/contenidos/2008/02/16/noticia_0033.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Junio 2018
México | Dentro de 10 a 15 años, 80% del campo mexicano estará al cargo del trabajo femenino.

El campo mexicano será de las mujeres

En 10 años el 80% de la tierra estará al cargo de su trabajo. Según la presidenta de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales, María Esther Terán; cerca del 40% está en sus manos actualmente.

Por: EL INFORMADOR

Notimex.- El futuro del campo se encuentra en las mujeres, ya que el 80 por ciento de la tierra quedará en 10 o 15 años en sus manos a pesar de las condiciones de pobreza y falta de oportunidades registradas históricamente en el sector rural.


En entrevista con Notimex, la presidenta de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR), María Esther Terán Velázquez, señaló que actualmente cerca de 40 por ciento de la propiedad rural está en manos de las mujeres.


Terán Velázquez, la primera mujer en ocupar la presidencia de esa organización campesina en 60 años, aseguró que "día a día se va aumentando ese porcentaje", porque ellas son, en la mayoría de los casos las depositarias del patrimonio familiar cuando falta el varón.


Así, con los años la propiedad rural va a quedar en manos de las féminas, incluyendo la parte ejidal, ya que los ejidatarios designan a sus sucesores y en muchos casos ponen a su mujer y después a los hijos, anotó.
Sentenció que la mujer es la depositaria y la encargada de vigilar el patrimonio de la familia en cualquier forma de la tenencia de la tierra, al igual que en la propiedad urbana.


Por ello, dijo, las mujeres tienen que responder al gran reto que se tiene como nación, porque ellas van a ser las dueñas de la tierra, por lo que es necesario tener programas que las ayuden a incursionar a un campo productivo que dé respuesta al país, principalmente para su autosuficiencia alimentaria.


"La mujer ha ido cobrando esos espacios, ha ido legitimando su presencia en las actividades que siempre ha tenido pero que no se veían porque estaba ayudando o apoyando al varón, tanto en el campo como en otras actividades", afirmó.


La titular de la CNPR destacó que entre los retos que deben enfrentar las mujeres se encuentra el conseguir la creación de polos de desarrollo, "empresas ancla" que permitan arraigar a las familias del sector rural y tener a quien entregar su esfuerzo.


A su vez, un diagnóstico que efectuó la Procuraría Agraria destaca que no se ha logrado cristalizar la equidad en el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de las mujeres rurales, ni las desigualdades entre sexos en los diversos grupos sociales.


En México, la población rural se conforma por 24.2 millones de personas que habitan en 196 mil localidades menores de dos mil 500 pobladores y se caracteriza por vivir en condiciones de pobreza inferiores a la gente que vive en las grandes ciudades.


El grado de marginación en estas localidades no es homogénea, ya que varía entre entidad federativa y grupos sociales, aunque este fenómeno es mayor en localidades que no han sido beneficiadas por el desarrollo económico y social.
De acuerdo con el citado estudio, en las zonas urbanas la pobreza alimentaria es de 7.5 por ciento, mientras que en el medio rural asciende a 24.5 por ciento y el porcentaje nacional es de 13.8 por ciento.


En este caso, los porcentajes de pobreza más grandes se ubican en el sector rural, lo que se traduce en un alto grado de marginación y falta de oportunidades para el desarrollo de su población, misma que tiene un ingreso insuficiente para alimentarse aceptablemente.


En este contexto viven 12.3 millones de las mujeres rurales, lo que representa más de la mitad de la población rural del país, según datos del II Conteo Nacional de Población y vivienda del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).


Además, la jornada de trabajo de las mujeres es de más de 12 horas dentro y fuera del hogar, labor que llevan a cabo para proporcionar alimentación a sus familias, precisa el estudio de la Procuraduría Agraria.


Las mujeres rurales representan uno de los actores más pobres en el medio rural, por lo que requieren de más apoyos, principalmente en educación, ya que el analfabetismo femenino en zonas rurales e indígenas es de 7.7 por ciento superior al de los hombres.


A pesar de estas desventajas, las mujeres rurales construyen su propio crecimiento, su capital humano y desarrollo comunitario, donde en siete de cada 10 hogares campesinos la mujer es el único soporte o apoyo de la economía familiar.


El estudio "La integración económica de las mujeres rurales: un enfoque de género", establece que en la ruralidad mexicana uno de los sectores con más marginación es el indígena, rubro en el que 50.7 por ciento del total de la población son mujeres y el resto hombres.


En un análisis efectuado por el diputado Isidro Pedraza Chávez, se menciona que la mayoría de las mujeres indígenas se levantan antes de que salga el sol y comienzan a trabajar sin tregua, mientras que las menores tienen pocas oportunidades de educación.


"Las mujeres indígenas desde pequeñas ayudan a sus madres en las labores domésticas, saben que se casarán muy jóvenes y sin poder elegir a su compañero, siendo la mayoría víctimas de la explotación", alude el estudio.


La investigación revela que en general las mujeres indígenas son quienes padecen más la pobreza, son las peor alimentadas, las más afectadas en cuanto a la salud y las que más tienen que trabajar.


NOTIMEX/ EL INFORMADOR/ Redacción/ EMD 16/ 02/ 08

Temas

Lee También

Comentarios