesgo la seguridad tuya y de quienes te acompañan, así que busca vías alternas a las inundaciones.

6

Cuidado con el "aquaplaning"

El efecto llamado aquaplaning consiste en una especie de “flotación” y pérdida de tracción de los neumáticos cuando se pasa a alta velocidad por una zona de acumulación de agua.

En el mejor de los casos nos hará perder el control del coche sin consecuencias, pero con este efecto se han registrado accidentes graves, incluso fatales.

Para evitarlo circula a muy baja velocidad en las zonas con charcos o inundadas.

7

Para cruzar los charchos

Cuando atravesamos un encharcamiento perdemos tracción y por ende el control del auto si vamos muy rápido. Además, los frenos podrían no reaccionar como debe, por lo que para secar los discos haz algunas pulsaciones breves sobre el pedal del freno.

Por último, procura tener buena visibilidad y si atraviesas un charco al no quedarte de otra, procura que éste no supere la mitad de la altura de tu rin, ya que más arriba comprometes el sistema mecánico ya que podría entrar agua por los tubos de escape y llegar al motor; además evitarás ser arrastrado por la corriente.

8

Paciencia

Todos quieren llegar a casa y todos pasan por el tráfico y la lluvia. Lo mejor es asimilar la situación y esperar lo que sea necesario para poder llegar a casa. Es mejor unos minutos de retraso que un grave accidente.

Estas son solo algunas medidas que debes de tomar cuando manejas, no solo en lluvia, sino siempre, pero la cautela debe aumentar cuando las condiciones del camino y el clima no son las mejores.

Temas

Lee También