Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017
México | Veracruz, Guerrero, Michoacán y Tamaulipas son los peores para ellos

Cuatro estados, los más peligrosos para periodistas

Veracruz, Guerrero, Michoacán y Tamaulipas son los peores para los que ejercen este oficio
En Guerrero, periodistas viven codo a codo con la violencia que ha dejado más de mil 400 muertes. EL INFORMADOR / ARCHIVO

En Guerrero, periodistas viven codo a codo con la violencia que ha dejado más de mil 400 muertes. EL INFORMADOR / ARCHIVO

CIUDAD DE MÉXICO (05/JUL/2017).- Veracruz, Guerrero, Michoacán y Tamaulipas son estados "extremadamente peligrosos para los periodistas", ante la corrupción, impunidad y delincuencia organizada que hay en México, muestra el Índice de libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras.

La CNDH ubica a las mismas cuatro entidades entre las seis que concentran el mayor número de homicidios de periodistas. De los 128 comunicadores asesinados desde el año 2000 a la fecha, 20 fueron ejecutados en Veracruz, 14 en Guerrero, 13 en Tamaulipas y seis en Michoacán.

En Guerrero, trabajan bajo fuego

Los reporteros en Guerrero trabajan bajo fuego. Se mueven en zonas donde políticos y grupos delictivos han impuesto el silencio y la autocensura carcome sus textos.

En 40 días, —del 13 de mayo al 27 de junio—, han sido agredidos 20 reporteros y sus agresores están identificados. Son gobernantes, funcionarios, policías e integrantes del crimen organizado. En Guerrero la violencia contra la prensa viene siempre de los mismos frentes.

Las agresiones van desde insultos y descalificaciones, pasan por el robo, el hostigamiento y la amenaza, y llegan hasta el encañonamiento y los disparos. Pese a eso, muchos no están dispuestos a dejar de informar. Su trabajo, explican, es que no gane la impunidad, que no se imponga la barbarie. Las agresiones contra periodistas se dan en una entidad donde la muerte no comprende de límites. Sólo en 2017 ya suman más de mil 400, según recuentos periodísticos. Los reporteros, como los demás guerrerenses viven codo a codo con la violencia.

Documentar la violencia

Israel Flores está en la línea telefónica. Está enlazado con sus compañeros que celebran una asamblea de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (Apeg) en Chilpancingo. Israel es el corresponsal del diario El Sur y también es reportero del periódico local el Despertar del Sur. Desde hace años ha reportado cientos de muertes, enfrentamientos, secuestros y la descomposición en una zona donde la las armas se han impuesto: la Tierra Caliente. Ahora, es de los pocos que reportea la disputa que libran Los Tequileros y la Familia michoacana.

Antes de responder, Israel explica que no llegó a la asamblea de la Apeg porque ahora entrar y salir de esa región es un peligro. Sus palabras tienen sustento: las carreteras son controladas por los grupos delictivos. Un ejemplo: el pasado 13 de mayo en la carretera Iguala–Tierra Caliente, a la altura de Acapetlahuaya, 100 hombres armados detuvieron a siete reporteros que salían de la zona después de cubrir los bloqueos que supuestamente realizaron delincuentes. Les quitaron todo: cámaras fotográficas, de video, documentos personales, grabadoras, computadoras, celulares, dinero y una camioneta.

En ese contexto, Israel informa todos los días. Dice que se siente amenazado y que junto con sus compañeros han tomado como medida de protección la autocensura.

Temas

Lee También

Comentarios