Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 09 de Diciembre 2018
México | HISTORIAS DE REPORTERO POR CARLOS LORET DE MOLA

Mauricio Fernández Garza debería estar arrestado

No lo han querido tocar. Por cierto, es panista, millonario y popular entre los habitantes de su ciudad

Por: EL INFORMADOR

El presidente municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León, denunció que un capo lo tenía amenazado de muerte, luego en su toma de posesión el 31 de octubre de 2009 reveló que este capo, Héctor “El Negro“ Saldaña, había sido ejecutado horas antes de que las autoridades reconocieran su cadáver en un asesinato firmado, en cartulina, por “El jefe de jefes”.

Ese mismo día, el alcalde del municipio más rico de América Latina admitió en declaraciones a los medios de comunicación, que le da la vuelta a la Constitución y contrata “equipos especiales de limpieza y trabajo rudo” para combatir criminales más allá de las facultades policíacas y gubernamentales.

Mauricio Fernández Garza encargó a un desconocido la depuración de su Policía, lo hizo su informante de confianza y le pagaba como tal, hasta que este desconocido fue arrestado, pues resultó ser Alberto Mendoza Contreras “El Chico Malo”, brazo derecho de Arturo Beltrán Leyva, conocido como “El jefe de jefes” (que había firmado el servicio de quitar del camino al que amenazaba al edil). Lo aceptó públicamente tras la detención, ocurrida el 18 de marzo de este 2010.

Mauricio Fernández Garza fue exhibido durante su campaña política, el 12 de junio de 2009, cuando se difundió la grabación de uno de sus actos privados, en donde decía “lo que voy a tratar de hacer, porque los propios Beltrán están de acuerdo…” es montar “todo este apartado de seguridad que ellos tampoco están en contra porque es para sus propias familias”, tras presumir que “mucho de que San Pedro está en paz es porque aquí lo controlan los Beltrán Leyva”.

Es decir, en cosa de nueve meses, la opinión pública registró cuatro evidencias acompañadas de sendas declaraciones de viva voz del presidente municipal sampetrino que confirman que se asoció con un cártel de la droga, que le protegía uno de los narcos de mayor relevancia en la historia contemporánea de México, a cuyos operadores entregó el manejo de la Policía local para que combatiera a los delincuentes (rivales), a cambio de que, de entrada, pudieran tener a los suyos viviendo ahí sin contratiempos.

A Mauricio Fernández Garza lo más que le ha pasado es que ha sido citado tres veces a declarar ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada contra la Delincuencia Organizada (SIEDO). Y fuera de esas tres sesiones, sigue tranquilo, circulando, despachando, declarando, ¿gobernando? en absoluta y plena libertad. No lo han querido tocar. Por cierto, es panista, millonario y popular entre los habitantes de su ciudad.

Saciamorbos

No hay Ferrari de siete millones de dólares. Eran pesos, los de la cotización del Enzo rojo del hijo de Romero Deschamps, “el dueño de Pemex”, como le ubican en Miami.

Temas

Lee También

Comentarios